Petition Closed
Petitioning Energía y Turismo and 2 others

Sr. Soria: controle las subvenciones y obligue a Ryanair a respetarnos

Los españoles hemos subvencionado a Ryanair con unos 80 millones de euros de nuestro dinero público en los últimos 5 años. Mientras tanto, el presidente de Ryanair se hizo esta semana una foto con algunos de los 2.400 trabajadores en paro de Spanair, riéndose de esos pobres inocentes y provocando un escándalo que copó de menciones a su aerolínea los medios de comunicación. En cuanto a nuestro dinero público, no puede ser que para que el aeropuerto de Zaragoza o el de Valladolid tengan vuelos –¡habiendo AVE!- nos gastemos 34 millones de euros en 5 años en el primero y 20 en el segundo, mientras que hay hospitales que no pueden atender su funcionamiento o colegios que han dejado de pagar la calefacción. El turismo es prioritario, sí, pero con este sistema no estamos potenciándolo. En cambio, sí estamos favoreciendo un despilfarro de dinero público para mayor gloria de políticos locales y para favorecer los beneficios de una compañía cuyo presidente anda escaso de principios éticos. A cambio del dinero público de los españoles, el presidente de Ryanair no tiene empacho en burlarse de nuestros 5,4 millones de parados si ello le genera a su empresa más beneficio.

Letter to
Energía y Turismo
Sr. D. José Manuel Soria
Ministro de Industria
Excelentísimo Sr. Ministro:

Cuando 2.400 personas de Spanair se han ido a la calle por razones ajenas a ellos, lo último que puede hacer el presidente de una empresa competidora es reírse de ellos haciéndose una foto que me parece un insulto a los 5,4 millones de parados españoles. Sobre todo, porque Michael O’Leary, presidente de Ryanair, se hace esa instantánea con la clarísima intención de escandalizar a la opinión pública y convertirse así en noticia de portada de todos los medios.

El señor O’Leary pretende, como ha hecho muchas veces, recibir publicidad gratis para su controvertida aerolínea, que ha anunciado “felaciones gratis en sus vuelos”, “cobrar por usar el baño”, “viajar de pie”…propuestas que siempre han quedado en eso: anuncios nunca llevados a cabo y lanzados para protagonizar de forma irresponsable la actualidad, utilizando a los medios de trampolín.

Este caballero y su empresa podrían hacer lo que quisieran, pero se da una circunstancia crucial: usted, señor Soria, y yo, como españoles, le estamos pagando a Ryanair la friolera de 80 millones de euros desde 2007 porque haga vuelos hacia o desde aeropuertos de nuestra geografía que no serían rentables sin una subvención de nuestro dinero público.

Ryanair es la segunda compañía que más fondos públicos ha percibido desde 2007, por detrás de Air Nostrum. Aunque inexplicablemente no nos dejan conocer datos oficiales del montante percibido por la low cost irlandesa, se calcula que podría rondar los 80 millones de euros.

Como gran conocedor que es usted de la industria turística de este país y del valor que tiene la misma, será seguro consciente de que lo importante en el turismo es atraer pasajeros de forma coordinada y rentable, para que el dinero destinado a promocionar España revierta en el beneficio de nuestro país, y no se pueda usar para mayor gloria del político local de turno.

Con este sistema absurdo, en España tenemos 17 gobiernos regionales peleando entre sí por tener el aeropuerto más grande para sus ciudadanos, sin que en muchísimas ocasiones tenga pies ni cabeza que esa región o ciudad dispongan de un aeropuerto.

Le pongo un par de ejemplos de los aeródromos que más dinero han recibido: Salamanca recibió 20 millones de euros entre 2007 y 2011. A cambio, ese aeropuerto pasó de tener 65.216 pasajeros en 2007 a 37.249 en el año 2011. Badajoz, con 9 millones de subvención, pasó de 91.585 pasajeros a 56.119. León recibió 23 millones y pasó de 161.705 turistas a 85.387.

Sí, el año 2011 tuvo mucho menos tráfico aéreo en todo el mundo por la crisis económica, pero el sistema de ‘te mando tráfico a tu región y si me quitas la subvención, te lo quito’, es perverso y perjudica a los españoles. Sólo en el primer trimestre de 2011, cada uno de los 10.075 pasajeros que voló desde o hacia Castilla La Mancha nos costó 130€ de nuestros impuestos.

Es intolerable que mantengamos una infraestructura aeroportuaria deficitaria con más aeropuertos que provincias (52); con el agravante de que muchos de ellos, para justificar su inútil existencia, encima destinan fondos públicos para promocionar un tráfico subvencionado que es sostenible sólo si se sigue subvencionando a esos pasajeros año tras año.

Pero lo que clama al cielo es que no sólo consintamos la burla y la presión de Ryanair, que está deseando engatusar a los políticos locales para conseguir el primero de los peajes que luego será la soga que apriete su cuello (y sus cuentas, que son nuestras); y sobre todo, no podemos consentir que además se ría en nuestras propias caras, que se mofe de nuestras aerolíneas españolas (aunque queden ya pocas), o de nuestros impuestos con los que se mantiene a parte de su personal contratado en Irlanda. Y, por encima de todo lo demás, no podemos permitir que este señor se burle de nuestro mayor drama social, nuestros parados.

No puede ser que para que el aeropuerto de Zaragoza o el de Valladolid tengan vuelos –¡habiendo AVE!- nos gastemos 34 millones de euros en 5 años en el primero y 20 en el segundo, mientras que hay hospitales que no pueden atender su funcionamiento o colegios que han dejado de pagar la calefacción.

El turismo es prioritario, Señor Ministro, pero con este sistema no estamos potenciándolo. Por todo ello, con respeto pero con la máxima firmeza le pido:

- Que controle el modelo de financiación de tráfico subvencionado que tienen muchos aeropuertos, para que trabajen en modelos sostenibles y donde las aerolíneas se jueguen tanto como el destino.

- Que permita que nosotros, los ciudadanos, tengamos información detallada de cuánto dinero se da por cada aeropuerto a cada aerolínea. Es intolerable que siendo nuestros impuestos no nos permitan ustedes saber exactamente cuánto cobra cada compañía.

- Que se aplique el máximo rigor tanto en el tipo de contratación de trabajadores que Ryanair realiza, como en asegurarse que su tributación y aportación a la economía de nuestro país es la que le corresponde por su actividad.

Y por supuesto le ruego que exija una disculpa pública al señor O’Leary. Este señor cree que por criticar el modelo de negocio de la recién extinta Spanair puede reírse de la familias que se han quedado en la calle, sin ingresos, en un país en plena crisis, en un sector aéreo que está en declive, seguro que por culpa de una mala gestión, pero desde luego NUNCA por su trabajo.

Seguro de que entenderá mi preocupación, le envío un cordial saludo y quedo a la espera de sus noticias,