Victory
Petitioning Secretario General de la Onu Sr. Ban Ki-moon

Sr. Ban Ki-moon Secretario General de Naciones Unidas: Poner en libertad a Clara Nsegue Eyi "Lola"

329
Supporters

Estimado Sr. Ban Ki-moon

El motivo  de esta petición es solicitar su intermediación ante el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, para que libere de inmediato a la ciudadana guineana Clara Nsegue Eyi, más conocida como Lola, que en la actualidad se encuentra detenida en un Complejo Administrativo gubernamental de la localidad de Mongomo (Guinea Ecuatorial), en unas dependencia de la Gendarmería Nacional.

Su detención, la segunda, se produjo en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, sin mandamiento judicial alguno, el día 25 de junio. Tras una semana de permanecer en poder de la Policía Nacional guineana de Malabo fue trasladada en avión a Mongomo, donde permanece actualmente.

Clara Nsegue Eyi, es pedagoga, y dirigente de un partido político, el PDJS (Partido Democrático de la Justicia Social) de Guinea Ecuatorial, además de estar integrada en el MPP (Movimiento de Protesta Popular), surgido con motivo de las elecciones legislativas y locales que se celebraron en Guinea Ecuatorial el pasado 26 de mayo.

Clara Nsegue Eyi fue detenida por primera vez el día 13 de mayo, y  puesta en libertad el 28 de ese mismo mes, dos días después de celebradas las elecciones legislativas y locales. Desde el 25 de junio se encuentra detenida sin estar acusada de nada.

Clara Nsegue Eyi padece un cáncer de pecho que se le está extendiendo. No recibe tratamiento médico de ningún tipo ni tampoco alimentación. Sus familiares y amigos han sido presionados desde el gobierno de Guinea Ecuatorial para que no traten de visitarla. De hecho, la única persona que la puede ver es su madre, que cuando puede le proporciona comida. Hoy lunes, Clara Nsegue Eyi, lleva dos días sin comer, pues su madre se encuentra en Malabo entrevistándose con su abogado, el señor Fabián Nsué, para solicitar el Habeas Corpus para su hija.

La detención de Clara se produjo sin mandamiento judicial alguno. No está acusada de nada, aunque permanece secuestrada en dependencias de la Gendarmería Nacional como si fuera una delincuente.

De no ser liberada rápidamente y atendida en un hospital su vida corre serio peligro.

Por todo ello, le ruego encarecidamente haga todo lo posible por lograr lo más rápidamente la liberación de la activista guineana, pues de no ser así, su nombre figurará como un muerto más en el haber de la dictadura de Guinea Ecuatorial.

Según el estudio de Maplecroft, publicado recientemente, Guinea Ecuatorial es uno de los países más corruptos del mundo, y de acuerdo con las hemerotecas, una de las dictaduras más atroces de África y del mundo. Allí no hay libertad de prensa, y la mayoría de los partidos políticos de la oposición son ilegales. Las denuncias, asimismo, sobre bienes incautados al pueblo guineano por parte de la familia de Obiang Nguema abundan. Destacan la llevada a cabo por la Justicia de Francia, Estados Unidos y Reino Unido.

Sin más por la presente, reciba un saludo afectuoso.

01 de Octubre de 2013

Letter to
Secretario General de la Onu Sr. Ban Ki-moon
Estimado Sr. Ban Ki-moon

El motivo de esta petición es solicitar su intermediación ante el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, para que libere de inmediato a la ciudadana guineana Clara Nsegue Eyi, más conocida como Lola, que en la actualidad se encuentra detenida en un Complejo Administrativo gubernamental de la localidad de Mongomo (Guinea Ecuatorial), en unas dependencia de la Gendarmería Nacional.

Su detención, la segunda, se produjo en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, sin mandamiento judicial alguno, el día 25 de junio. Tras una semana de permanecer en poder de la Policía Nacional guineana de Malabo fue trasladada en avión a Mongomo, donde permanece actualmente.

Clara Nsegue Eyi, es pedagoga, y dirigente de un partido político, el PDJS (Partido Democrático de la Justicia Social) de Guinea Ecuatorial, además de estar integrada en el MPP (Movimiento de Protesta Popular), surgido con motivo de las elecciones legislativas y locales que se celebraron en Guinea Ecuatorial el pasado 26 de mayo.

Clara Nsegue Eyi fue detenida por primera vez el día 13 de mayo, y puesta en libertad el 28 de ese mismo mes, dos días después de celebradas las elecciones legislativas y locales. Desde el 25 de junio se encuentra detenida sin estar acusada de nada.

Clara Nsegue Eyi padece un cáncer de pecho que se le está extendiendo. No recibe tratamiento médico de ningún tipo ni tampoco alimentación. Sus familiares y amigos han sido presionados desde el gobierno de Guinea Ecuatorial para que no traten de visitarla. De hecho, la única persona que la puede ver es su madre, que cuando puede le proporciona comida. Hoy lunes, Clara Nsegue Eyi, lleva dos días sin comer, pues su madre se encuentra en Malabo entrevistándose con su abogado, el señor Fabián Nsué, para solicitar el Habeas Corpus para su hija.

La detención de Clara se produjo sin mandamiento judicial alguno. No está acusada de nada, aunque permanece secuestrada en dependencias de la Gendarmería Nacional como si fuera una delincuente.

De no ser liberada rápidamente y atendida en un hospital su vida corre serio peligro.

Por todo ello, le ruego encarecidamente haga todo lo posible por lograr lo más rápidamente la liberación de la activista guineana, pues de no ser así, su nombre figurará como un muerto más en el haber de la dictadura de Guinea Ecuatorial.

Según el estudio de Maplecroft, publicado recientemente, Guinea Ecuatorial es uno de los países más corruptos del mundo, y de acuerdo con las hemerotecas, una de las dictaduras más atroces de África y del mundo. Allí no hay libertad de prensa, y la mayoría de los partidos políticos de la oposición son ilegales. Las denuncias, asimismo, sobre bienes incautados al pueblo guineano por parte de la familia de Obiang Nguema abundan. Destacan la llevada a cabo por la Justicia de Francia, Estados Unidos y Reino Unido.

Sin más por la presente, reciba un saludo afectuoso.

01 de Octubre de 2013