Decision Maker

Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Perfil del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.


Does Ministerio de Empleo y Seguridad Social have the power to decide or influence something you want to change? Start a petition to this decision maker.Start a petition
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Que l@s padres trabajador@s tengan derecho a estar con sus hijos mientras están ingresados

Ayer una compañera de trabajo lloraba desconsolada porque había tenido que dejar a su bebé de 11 meses ingresado en el hospital y tenía que volver a su puesto de trabajo. Los trabajadores tenemos dos o tres días según convenio para poder cuidar de nuestros familiares directos en el caso de hospitalización. Una persona adulta puede asumir perfectamente (aunque es muy duro) pasar unos días ingresado en un hospital, pero un menor y menos un bebé es la cosa más inhumana y antinatural.  Para poder cuidar de nuestros hijos en el caso de que tengan que ser ingresados en el hospital, una vez agotados esos días, las alternativas para poder quedarnos con ellos son: ☞ Pedir una excedencia que no todo el mundo se puede permitir.☞ Agotar tus vacaciones, ha habido casos de gente que ha tenido que agotar hasta las del año siguiente.☞ Como último recurso, fingir una enfermedad y pedir una baja médica para quedar exento de tu trabajo durante ese período de tiempo. Esta última opción no es la más correcta, ya que estás cometiendo un fraude, pero si no te queda otra alternativa supongo que eso es lo de menos. ¿Cómo se puede privar a un hijo que esté malito en el hospital la presencia de su madre o de su padre por motivos laborales? Creo que hay que buscar un equilibrio para que las cosas funcionen. La falta de humanidad del mundo empresarial en el que vivimos presume de una conciliación familiar que no existe. Lo único que pido poder aliviar ese sufrimiento que alberga en ambas partes, el del hijo por no poder estar con sus progenitores y el de los progenitores por no poder cuidar de su hijo. Ayudadme a recaudar firmas con esta propuesta para que esto cambie y podamos conciliar nuestra vida familiar y laboral. Muchas gracias por vuestro apoyo.

Elena Fernandez
638,465 supporters
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social

40 años cotizando deberían ser suficientes para jubilarse sin penalizaciones de por vida

En España hay gente que tiene que trabajar 50 años para recibir la pensión completa y otros a los que les basta con trabajar 36 años. Si te parece injusto, dedícale unos minutos a esta petición y fírmala. He estado buscando información y me resulta muy curioso que la actual legislación sólo establece mínimos, pero no máximos: para poder recibir la pensión íntegra necesitas haber cotizado un número mínimo de años (36 años o más actualmente, 38 años y seis meses a partir de 2027) y tener una edad mínima, 65 años. Es decir, si yo me quiero retirar con mi pensión íntegra, sin ningún tipo de penalización, tendré que hacerlo a los 65 años y habré acumulado 45 años de trabajo, casi medio siglo trabajando. Mientras que habrá otros que podrán retirarse habiendo trabajado “sólo” 36 años, 9 menos que yo. Parece un poco injusto, ¿no?  El sistema de pensiones que tenemos en España ha costado construirlo y soy consciente de que todos tenemos que sacrificarnos un poco para garantizar su sostenibilidad en el futuro. Pero también creo que buena parte del éxito y la aceptación de este sistema residirá en su justicia y en su capacidad para reconocer el esfuerzo de aquellos que han cotizado más que el resto: no puede ser que haya gente que tenga que trabajar 50 años para poder recibir la pensión completa y que otros puedan recibir esa misma pensión con 15 años menos de antigüedad laboral. Por eso he iniciado esta petición para que, además de mínimos, el Gobierno incluya máximos en la legislación sobre pensiones. Un máximo de años cotizados (¿40 años?) a partir del cual un ciudadano pueda acceder a su pensión completa sin necesidad de llegar a los 65 años de edad.  Firma esta petición para que aquellos que más años han trabajado no sean penalizados de por vida en sus pensiones >>

