Petition Closed
Petitioning Universidad Politécnica de Madrid (UPM)

UPM no aplique la bajada repentina de 1/14 del sueldo a sus investigadores

Cuando todos los políticos se llenan la boca diciendo que la salida de la crisis está en la investigación, el desarrollo y la innovación, la Universidad Politécnica de Madrid decide dejar a sus investigadores con una paga mísera en el mes de diciembre. Este colectivo ya está mal pagado habitualmente, luchando como el resto de mileuristas (y ni-mileuristas) para sobrevivir día a día. Ahora la Universidad Politécnica de Madrid ha decidido al final de año reducir el salario anual de estos investigadores en un catorceavo. Estos “trabajadores públicos” no cobran antigüedad, no tienen indemnización por despido, ni muchas de las ventajas de las que disponen otros trabajadores públicos y/o funcionarios. Esta reducción se va a aplicar en el mes de diciembre, por lo que la mayoría de estos investigadores tendrán que superar estas navidades con una retribución total de menos de 200€, cuando no tengan que pagar por trabajar (un sueldo negativo en el mes de diciembre).
Los investigadores asociados a proyectos no son unos empleados públicos normales. Ellos cobran su sueldo gracias a haber conseguido financiación para sus trabajos a través de proyectos competitivos, tanto nacionales como europeos. Por lo tanto, no es la UPM ni la Comunidad de Madrid quien paga sus sueldos, sino que estos van justificados en los presupuestos de unos proyectos de investigación. Las partidas para financiación de personal de estos proyectos se tienen que justificar y pasar auditorías externas, por lo que la UPM no puede quedarse el dinero que se ha ahorrado con esta maniobra sino que es un dinero que se devuelve a la entidad financiadora. De esta manera la UPM no consigue ningún beneficio, aparte de igualar por abajo a todos sus empleados, y sin embargo origina un gran perjuicio a sus investigadores.
Estas medidas van a suponer que muchos grupos de investigación, claramente consolidados y referentes a nivel nacional en sus respectivos campos, desaparezcan. Una y otra vez nos transmiten su mensaje: “si quieres investigar en España tienes tres salidas: por tierra, por mar y por aire”.

Letter to
Universidad Politécnica de Madrid (UPM)
UPM no aplique la bajada repentina de 1/14 del sueldo a sus investigadores
Cuando todos los políticos se llenan la boca diciendo que la salida de la crisis está en la investigación, el desarrollo y la innovación, la Universidad Politécnica de Madrid decide dejar a sus investigadores con una paga mísera en el mes de diciembre. Este colectivo ya está mal pagado habitualmente, luchando como el resto de mileuristas (y ni-mileuristas) para sobrevivir día a día. Ahora la Universidad Politécnica de Madrid ha decidido al final de año reducir el salario anual de estos investigadores en un catorceavo. Estos “trabajadores públicos” no cobran antigüedad, no tienen indemnización por despido, ni muchas de las ventajas de las que disponen otros trabajadores públicos y/o funcionarios. Esta reducción se va a aplicar en el mes de diciembre, por lo que la mayoría de estos investigadores tendrán que superar estas navidades con una retribución total de menos de 200€, cuando no tengan que pagar por trabajar (un sueldo negativo en el mes de diciembre).
Los investigadores asociados a proyectos no son unos empleados públicos normales. Ellos cobran su sueldo gracias a haber conseguido financiación para sus trabajos a través de proyectos competitivos, tanto nacionales como europeos. Por lo tanto, no es la UPM ni la Comunidad de Madrid quien paga sus sueldos, sino que estos van justificados en los presupuestos de unos proyectos de investigación. Las partidas para financiación de personal de estos proyectos se tienen que justificar y pasar auditorías externas, por lo que la UPM no puede quedarse el dinero que se ha ahorrado con esta maniobra sino que es un dinero que se devuelve a la entidad financiadora. De esta manera la UPM no consigue ningún beneficio, aparte de igualar por abajo a todos sus empleados, y sin embargo origina un gran perjuicio a sus investigadores.
Estas medidas van a suponer que muchos grupos de investigación, claramente consolidados y referentes a nivel nacional en sus respectivos campos, desaparezcan. Una y otra vez nos transmiten su mensaje: “si quieres investigar en España tienes tres salidas: por tierra, por mar y por aire”.