URGENTE: No podemos dejarles desamparados. Lampedusa debe abrir su puerto al Open Arms

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Hace días que sigo la última aventura del barco Open Arms en aguas del Mediterráneo. Y su no desembarco en puertos Italianos y malteses…

Hace días que vengo pensando que la situación mundial respecto a las migraciones de personas que marchan de su propio país huyendo de la guerra, la violencia y el hambre, es cada vez más desgarradora.

Pero ayer contacté con un amigo que está a bordo del Open Arms. Y me explicó la extrema gravedad de la situación. No por la falta de víveres, ni agua, sino por la desesperación humana que se vive entre los rescatados. La incertidumbre y la sensación de desamparo son tan profundas, y tanta la vulnerabilidad que percibe una persona en un situación que deviene adversa cuando era una única y definitiva salida…

Hace días que pienso que la clase política de mi país y del resto de países europeos es nefasta. Rígida, conservadora y despiadada. Puedo decir públicamente que no me siento en absoluto representada por los políticos de mi país. Puedo decir que no creo en la religión que profesa el Fondo Monetario Internacional. Puedo gritar incluso que perdí el respeto a los poderes fácticos que mueven el mundo.

Trabajo y atiendo personas, cada día, y no pocas. Y puedo sentir su dolor, su impotencia delante de situaciones de la vida. Puedo entender su incomprensión, su rabia, su pena, su desesperación, cuando la vida se acaba, la propia o la de alguien querido. Puedo entender la ternura, la fragilidad de la persona. Creo en las personas.

Puedo acompañar, escuchar y abrazar cuando hago mi trabajo. Pero no puedo aceptar, ni quiero, ni pienso hacerlo, que no seamos capaces de acoger personas como nosotros, en plena mar, a los que ha tocado vivir una guerra, una hambruna, una falta total de oportunidades para tener una vida digna. No voy a entender ni permitir que no se ofrezca un puerto seguro al barco de Open Arms, atracado a 1 milla de Lampedusa.

Las políticas de inmigración, y de atención a los refugiados son escasas, superficiales y mezquinas. Y en eso estoy de acuerdo en los que no ven con buenos ojos abrir las fronteras a los migrantes, sin unas políticas de trabajo y seguridad social adecuadas. Es exigible que se retome este tema, con la máxima prioridad e interés. Porque es cosa de todos, y porque es un problema de cada día. Y porque somos humanos, y por que nos ha tocado esta vida, qué carai!

Es por eso que animo a toda aquella persona que piense un poco como yo, y que se ha hartado de verdad que el puerto de Lampedusa no autorice el desembarco del Open Arms, a firmar esta petición!! Y a seguir intentando vivir con un poco de coherencia y sobre todo solidaridad.