Quiero poder correr en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Me llamo Sara Andrés y soy atleta Paralímpica. A los 25 años perdí mis dos pies en un accidente. Desde entonces he luchado por volver a caminar, a trabajar y, por último, a correr. Descubrí en el atletismo una manera de superarme cada día y también de demostrar a los demás que las desgracias se pueden superar y sacar lo mejor de uno mismo.

Comencé a competir en 2015 y al año siguiente, en 2016, participé en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Competía en las pruebas de 400 metros, 200 metros y 100 metros. En 2017, en el Mundial de Londres, conseguí ser tercera del mundo en las que eran mis pruebas predilectas: el 400 metros y el 200 metros. 

Conseguir dos medallas fue un triunfo personal enorme que me llenó de satisfacción y de ilusión, confirmando que, aunque muchas veces la vida es terriblemente dura, otras puede ser un regalo. Y en ese momento, el más dulce de mi vida, se nos comunicó que para los siguientes Mundiales y Juegos Paralímpicos ya no iban a existir las pruebas que tanto amaba y que se me empezaban a dar bien. 

Nos quitaron el 200 metros y el 400 metros. Sin ninguna explicación. La tristeza me invadió, pero al cabo de poco tiempo ese sentimiento se convirtió en frustración e indignación, pues no nos habían quitado las pruebas a todos los atletas por igual.

Resulta que los hombres continúan compitiendo en el 400 metros. Es más, las mismas compañeras con las que competimos y que solo tienen un pie amputado, siguen compitiendo en el 200 metros, del que solo hemos sido excluidas las dobles amputadas.

Es por ello que os pido ayuda. Para luchar contra las injusticias, para que todos los atletas, hombres y mujeres, independientemente de nuestro grado de discapacidad, tengamos las mismas pruebas. Las mismas oportunidades de mostrar al mundo lo que somos capaces de hacer.

Por eso te pido que te sumes a mi campaña firmando para pedir al Comité Paralímpico Internacional que nos permitan participar en estas pruebas sin ser excluidas por ser mujeres o por ser dobles amputadas. 

No solo pido ayuda por mí misma, si no por las miles de personas con discapacidad para que tengan las mismas oportunidades. Es muy importante que los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021 reflejen esa paridad, esa igualdad y ese mismo trato que se supone que abogan y que lucen en sus estatutos y que hoy en día no parece cumplirse. 

Creo que entre todos podemos pedir que las dobles amputadas, denominadas como T62, podamos correr el 400 metros, como lo hacen los hombres, y el 200 metros, como nuestras compañeras amputadas unilaterales, denominadas T64, antes de que se celebren los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2021. 

Es urgente que pidamos igualdad y paridad en los Juegos Paralímpicos.

Inglés I Italiano