Mario Tuya Entrialgo
418,508 supporters
Petitioning Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Que salvar una vida no nos deje sin trabajo

Soy donante vivo de órganos. La vida de mi hija dependía de que yo le donara parte de mi hígado. Así que me pedí unos días de baja y otros de vacaciones para poder desplazarme a Madrid y someterme a la operación. A una semana de la intervención, fui llamado al despacho del director de Recursos Humanos y me despidieron. Lo que más me dolió fueron sus palabras: "Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija". Muchas más personas de nuestra Asociación (HEPA, Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos) han vivido situaciones similares, como esta: "Para hacerme las pruebas de compatibilidad de donante para mi hijo, me desplace varios días al hospital y cuando llevé los justificantes de las pruebas a mi trabajo me indicaron que eran pruebas voluntarias y que yo no estaba enfermo y que no podían aceptar la justificación, que la solución era pedir una excedencia." Estos dos ejemplos no son casos aislados. Un porcentaje muy alto de los padres que hemos donado un órgano hemos tenido problemas laborales y en la mayoría de los casos hemos perdido nuestro puesto de trabajo. Se considera que, como nosotros no estamos enfermos, es una operación voluntaria. Claro que es voluntaria... Voluntariamente queremos salvar la vida de nuestros hijos. Y por eso se nos castiga. >>> Firma para que la Ley no permita despedir a las personas que donan órganos para salvar las vidas de otros << Las personas sanas que en vida donan un órgano a una persona enferma se enfrentan a la falta de un reconocimiento oficial de baja por incapacidad temporal. La legislación laboral española no prevé su cobertura laboral. El trasplante de hígado de donante vivo reduce la mortalidad infantil en lista de espera en torno al 30-40%. Y los trasplantes de riñón en vida permiten reducir los costes económicos y de tiempo que supone la diálisis. Por eso... EXIGIMOS una modificación legal laboral que impida que un donante cobre menos o sea despedido del trabajo por no estar protegido por una baja laboral. PEDIMOS que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante. Es de justicia que, tras el acto de contribución social realizado por el donante vivo, se le proteja de manera que esta protección permita alcanzar un equilibrio, nunca completo, entre el beneficio obtenido por la sociedad en su conjunto y el riesgo altruista asumido por parte del donante. Así, conseguiremos más donaciones, más vida. Nuestro Gobierno no puede dar la espalda al problema que se ha planteado en esta petición, máxime teniendo en cuenta lo pionera que ha sido España hasta ahora en el mundo de la donación y los trasplantes de órganos. Si crees que se deben proteger los derechos de las personas que de manera altruista, generosa y solidaria arriesgan su propia vida para salvar la de los demás, por favor firma y comparte nuestra petición. Más información: Asociación HEPA (Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos).  

HEPA
274,283 supporters
Victory
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Den a mi compañera Helena, tetrapléjica, la pensión por gran invalidez que le corresponde

