Petition Closed
Petitioning Honorable Senador Luis Emilio Sierra (Comisión V)

Firma para decirle al senador Emilio Sierra que Colombia exige la Ley Anticrueldad Animal

Este jueves 26/abril en el Senado de la República se conoció que en el Congreso está engavetada la ley que establece una serie de castigos a los ciudadanos por el maltrato a los animales. El autor de la ley, el senador Jorge Eduardo Londoño, dijo que el ponente del proyecto, Luis Emilio Sierra Grajales, no ha permitido que se adelante al menos un debate. Aunque la iniciativa lleva varios meses en el Congreso, todavía no es discutida. Por eso, varias organizaciones le entregaron a Londoño 40 mil firmas para respaldar su iniciativa. “Esta es una expresión autónoma de la sociedad civil, obviamente llamando al Congreso para que adelante el trámite y se den los debates. La opinión pública quiere saber qué va a pasar con esta ley”, sostuvo. ¿Qué dice la ley? *Evitar cualquier maltrato animal *Prohibición a los vehículos de tracción animal *Prohibición para utilizar animales en laboratorios A su turno, Natalia Parra, de la Plataforma Defensora de Animales, -en la entrega de las 40 mil rúbricas- dijo que en Colombia “hay una gama impresionante de vejámenes de maltrato a los animales”. “Hemos sabido de muchos casos de zoofilia y por eso buscamos que ahora sea penalizada. Quien viole animales deberá pagar por ese delito, según lo que dice este proyecto”, aseguró. Por: Elespectador.com
Letter to
Honorable Senador Luis Emilio Sierra (Comisión V)
Dentro de los elementos constitutivos de la evolución moral de las sociedades, así como del abordaje integral que un Estado que busca la "mayoría de edad" (en términos kantianos), debe tener; la consideración por todas las formas de vida, juega un papel central.

Es conocido por todos y todas nosotros y nosotras, que en usted ha recaído la responsabilidad de la ponencia del Proyecto de Ley 165 de 2011 "Por el cual se establecen normas de protección animal y se dictan otras disposicones"

Así mismo, es conocido para todos nosotros, por medio del portal del grupo aficionado a las corridas "Asotauros", que usted ha asumido un rol de "padrino" de las corridas, asunto que explica su demora en la radicación de un informe de ponencia y lo cual nos obliga a entender que su posición es contraria a la naturaleza de este Proyecto.

Por tal razón, los ciudadanos y ciudadanas aquí firmantes, queremos manifestarle de manera breve, los siguientes puntos:

En su condición de representante del Pueblo Colombiano en la Rama Legislativa del Poder Público, usted debe ser eso: representante del querer de la sociedad civil; independientemente de quien pueda ser su grupo o nicho electoral.

La mayoría de colombianos estamos en contra de los actos de violencia, sean estos perpetrados ya sea, contra humanos, los animales o el medio ambiente. Lo cual hace legítimo lo aquí planteado.

El Proyecto que se encuentra en su despacho, regula una serie de temas referentes a la protección de los animales en nuestro país: cobija la fauna silvestre y la fauna doméstica y establece salidas concretas a tantas problemáticas que afectan miles de seres vivos en nuestro territorio.

El Proyecto 165 de 2011, ha sido el producto de una construcción rigurosa en términos de realidad práctica y jurídica, a partir de consultas realizadas a expertos en diversas materias, organizaciones protectoras y trae un grande y valioso bagaje de proyectos anteriormente estructurados en otras iniciativas legislativas.

El Proyecto contiene una base de derecho comparado con naciones vecinas y similares, así como con naciones con mayor grado de avance en diversos ámbitos. Con lo anterior es importante informarle, que varios países hermanos y con condiciones históricas, poblacionales, presupuestales, etc., similares, ya presentan grandes avances al respecto, con lo cual es evidente que Colombia está en mora de generar cambios legislativos en la materia.

Cada vez son mayores las manifestaciones vía medios de comunicación, redes sociales, marchas y plantones a lo largo y ancho del país, donde la ciudadanía expresa su repudio a la violencia con los animales. Es importante que usted sepa que la pasada versión de la Marcha Mundial por los Derechos de los Animales (octubre de 2011), sólo por mencionar el caso de Bogotá, se reunieron más de 20.000 personas. Así mismo en varios distritos y municipios del país la misma marcha contó con cantidades muy significativas de asistentes (Adjuntamos fotos a modo de comprobación); todos, clamando por un país acorde con el respeto a la vida y la dignidad animal y por una ley de protección animal.

Son cada vez más las Instituciones prestas a realizar labores por los animales (urbanos y rurales), tan sólo requiriendo un marco jurídico de acción y competencias legales.

El Proyecto de Ley utiliza como base para varias de las temáticas tratadas, el caso práctico de la ciudad de Medellín, que ha demostrado cómo el ejecutivo puede optimizar recursos y trabajo para generar bienestar y libertad (según el caso) a los animales, generando un valor agregado al bienestar de la ciudadanía.

A partir de la radicación del proyecto, son muchas las personas que se encuentran a la expectativa del desarrollo y aprobación del mismo. Esto indistintamente a posición política, religiosa, edad, lugar de habitación (rural o urbano) o condición económica.

En aras de lograr que Colombia finalmente cuente con una Ley adecuada de Protección Animal, como iniciativa de la sociedad civil, la Plataforma Colombiana por los Animales, en conjunto con diversas organizaciones de varias regiones del país, inició la campaña denominada: Por el SÍ del Congreso a la Ley Anti-crueldad Animal. Con ella se han podido recolectar firmas físicas en varias ciudades del país (algunas de las cuales (alrededor de 35.000, a modo de apertura) ya las radicamos el pasado jueves 26 de abril en la Secretaría de la Comisión V de Senado) y seguiremos radicando, hasta tanto seamos escuchados.

La evolución moral y ética, experimentada por los pueblos, debe ser un proceso que sigan en paralelo sus representantes y por tanto, pese a aficiones personales, corresponde a estos llevar la "vox populi" a las leyes o políticas. Ya puede tomar usted como elemento de respaldo la Sentencia T-666 de 2010, emitida por la Corte Constitucional, en donde, entre otros aspectos, se reconoce la capacidad de sintiencia de los animales (incluidos por supuesto los que son utilizados en los espectáculos de los cuales hace mención la excepción de la ley 84 de 1989), es clara al establecer que el dolor debe mitigarse en todo caso mientras estas actividades existan, establece que el legislativo puede tomar la decisión del frente a la no continuidad de los festejos crueles con animales, independientemente de la tradición y limita de antemano la realización de estos.

Por último, Honorable Senador Sierra, es importante recalcarle, que pese a que los animales no tienen la posibilidad de manifestarse o ir a quejarse a las diferentes instancias por las distintas agresiones de las que son objeto y mucho menos votan, hacen seguimiento a desarrollos legislativos o posturas de los gobernantes o legisladores; sí existimos (y cada vez más generalizados), seres humanos que abogamos por ellos, participamos en la dinámica democrática, hacemos seguimiento, difundimos lo que pasa, nos manifestamos y somos ojos, oídos y voces de aquellos que están experimentando sufrimiento innecesario, mientras usted lee estas letras.

Por todo lo anterior, aquí estamos Senador, atentos y activos; "no como movimiento social, sino como sociedad en movimiento", como ciudadanos conscientes, solicitando a usted: contribuya con su ponencia y gestión, para que los animales sean sujetos de protección en Colombia.