Conservar y restaurar las aceras en la calle Rubio de la ciudad de Teruel

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


El panot de flor, también llamado flor de Barcelona o rosa de Barcelona, es un tipo de baldosa diseñado por Josep Puig i Cadafalch a principios del s. XX, ideado originalmente para la casa Amatller, posteriormente fue empleado para pavimentar numerosas calles de Barcelona, especialmente en su Ensanche, y utilizada en muchas ciudades, entre ellas nuestra ciudad, Teruel.

Efectivamente este tipo de baldosa estaba muy extendido por las calles de nuestro Centro Histórico. En estos momentos, salvo desconocimiento, solo nos quedan de forma testimonial en la calle Alcañiz -desde la Iglesia de San Miguel hasta el Portal de la Traición- y con mayor cantidad en la calle Rubio -perpendicular a la Plaza de la Marquesa hacia El Tozal-. La ciudad de Teruel ha ido perdiendo prácticamente todo el patrimonio que tenía en variedad de pavimentos- siendo todo sustituido por el mismo tipo-. El último que se eliminó es el de la calle Barón que daba acceso al gallinero del Teatro Marín, sobre el 2007.


El 1 de febrero del presente conocimos  que el equipo redactor tiene cuatro meses para redactar el proyecto de la renovación de la Plaza de la Marquesa, interviniendo también en calles adyacentes, entre las que se encuentra la calle Rubio.

Por ello, los firmantes de esta petición, proponemos que se conserven y restauren  las aceras de la calle Rubio, conservando así este patrimonio y nuestro recuerdo,  en una ciudad que intenta venderse también como ciudad del Modernismo.