Mi compañera de trabajo durante 10 años, Helena, va en silla de ruedas desde que era pequeña debido a una paraplejia que le provocó un virus llamado Guillen Barre. Aunque llegó a mover ambas manos gracias a varios años de rehabilitación, Helena ha tenido siempre inmóvil uno de sus brazos. Eso nunca le ha impedido ser súper independiente. Ella siempre ha hecho su vida sin recibir ninguna ayuda y ha luchado por ser una persona útil para la sociedad. Estudió derecho y trabajó durante 12 años como teleoperadora en una empresa privada. Allí es donde yo la conocí, y donde nos demostró a mí y a mis compañeros que cumplía con el mismo nivel de exigencia que todos los demás. Hablaba por teléfono y escribía en el ordenador utilizando el brazo que tenía operativo. Acababa las jornadas agotada, porque hacía con un brazo todo lo que los demás hacemos con dos, pero se esforzaba y rendía como la que más. En 2012 eso le empezó a pasar factura. Llegaron los dolores y las molestias en “el brazo bueno”. Su única herramienta de autonomía empezaba a fallar. Hace un par de años las molestias se agravaron y los médicos le dijeron que ya no se podía hacer nada para recuperar su movilidad. Su empleo dependía de esa mano y esa mano había dejado de responder. Aunque dolía aceptarlo, Helena ya no podría volver a trabajar. Este junio le han suspendido su prestación por incapacidad temporal y ahora le están negando la pensión por gran invalidez. Helena ha dejado de recibir ingresos. Firma para pedirle a la Seguridad Social que le conceda la pensión por gran invalidez que le corresponde. Ha cotizado durante 12 años, nunca se ha aprovechado de su situación y ahora no puede trabajar. Solo estamos pidiendo lo que es justo. En noviembre de 2015 Helena comenzó su baja laboral. Pero en mayo de este año recibió una carta en la que le decían que tenía que incorporarse inmediatamente a su puesto de trabajo. La noticia le provocó tal ataque de ansiedad que tuvieron que darle una nueva baja, esta vez por depresión y ansiedad. En junio le han comunicado que ha vencido el plazo y que le suspenden su prestación económica por Incapacidad Temporal. Ella ha presentado informes médicos que demuestran que no está en condiciones de volver a su puesto de trabajo, pero no le hacen caso. En lugar de darle la pensión por gran invalidez, le han dejado en un limbo institucional. Desde el mes de junio ni está trabajando, ni está cotizando ni está cobrando ningún tipo de prestación o pensión. Helena no solo está sufriendo física y psicológicamente todo lo que conlleva que su brazo operativo esté dejando de funcionar, sino que además ha dejado de recibir ingresos. Ella vive sola. Su madre murió hace dos años y su padre ya está muy mayor como para ayudarle ¿Cómo va a sobrevivir si no cobra nada? ¿Cómo va a pagar ahora a la persona que le ayuda a ir al baño y acostarse? Sus pocos ahorros terminarán por agotarse si no le conceden ya la pensión por gran invalidez que le corresponde. Firma para pedirle a la Seguridad Social que le dé ya a Helena su pensión por gran invalidez.

Mónica Lázaro
201,363 supporters
Victory
Petitioning Tomás Zerolo Gonzales, Oscar San Martín Vázquez, Juan Antonio López Blanco, Ministerio de Empleo y Seguridad Social

¡Soy Médico! Y pido ser readmitido como médico de familia #ArturoEsMedico

Soy Arturo Pedrero García y hasta hace unos meses era residente en un Centro de Salud de la Laguna en Canarias, como médico de familia.  Soy una persona con una discapacidad física: muevo con algunas dificultades mi brazo derecho. Pero ello nunca ha sido ningún impedimento. Tampoco para mi vocación: estudié medicina y conseguí la plaza como Médico Interno Residente (MIR) para formarme y trabajar en el sistema de salud público. Medio año después de estar trabajando en un Centro de Salud de la Laguna de Canarias, un informe del Ministerio de Sanidad me acaba de retirar mi plaza de MIR para seguir siendo médico: dicen que “no soy apto". Ni mis compañeros del Centro de Salud ni yo damos crédito. Creemos que esto es un claro ejemplo de discriminación por discapacidad y un grave error de la administración. Yo nunca oculté mi condicionamiento. De hecho, no puedo. Elegí la especialidad de médico de familia tras hablar con profesionales del Hospital Universitario de Canarias, que me aseguraron no tendría ninguna dificultad para ejercer pese a mis dificultades de movilidad. Y cuando firmé mi contrato de residente con el Hospital Universitario de Canarias (HUC) realicé, como todos, un reconocimiento médico y aporté la documentación de mi discapacidad, que “no se consideró relevante”.  ¿Cómo es posible que desde el Ministerio me digan ahora que no soy apto para ser médico? Pacientes, compañeros de mi centro de salud, médicos del Servicio de Prevención y Riesgos Laborales del HUC aseguran que estoy cualificado para continuar ejerciendo la medicina de familia como hasta ahora. He llamado a todas las puertas y nadie “es competente” para solucionar el caso. Quiero recuperar mi plaza de médico. Por eso he iniciado esta campaña. Pido ser readmitido como médico de familia. ¿Me ayudas a conseguirlo? Firma y difunde esta petición. Gracias. Arturo   Gracias.   Arturo

arturo pedrero
134,325 supporters
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Prensa

