Petition Closed

En apoyo a los profesionales sanitarios que se niegan a abandonar a los inmigrantes #NoalApartheidSanitario


El próximo 1 de septiembre entrará en vigor la reforma legal que excluye a los inmigrantes irregulares del acceso a la salud. Es una medida cobarde que incrementará el sufrimiento y la incertidumbre de miles de hombres, mujeres y niños, y que establecerá en nuestras sociedades un verdadero apartheid sanitario. Por si fuera poco, la medida supone un ahorro cuestionable y genera riesgos para la salud pública.

Afortunadamente, un número importante de profesionales de los servicios públicos de salud se ha levantado en contra de esta reforma. Son médicos, enfermeros y  enfermeras, administrativos y personal de servicios que se niegan a acatar una norma injusta que vulnera los fundamentos éticos de su profesión. Diferentes colectivos profesionales y sindicales han llamado a la objeción de conciencia, de manera que los inmigrantes en situación irregular sigan siendo atendidos en aquellas comunidades autónomas que han decidido seguir adelante con esta reforma. El Ministerio de Sanidad ha respondido negando este derecho y amenazando con sanciones administrativas.

El derecho de todos a unos servicios de salud de calidad constituye una línea roja que nunca debería ser traspasada. Los objetores a esta ley dignifican nuestra sociedad y nos hacen mejores. Demuestran que no todo vale frente a una crisis que amenaza con destruir algo más que la economía. Estamos orgullosos de su valentía y de su ejemplo y queremos demostrarlo.

Apoya esta petición para impulsar el movimiento de objeción de conciencia contra la reforma sanitaria y exigir al Gobierno que dé marcha atrás en esta injusta medida.

#NoalApartheidSanitario

Acabo de firmar la siguiente petición en apoyo a los profesionales sanitarios que se niegan a abandonar a los inmigrantes #NoalApartheidSanitario

El próximo 1 de septiembre entrará en vigor la reforma legal que excluye a los inmigrantes irregulares del acceso a la salud. Es una medida cobarde que incrementará el sufrimiento y la incertidumbre de miles de hombres, mujeres y niños, y que establecerá en nuestras sociedades un verdadero apartheid sanitario. Por si fuera poco, la medida supone un ahorro cuestionable y genera riesgos para la salud pública.

Afortunadamente, un número importante de profesionales de los servicios públicos de salud se ha levantado en contra de esta reforma. Son médicos, enfermeros y enfermeras, administrativos y personal de servicios que se niegan a acatar una norma injusta que vulnera los fundamentos éticos de su profesión. Diferentes colectivos profesionales y sindicales han llamado a la objeción de conciencia, de manera que los inmigrantes en situación irregular sigan siendo atendidos en aquellas comunidades autónomas que han decidido seguir adelante con esta reforma. El Ministerio de Sanidad ha respondido negando este derecho y amenazando con sanciones administrativas.

El derecho de todos a unos servicios de salud de calidad constituye una línea roja que nunca debería ser traspasada. Los objetores a esta ley dignifican nuestra sociedad y nos hacen mejores. Demuestran que no todo vale frente a una crisis que amenaza con destruir algo más que la economía. Estamos orgullosos de su valentía y de su ejemplo y queremos demostrarlo. Apoya esta petición para impulsar el movimiento de objeción de conciencia contra la reforma sanitaria y exigir al Gobierno que dé marcha atrás.

#NoalApartheidSanitario