Alemania, Holanda, Suecia o Dinamarca son países en los que la zoofilia ya está tipificada como delito. No es el caso de España, donde los abusos sexuales a animales se cometen con total impunidad.

Recientemente El Mundo ha publicado un reportaje en el que se da testimonio de la impunidad con la que proxenetas explotan sexualmente a perros que han sido “adiestrados desde pequeños para un único fin: practicar sexo con personas”. Pero los perros no son las únicas víctimas. Otros animales como caballos, ovejas o burros son también víctimas habituales de los zoófilos.

Los animales son seres sintientes y vulnerables, cuya defensa y protección depende exclusivamente de otros humanos. Debido a su total indefensión, deben ser especialmente protegidos frente a sus abusadores y por eso hemos iniciado esta petición. 

España no puede quedarse, una vez más, a la cola de la defensa de los derechos de los animales y convertirse en un paraíso para violadores de animales. No podemos tolerar que nuestro país esté en el grupo de países a los que los zoófilos europeos acuden para cometer sus fechorías impunemente.

Por todo ello, pedimos al Senado español que tipifique las agresiones sexuales a animales como delito en el Código Penal. Firma esta petición y ayúdanos a conseguirlo.

Letter to
Senadores de los distintos Grupos Políticos Senado de España
Las prácticas sexuales que tiene por víctimas a animales indefensos se comete con total impunidad en nuestro país. Es por ello que deben estar contempladas en el Código Penal español, ya que es una conducta socialmente reprochable y que deja impunemente desvalidos a millones de indefensos animales en manos de sus abusadores sin que las autoridades puedan actuar para perseguir estos casos y que sean juzgados por nuestros Jueces y Tribunales.

Los animales son seres sintientes y vulnerables, cuya defensa y protección depende exclusivamente de otros humanos, siendo esta circunstancia, la especial indefensión, la que hace que deban ser especialmente protegidos frente a sus abusadores. No en vano el derecho comparado ya prevé sanción penal para tales conductas en otros países de nuestro entorno como Reino Unido, Alemania y también Holanda.

No podemos permitir que nuestro país se convierta, debido al limbo jurídico existente, en el paraíso de todos los depravados zoófilos europeos donde puedan cometer sus fechorías impunemente.

El reproche jurídico-penal vendría no tanto del resultado más o menos lesivo para el animal producto del abuso sexual, sino del abuso en sí y de la utilización del animal como un objeto sexual sin tener en cuenta que es un ser sintiente que debe respetarse y no debe ser vejado ni abusado para el placer de nadie.

En España estamos a punto de acometer una profunda reforma de nuestra legislación penal que se está tramitando como Anteproyecto de Ley. Estamos a tiempo de abordar esta necesidad que sin duda redundará en una herramienta más para todos los que trabajamos en la defensa de los animales y para la sociedad en su conjunto, que se verá protegida frente a gente sin escrúpulos que es capaz de cometer cualquier aberración contra los seres más indefensos y desprotegidos de la sociedad, con el único objeto de satisfacer sus meras perversiones sexuales.

Es un acto de justicia que sometemos a su consideración y que creemos supondrá un gran avance en la defensa de los animales en España.

Have a question?

If you need more information or would like to contact the petition starter you can reach out to them directly.