España, protege YA a las trabajadoras del hogar

Limpiar, cocinar, planchar, fregar… pero, sobre todo, cuidar a las personas. No nos damos cuenta de que una de las cosas más importantes que hacemos las trabajadoras del hogar es cuidar a las personas que más quieren los demás. Y por eso somos imprescindibles. Me llamo Rafaela y he trabajado más de 44.000 horas en mis 25 años como trabajadora del hogar. He tenido la suerte de haber pasado los últimos 20 con la misma familia, con la que tengo una gran relación, tanto profesional como humana. Pero sé que hay miles de mujeres en España que no tienen la misma suerte que yo. Trabajadoras del hogar que se encuentran en una situación más que precaria: dedican muchas horas, en muy malas condiciones, sin ningún reconocimiento y sin ninguna protección social o laboral. Aunque poca gente lo sabe, algunas están viviendo situaciones muy extremas. He visto a compañeras ir a trabajar con la pierna recién escayolada, a otras a las que se las despedía al quedarse embarazadas, sin finiquito ni una mínima indemnización. He visto compañeras internas a las que sus empleadores les han prohibido salir de casa o les han negado la comida… Y, aunque parezca mentira, he visto incluso a compañeras que han sufrido gritos, insultos, malos tratos físicos y psicológicos, acoso y condiciones de semiesclavitud. Somos invisibles y es el momento de cambiarlo. Firma para pedirle al Gobierno que, como han hecho ya otros 24 países, España también se sume al convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Este convenio es el primero que nos da protección específica y que contiene unas normas internacionales para asegurar y reconocer el valor social y económico del trabajo doméstico. Se estima que el 14,4% de los trabajadores cuenta en su casa con el apoyo de trabajadoras del hogar regular. En total somos aproximadamente 2 millones, pero solo 435.000 de nosotras estamos afiliadas a la Seguridad Social. Cosas como esta tienen solución si España firma el Convenio 189. Con ese convenio tendríamos derecho a una prestación por desempleo (derecho que aún no tenemos) y se pondrían en marcha procesos de inspección de trabajo para asegurar que se cumplen nuestros derechos y para evitar las condiciones lamentables que están viviendo en España muchas empleadas del hogar. Igual que nos dejamos la piel para cuidar a las personas más queridas de los demás, exigimos también unas condiciones de trabajo dignas y una protección laboral como la que tienen los empleados en otros sectores diferentes al nuestro. Si tú también crees que nosotras no somos menos, por favor, firma y pídele al Gobierno que ratifique el convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para proteger de la sobreexplotación a las trabajadoras del hogar. No somos chachas. Somos profesionales. Muchas gracias en nombre de las compañeras del Grupo Turín y, sobre todo, en nombre de las miles de mujeres que cada día limpian tu casa y cuidan a tus niños y mayores.

Rafaela Pimentel
117,872 supporters
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Jubilación anticipada para cuidadores de hijos con gran discapacidad (como mi hijo Julio)

