Que el SON CUBANO sea declarado Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad x UNESCO.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


El SON es un ritmo musical y bailable, nacido en el siglo XVI, presenta elementos de música española y música africana (bantú: regiones de Angola y El Congo). Su estructura surge en Guantánamo, Baracoa, Manzanillo y Santiago de Cuba a finales del Siglo XIX. En 1892, es llevado del monte a los carnavales de Santiago de Cuba.

La burguesía cubana detestó el nuevo género, el gobierno incluso llegó a prohibirlo, pero pronto ganó espacio hasta en los más refinados salones de baile, mientras las editoras de discos le daban una difusión ilimitada.

Los primeros sones eran ejecutados por grupos que utilizaban guitarra, tres, bongó, botija o marímbula (luego contrabajo), claves y maracas. En busca de una mayor sonoridad, posteriomente añadieron al menos una trompeta.

Diversas modalidades o variantes han engrosado la historia del género. El Son Montuno, el changüí, el Sucu-sucu, el ñongo, la regina, el son de los permanentes, la bachata oriental, la guajira son, la guaracha son, el bolero son, el pregón son, el afro son, el son guaguancó; el pacá.

EL SON MONTUNO
En 1936 el tresero Arsenio Rodríguez amplió el formato, añadiendo piano, tumbadoras y trompetas; desarrolló un lenguaje diferente y esto determinó que fuera aceptado como un ritmo con personalidad propia, separado del son tradicional. En el son montuno la repetición del coro y la intensidad de la ejecución determinan esa diferencia. En el son montuno juega también un papel primordial la improvisación de los músicos solistas.

Estos elementos cubanos influenciarían más tarde otros ritmos fuera de Cuba como el jazz.

También, el son montuno pasó a ser una fuerte influencia a lo interno de la música popular cubana, abarcando mambo, chachacha, guaracha, rumba, guajira, el songo y la timba, además de estar vinculado al surgimiento del jazz afrocubano y a la formación de la cultura e identidad cubanas en el exterior, en ciudades como Nueva York y Miami; lo que se sigue extiendiendo hacia varios países de los cinco continentes, donde han emigrado los cubanos hasta nuestros días.

En 1968 un dominicano y un judío estadounidense crearon un proyecto para continuar exhibiendo la música cubana, que se había prohibido en EEUU por conflictos políticos, y le cambian el nombre, usando una palabra que los músicos cubanos empleaban cuando recreaban todos sus ritmos dentro del SON MONTUNO, que hoy muchos siguen disfrutando con el nombre erróneo de 'salsa'.

El SON causa sensación en más de 150 países, que lo incluyen en programas de academias, y cuenta con más de 3000 eventos internacionales anualmente en el orbe, sólo en Cuba se desarrollan cerca de 100 citas habituales, además de las programaciones diarias en casas especializadas, centros culturales, salas nocturnas (con sesiones de matinée) y más de 30 lujosos cabarets en la pequeña isla, que atraen a miles de seguidores de muchas culturas, con las que el SON CUBANO convive en los cinco continentes.

El 8 de Mayo, nacimiento de Don Miguel Matamoros (1874, Santiago de Cuba, España - 15 de Abril de 1971, Santiago de Cuba, Cuba), el más importante músico y compositor de Son, entre otros muchos ritmos. Se ha propuesto en Cuba la fecha del Día del Son, por iniciativa del maestro internacional Adalberto Álvarez, conocido como 'El Caballero del Son' (Licenciado en fagot, pianista, compositor y director de orquesta); que ha presidido durante 7 años el festival creado en la cuna del Son (Santiago de Cuba), en el que participan seguidores de todo el mundo.

www.cpdcuba.es 



Hoy: Arte, Cultura y Patrimonio de Cuba cuenta con tu ayuda

Arte, Cultura y Patrimonio de Cuba necesita tu ayuda con esta petición «UNESCO : Que el SON CUBANO sea declarado Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad x UNESCO.». Únete a Arte, Cultura y Patrimonio de Cuba y 2.328 personas que ya han firmado.