Durante muchos años se ha luchado por los derechos de todas las personas con diversidad funcional, se ha buscado su lugar en el mundo y gracias a la ayuda de asociaciones y de mucho trabajo de mucha gente, se ha ido encontrando ese pequeño huequecito, aunque todavía queda muchísimo por hacer.

El 30 de noviembre de 2006 la Ley de Dependencia fue aprobada de forma definitiva en el Pleno del Congreso de los Diputados con una amplia mayoría. De repente aprueban esta ley, ¿saben ustedes lo que significo esto? Esto supuso para muchísimas familias que tenían personas dependientes en casa un aire fresco que permitía poder tomar un pequeño respiro.

El 13 de Julio de 2012 el gobierno hizo un decreto, en el que se provocaban muchos recortes en la ley de dependencia. Recortes que afectan tanto a las personas dependientes como a los cuidadores. Estos recortes significan un grave retroceso, en el que se deja a mucha gente y sus familias en una situación mucho más complicada, y en algunos casos, insostenible y desesperada.

¿Saben cuánto puede costar una silla de ruedas?, ¿o un logopeda?, ¿o un fisioterapeuta tan importante en la vida de estas personas?, ¿y los medicamentos que puedan necesitar, o la ayuda de esa tercera persona para poder descansar cuando tu cuerpo no puede más? Son muchísimos los gastos y nadie parece acordarse de que existimos.

La ley de dependencia, a parte de aportar calidad de vida a la persona dependiente, también se la aporta al cuidador o el familiar que lo atiende. Y casi siempre ese familiar ha sido una mujer, ya sea la madre o la hija, ya que en este país tan anticuado y atrasado, ese siempre ha sido el “rol” de la mujer, estar en casa para dedicarse al cuidado del familiar en situación de dependencia.

Cuando por primera vez en la historia de este país se aprobó esta ley que da derechos a las personas con diversidad funcional y proporciona apoyo al familiar, muchas de las familias pudieron recibir algo de ayuda. Muchas enfermedades implican tener necesidades que cuestan un buen dinero, un asistente personal o cuidador, cosas de ortopedia como sillas de ruedas, gruas etc., la fisioterapia, medicinas y demás. Y en algunos casos necesitan ciertas terapias que cuestan mucho dinero. A parte hay gente que necesita ayuda las 24h al día, y los familiares necesitan un descanso, ya que hay enfermedades muy fuertes, y el hecho de estar todo el día prestando atenciones y cuidados, agota bastante a la persona. Y a parte provocan, en muchos casos, ansiedad, estrés y depresión.

En muchas familias hay unos sueldos muy normalitos de poco más de mil euros o menos. Cuando de repente un familiar sufre alguna enfermedad, esa persona requiere de atenciones y cuidados, y como comprenderéis esos sueldos no permiten pagar a un asistente o cuidador. Esto provoca que la mujer tenga que dejar su trabajo para poder atender a su familiar, saliendo del mercado laboral. Es decir con este tajo a la ley de dependencia, se provoca que muchas mujeres vuelvan a quedarse en casa.

Una ley de dependencia hecha como tiene que ser y sin recortes crea empleo y aporta una enorme calidad de vida, tanto a la persona dependiente como a sus familiares. El bienestar de un pueblo aporta muchísima más “riqueza” a un país, que la fortuna más grande que se pueda imaginar.

Que no nos recorten la ley de Dependencia , ¡¡POR TODOS!!

Letter to
Ministra de Sanidad y Seguridad Social Ana Mato
Presidente del Gobierno Mariano Rajoy
Las personas firmantes del presente documento:

1. Nos oponemos a los recortes y a las siguientes reformas que su gobierno está aplicando en la ley de dependencia:
- Recortes del 15% de las prestaciones.
- Copago en residencias o centros de días de hasta el 90% (pudiendo tener que hipotecar la vivienda en un 5% de su valor catastral).
- El cuidador tiene que vivir en la misma vivienda que la persona dependiente.
- Al cuidador no se le paga la seguridad social. No pueden cotizar.

2. Creemos que el tajo o recorte de 483 millones de euros (283 millones a principios de 2012, y 200 millones más en el decreto del 13 de julio), no hacen más que hundir ésta maltratada ley. A parte perjudica gravemente la situación de decenas de miles de españoles en situación de dependencia y sus familiares.

3. Creemos que los impagos y la nula aplicación en muchas comunidades autónomas atentan contra la dignidad de los españoles en situación de dependencia. Se están vulnerando derechos de gente que está en muy mala situación.
4. Queremos que su gobierno junto a la ministra de sanidad y otros gobiernos autonómicos, no vean los presupuestos para la ley de dependencia como gastos, sino como una inversión que retorna ingresos al estado por la generación de empleo. Además con las atenciones que se generan en las personas dependientes, se reduce el gasto sanitario. Queremos un cambio de mentalidad!!

Por todo ello pedimos:
- Quitar el recorte que está entre el 15% y el 90%

- Volver a la estructura de grados y niveles que había antes del decreto del 13 de Julio de 2012. Y aumentar la intensidad hora/mes para el servicio de Ayuda a Domicilio.

- Que los cuidadores vuelvan a cobrar la seguridad social.

- Que se incluya en la cartera de servicios las terapias no farmacológicas (rehabilitación u otros tipos de terapias).

- Promulgación de una Nueva Ley de Servicios Sociales más acorde con la Universalidad de los servicios.

- Prioridad de los Servicios (Centros de Día, Centros Ocupacionales, CRIS, SAD, Residencias) sobre las prestaciones económicas (dar más calidad y profesionalidad).

- Compatibilidad entre servicios y prestaciones.

- Que los dependientes moderados entren en el SAAD (Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia).

- Que se paguen con más celeridad el dinero de las retroactividades.

- Que acaben los impagos a residencias, centros de día, centros especiales de empleo y demás centros de personas con diversidad funcional.