Hola, me llamo Mabel y tengo 55 años. Mi hijo Julio tiene 16 años, pero su desarrollo cerebral es equiparable al de un bebé de 3 meses. Tiene una discapacidad del 97%. No mastica, no habla, apenas puede caminar, se tropieza, no tiene sensación de peligro y padece una epilepsia fruto de su síndrome stxbp1. Es una enfermedad tan rara que no se la diagnosticaron hasta que no cumplió los 14 años. Qué voy a decir yo que soy su madre, pero Julio es un niño dulce y adorable. Te enamoras de él en cuanto le conoces. Pero cuidarle es muy duro. Especialmente cuando tienes 3 hijos más, trabajas a jornada completa y al salir de tu empleo por cuenta ajena comienzas en casa tu segunda jornada laboral. Cuidar durante años de una persona como Julio produce mucho desgaste económico, físico y psíquico. Requiere cuidados las 24 horas del día, que le cambies los pañales, que le des de comer, que le duches, que hagas con él ejercicios de rehabilitación, que le muevas de un sitio a otro… Cuando es pequeño tú estás más ágil físicamente, pero según pasan los años él pesa más y tú puedes menos. Noto que cada día me agoto más, porque mi hijo crece y yo envejezco. Es una tarea gratificante pero muy sacrificada. Y hay algo que me preocupa: cuando Julio sea adulto nosotros estaremos muy mayores como para cuidarle. Si nosotros enfermamos, ¿qué va a ser de él? Por el bien de su salud, deberíamos cuidar la nuestra. Por eso, para que las personas como yo podamos dedicarnos 100% a nuestros hijos cuando la edad empiece a pasarnos factura, le estoy pidiendo al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que los padres que hayamos cotizado al menos 25 años y que a la vez hayamos sido cuidadores de hijos con gran discapacidad durante más de 15 años seguidos, podamos jubilarnos a los 60 y con el 100% de nuestra pensión, al igual que se aplica esos coeficientes reductores a los mineros, los toreros, los bomberos o los funcionarios.  Firma, por favor, para pedirle este cambio de norma al Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esto se aplicaría a todo progenitor o tutor que, durante 15 años seguidos o más, haya asumido realmente la tarea de cuidar a la persona enferma mientras mantenía un trabajo por cuenta ajena. Económicamente es factible. No somos tantas las personas que nos encontramos en esta situación. En la mayoría de las familias uno de los padres deja de trabajar para cuidar de su hijo las 24 horas del día. Generalmente las mujeres, porque se asume que ellas jugarán el rol de cuidadoras y dejarán su empleo. Somos muy pocos los que tomamos la decisión de compatibilizar la jornada laboral con el cuidado de nuestros hijos con discapacidad. Muy pocos y muy invisibles. Por eso te pido que, por favor, firmes para pedirle al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que incluya en la Ley General de la Seguridad Social la anticipación de la jubilación a las personas que hayan cotizado al menos 25 años y que simultáneamente hayan cuidado a personas con gran discapacidad más de 20 años, como ya ocurre con los mineros, los bomberos, los toreros o los funcionarios. [Aquí te dejo información del Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre los casos en los que ya se permite la jubilación anticipada.] Nosotros no hemos tirado nunca la toalla y no vamos a tirarla ahora. Pero necesitamos tu firma para que este cambio se haga efectivo, por nuestro bien, pero sobre todo por el de nuestros hijos.

Maria Isabel Arribas
105,005 supporters
Petitioning Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Salvemos a mi hija. Que no dejen a medias su tratamiento contra la anorexia

