SOS Montes Universales: Stop a las talas masivas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Los Montes Universales, en Teruel, son uno de los pulmones de la España interior. Y están en peligro.

Encumbrado en lo más alto de la rama occidental del Sistema Ibérico Turolense, en la confluencia con las provincias de Cuenca y Guadalajara, este sistema montañoso está insuficientemente protegido como LIC Natura 2000 (Alto Tajo y Muela de San Juan ES2420139), definido en la misma norma como de gran interés paisajístico, biogeográfico y geomorfológico dada la gran variedad de ambientes y geoformas que se combinan en este espacio de Alta Montaña Mediterránea

Su relevancia medioambiental, la fragilidad de su ecosistema y su paisaje espectacular deberían haber merecido un mayor amparo, ahora insuficiente pese a su enorme interés, muy superior al de otros espacios de nuestra misma sierra que han merecido un tratamiento privilegiado, donde nunca se hubiera planteado una intervención de este tipo. Sus montañas, en territorio aragonés, limitan con el Parque Natural del Alto Tajo y no se incluyen en él por pertenecer a otra comunidad autónoma.

Durante una visita reciente, nos hemos enterado del desastre que está ocurriendo en este lugar. Los Montes Universales están siendo arrasados con el mayor ultraje del sentido común. Se trata de un absurdo que no entendemos quienes firmamos esta petición, solicitando a los destinatarios la inmediata paralización de la intervención forestal.

En este momento, se avanza rápido, después de arrasar parajes enteros como el Mortero, la Fuente la Rana, la Loma del Tío Trolis, etc. Ya no crecerán allí más hongos porros (boletus edulis), ni setas sanjuaneras (calocybe gambosa), por nombrar solo dos especies de las cientos que los poblaban. Ni anidarán picarros (Dendrocopos Major y diferentes especies de Picidos)y otras especies ornitológicas de montaña a las que décadas atrás, los forestales colgaban cajas de madera pera que anidaran. Ni patos silvestres que solían anidar en los humedales arrasados de estos parajes, entre otras aves; o infinidad de anfibios, insectos, mariposas endémicas, especies todas ellas amenazadas, únicas. Una de las características propias de estos montes es (¿era?) su densidad boscosa, con la que se está acabando, esencia misma de su personalidad biológica y característica necesaria para el mantenimiento de su biodiversidad.

El hacha, el motosierro y el maquinón infernal amenazan con cargarse también el Bodegón (Espacio con turberas y humedales) en primer lugar, y hablamos de esta semana en la que entramos,y más adelante, la Colmena el Tío Manga, La Colmena el Tio Cristo, la Huelga Verde, el Tesorillo, Las Moratillas, en ellos ya han abierto pistas inútiles, y pronto las arrasarán como han hecho en los parajes anteriores. Todos estos espacios y parajes únicos, con nombre, topónimo puesto por los hombres que los habitaron, amaron y cuidaron antes que nosotros, nuestros antepasados, ya no son llamados por los agresores así, convertidos ahora en lotes y números. Hablamos también, en consecuencia de una agresión contra nuestra preciada identidad cultural.  Pertenecemos a este hábitat, lo conocemos bien y defendemos los sistemas tradicionales de aprovechamiento pastoril y forestal, apoyamos a nuestros pastores y maderistas.

A nuestra petición se suman naturales, vecinos o enraizados en Guadalaviar, Griegos y Villar del Cobo, los pueblos más cercanos a la hecatombe, pero también otras personas sensibles, contrarias a estos ataques absurdos amparados en una norma que cuestiona las razones de la naturaleza para manifestarse por donde ella misma pretende. Quizá piensen que se equivoca, igual que lo hace en el Amazonas u otros bosques y selvas naturales de nuestro maltratado planeta.

No queremos iniciar un movimiento de hostilidad política. Muchos de los destinatarios de la petición, concejales, alcaldes serranos, y responsables de las históricas y respetables instituciones de Ciudad y Comunidad de Albarracín son nuestros amigos. Pero les suplicamos que se sumen a esta petición ellos mismos, porque forma parte de su responsabilidad pública proteger el impresionante legado natural que han heredado y defender las aspiraciones de muchos de nosotros, sus votantes. Solo queremos que sigan la senda de quienes les precedieron, que vuelvan la mirada hacia nuestra Historia, que se enorgullezcan del éxito de las políticas precedentes, aprovechando sus maderas de un modo racional, y herbajando sus pastos con sus ganados trashumantes desde hace siglos, en un equilibrio que ha permitido mantener el territorio tal y como lo reciben ahora. Que, en definitiva construyan, preserven y no destruyan.

A las especies amenazadas se suma el ser humano. No perdonaríamos nunca el daño emocional que nos producen. Puede que sea difícil entender para personas ajenas la fractura, el desgarro que sentimos en este momento, un sentimiento que no queremos convertirlo en rabia, porque si así fuera, esta petición, que ahora presentamos, sería trasladada a instancias nacionales e internacionales en busca de un apoyo definitivo. La mejor prueba de esta desazón es la masiva e inmediata respuesta ciudadana de un territorio despoblado, pero capaz de sumar en un solo día una gran cantidad de miembros a la plataforma S.O.S Montes Universales.

Por todas estas razones y muchas otras no expresadas que precisan un excesivo espacio en este momento y la urgencia no nos permite, dirigimos esta petición al Excmo. Sr. Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, al Presidente de la Comunidad de Albarracín, al Alcalde del Ayuntamiento de Albarracín, así como a todos los alcaldes de la misma comunidad y concejales, en especial, a los alcaldes de Guadalaviar, Griegos y Villar del Cobo, por ser los pueblos más cercanos al espacio referido. Pedimos: 

PRIMERO: Que se paralicen de inmediato las actuaciones forestales promovidas por el Plan de Ordenación de Montes en la Vega del Tajo.

SEGUNDO: Que las energías y recursos públicos que los responsables de proteger la naturaleza destinan a esta intervención hostil, se redirijan hacia la restauración medioambiental y paisajística del mismo daño que han ocasionado; así como a la limpieza de los despojos de la catástrofe ocasionada por la nieve en 2018.

 

TERCERO: Que se nos comunique la decisión a la mayor brevedad, siendo positiva será agradecida y olvidado el agravio.