NO A LA MACROGRANJA DE POLLOS EN SAN MIGUEL DEL ARROYO

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


La Asociación Vecinal de San Miguel del Arroyo para la defensa del medio ambiente de este municipio “SAN MIGUEL EN VIVO” ,celebró el pasado viernes en la biblioteca una reunión para socios y vecinos por el asunto de la contaminación ambiental que se va a generar en los próximos años en este municipio porque el Ayuntamiento está facilitando la instalación de una explotación ganadera intensiva de pollos con capacidad de 52.000 pollos y más de 500.000 kg de estiércol al año, así como de otras que se prevé se solicitarán a continuación por el “efecto llamada” y que convertirán el término municipal de este pueblo en un lugar contaminado por los olores y las emisiones a la atmósfera, e imposible para vivir.
Tanto la Asociación como los vecinos que nos están apoyando, están pidiendo al Alcalde que amplíe las normas de prohibición del porcino a las explotaciones ganaderas intensivas que resultan agresivas para el medio ambiente y la salud de los vecinos, poniendo así fin definitivamente , tanto a la explotación cuya licencia está ahora en tramitación, como aquellas futuras explotaciones que lo soliciten. Esta protección ya se pidió al Ayuntamiento hace 3 años porque las empresas del sector están buscando términos municipales cuyos Ayuntamientos con pocos escrúpulos permitan estas instalaciones, sembrando el campo de macrogranjas ,que además después se amplían, crecen y se multiplican, y convierten a los pueblos en un estercolero donde la vida natural , incluso la humana cede ante la magnitud de la contaminación y los efectos devastadores que generan, imposibles de detener una vez que estas explotaciones están instaladas y en funcionamiento.
Todas estas explotaciones ganaderas intensivas , y ésta en especial por sus grandes dimensiones, producen la máxima contaminación del medio ambiente y la salud de los vecinos ; además de la pérdida de valor de las fincas no solo colindantes, sino también las próximas afectadas por los fuertes olores y la contaminación, que con el aire a favor alcanza varios kilómetros llegando al núcleo urbano, así como el decaimiento del turismo rural y el atractivo del municipio, y por derivación la pérdida de valor económico de sus viviendas y de todos sus inmuebles; deteriorando los municipios donde se instalan de tal forma que los vecinos terminarán condenados a encerrarse en sus casas sin poder disfrutar del campo y del entorno natural y belleza del paisaje del que gozan ahora, como ocurrirá si ahora no se remedia en este nuestro pueblo de San Miguel, que estará contaminado por los fuertes olores y las emisiones toxicas y contaminantes de estas explotaciones, y será imposible disfrutarlo .