Mi nombre es Sonia Nistal y necesito tu ayuda para salvar a mi hija. Nadia sufre anorexia desde hace dos años. Se la detectamos cuando tenía 14 y desde entonces está en tratamiento. Empezó yendo una hora a la semana al hospital Niño Jesús, donde nos dijeron que su corazón estaba tan débil que durante una temporada Nadia no debería ni siquiera caminar. En una ocasión la llevamos a Urgencias. Llevaba 14 días sin comer. Le ingresaron y a los 15 días le dieron el alta. No estaba curada, por supuesto, pero los médicos nos dijeron que ya estaba fuera de peligro, y lo que nos ofrecieron fue pasar de una hora de terapia a la semana a dos horas. Eso no es suficiente para curar una anorexia tan avanzada. Si nosotros no hubiéramos buscado rápidamente otra alternativa para curarla, te garantizo que ahora mi hija estaría muerta. El Hospital Niño Jesús es el único centro público de Madrid que cuenta con una UTCA (Unidad de trastornos de comportamiento alimenticio), así que acuden a él todos los niños de la comunidad con este problema y muchos de otras comunidades autónomas. Existen otros centros con unidades de psiquiatría infantil en los que tratan casos agudos de todo tipo de enfermedades, pero en esos hospitales no puedes recibir un tratamiento específico para un trastorno alimenticio. Y en el Niño Jesús están tan saturados que no pueden responder a tiempo ni con el tratamiento que una persona con anorexia necesita. Por favor, firma esta petición para pedirle a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que abra unidades de trastornos alimenticios en más hospitales públicos y a la Seguridad Social que financie los tratamientos completos, para que ningún niño tenga que dejarlo a medias como va a pasarle a Nadia si no reaccionamos a tiempo. Nosotros tuvimos que desplazarnos a una clínica privada de Barcelona. Allí Nadia estuvo ingresada durante 8 meses. Ahora está mejor y continúa su tratamiento de día en otro centro privado de Madrid, donde vivimos. Por las mañanas va a terapia y por las tardes, a clase. Estos tratamientos privados los hemos podido pagar gracias al seguro escolar de la Seguridad Social, que nos ha financiado gran parte de lo que cuestan. Pero como este seguro tiene una duración máxima de dos años, lo perderemos en septiembre. En unos meses mi hija tendrá que interrumpir su tratamiento, con todo lo que eso conlleva. Esta enfermedad es muy compleja, el dejar de comer es solo la punta del iceberg de la anorexia. Debajo hay muchas cosas que no se ven… y que no te imaginas el sufrimiento que causan. Si Nadia deja de tratarse en septiembre, retrocederá todo lo que ha avanzado en estos dos años. Nadia y los miles de chicas y chicos que sufren anorexia, bulimia y otros trastornos alimenticios necesitan urgentemente más unidades especiales en hospitales públicos o, al menos, que a los dos años no les quiten el seguro escolar que cubre parcialmente sus tratamientos. No podemos permitir que nuestras hijas tengan que abandonar sus tratamientos a medias. Nos sentimos impotentes porque son tan caros que la mayoría de los padres, por desgracia, no podemos afrontarlos. Esto se agrava si tenemos en cuenta que muchos hemos sido despedidos de nuestro trabajos o los hemos tenido que dejar para poder ayudar a nuestros hijos, ya que muchos de ellos necesitan acompañamiento 24 horas. Estoy cansada de oír que esta enfermedad no se cura. No es verdad. En la mayoría de los casos sí que se cura si se aplica el tratamiento necesario en vez de tener que abandonarlo por falta de financiación. Además, a la Administración le sale más rentable financiarlos, porque las personas que no se tratan tienen muchas posibilidades de volverse enfermas crónicas, y si es así no cotizarán y además cobrarán una pensión no contributiva. Yo lo único que quiero es que Nadia se cure. Si deja de tratarse, su vida volverá a estar en peligro. ¿En serio se me va a morir mi hija o se va a quedar enferma para siempre solo porque no le financian su tratamiento? Hay muchas más personas de las que te imaginas afectadas por esta enfermedad… En este caso nos ha tocado a nosotros, pero nadie está a salvo. Por favor, firma esta petición y pídele a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que abra más unidades de TCA (trastornos de la conducta alimentaria) para menores en más hospitales. Y que financie sus tratamientos completos mientras esto se cumple. La anorexia avanza muy rápido y nuestros hijos no pueden esperar.

SONIA NISTAL PEÑARROCHA
95,407 supporters
Petitioning Gobierno de España, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ministerio del Interior, Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Baja laboral cuando un hijo está enfermo

Mi hijo se ha puesto enfermo. ¿Qué hago? ¿Falto al trabajo? Toca cogerse un día de vacaciones o pedir ayuda a los abuelos. Pero ¿por qué tan poca conciliación con la vida familiar? Todos los que somos padres nos hemos encontrado con este problema en más de una ocasión. Actualmente no está regulada la baja médica para alguno de los padres por hijo enfermo. En muchos países europeos existen este tipo de permisos retribuidos, como en los nórdicos, en Austria, Países Bajos, Alemania, Polonia o Bélgica. Pueden llegar a 12 días al año, o calcularse en horas anualizadas, pues muchas veces no se necesita un día completo, sino solo de unas horas para poder organizarse ante el imprevisto. A día de hoy sólo está permitida una reducción de jornada para enfermedades graves. Pero ¿qué ocurre con esas enfermedades leves que requieren el cuidado de los más pequeños por parte de un adulto? ¿Qué pasa con los que no tienen la ayuda de los abuelos? ¿Tenemos que poner en peligro nuestro puesto de trabajo? España es uno de los países con menos ayudas para los padres que trabajamos. Esto tiene que cambiar. Intentemos entre todos cambiarlo.  Solicitemos la baja laboral temporal para el padre o la madre en caso de enfermedad de algún hijo y ya puestos, que se incorporen nuevas medidas para conciliar la vida laboral con la familiar.  ¡Comparte si estás de acuerdo!  

Juan Antonio Bernáldez Valenzuela
71,910 supporters
Petitioning Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Gobierno de España

Restituyan los contratos predoctorales de acuerdo a la Ley de la Ciencia

Los jóvenes investigadores nos encontramos cada vez con más trabas para poder realizar nuestro trabajo. A la falta de medios y la poca inversión en investigación en nuestro país ahora nos hemos encontrado con un cambio de las normas de juego por parte del Gobierno. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social decidió cambiar en todo el país los contratos predoctorales por obra y servicio (código 401) a contratos en prácticas (código 420), a fecha de 1 de septiembre de 2015. Lo hicieron con carácter retroactivo, y sin previo aviso, de forma ilegal. Imaginaos la indefensión a la que nos enfrentamos. De la noche a la mañana, sin previo aviso, sin ningún tipo de explicaciones por parte de la Administración o de algún organismo. Nada. Este cambio supone un retroceso en los derechos y las condiciones laborales de nuestro colectivo que durante años ha conseguido que las condiciones laborales de los investigadores predoctorales sean equiparadas con el resto de personal docente e investigador. Esto ha sucedido en la Universidad de Granada, pero también en el resto de Universidades y numerosos centros del CSIC por todo el país: se ha modificado la codificación de los contratos y, además, se ha alterado los informes de vida laboral en la Seguridad Social de forma retroactiva. Firma nuestra campaña para exigir al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que restituyan los contratos predoctorales de acuerdo a las condiciones anteriores. La nueva codificación incumple además la propia Ley de Ciencia (14/2011) que rige este tipo de contratos predoctorales, aumentando la precariedad y la inestabilidad de las y los contratados. A esto hay que añadirle otras posibles consecuencias como irregularidades laborales y contradicciones legales no aclaradas hasta el momento. Un ejemplo: los contratos en prácticas no se pueden extender por más de dos años mientras que un contrato predoctoral estándar es de cuatro años. Además dejan de existir indemnizaciones por fin de contrato o la imposibilidad legal de contratar personal con experiencia previa en el mismo campo. Firma esta recogida de firmas para hacerle ver al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que han cometido un error que deben subsanar cuanto antes. Es necesario que se solucionen de manera urgente estas irregularidades por parte de la Seguridad Social y los organismos competentes volviendo al código 401 que figuraba en los contratos firmados por los/as trabajadores/as, la creación de un contrato predoctoral que cumpla con la Ley de Ciencia y evite este tipo de situaciones precarias y que se reconozca la labor que se realiza con estos contratos como un periodo laboral donde todos los derechos sean respetados. Contacto: dignidadpredoctoral@gmail.com

Asamblea de Investigadores/as predoctorales de Granada
69,846 supporters