Petition Closed
Petitioning President de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra
This petition will be delivered to:
President de la Generalitat Valenciana
Alberto Fabra

SANIDAD PUBLICA EN LA MARINA ALTA

La gestión de la sanidad pública de la Marina Alta está encomendada por contrato público de la Generalitat Valenciana a la empresa DKV- Marina Salud S.A. El cálculo del importe a percibir por la empresa concesionaria está basada en la prima anual per cápita, independientemente del uso que haga la ciudadanía, más una serie de facturación intercentros de los servicios que o bien no puede prestar la empresa concesionaria o bien no le resultan rentables económicamente.
Tras más de cuatro años de estar en vigencia este modelo en la Marina Alta ha quedado sobradamente demostrado que este sistema de financiación, sumado a la búsqueda de los beneficios económicos a toda costa por parte de la empresa concesionaria, ha convertido a las personas de la Marina Alta en ciudadanos de segunda clase en cuanto a derechos sanitarios se refiere, y a los profesionales de los centros sanitarios en mano de obra barata y prescindible.
En concreto se está vulnerando de forma consciente y repetida el derecho a asistir al Hospital de La Pedrera a los enfermos crónicos y paliativos, el derecho a ser derivado a un hospital de referencia para patologías complejas y pluripatologias, el derecho a ser sometido a pruebas diagnósticas inexistentes en este departamento, el derecho a asistir a un centro de atención primaria para urgencias nocturnas, el derecho a ser tratado con medicamentos y material sanitario al que tienen acceso el resto de departamentos de la red pública.
Por otra parte la gestión de recursos humanos en cuanto a profesionales sanitarios está causando una gran preocupación entre los ciudadanos, que ven como los médicos y el personal de enfermería no puede mantener su criterio profesional y su buen hacer frente al criterio puramente economicista de la empresa. Ello, unido a las constantes amenazas de despido, la escasez de personal, la ausencia repetida de sustituciones, y en definitiva el acoso moral al que está sometida la plantilla de DKV - Marina Salud S.A. ha convertido los centros sanitarios en lugares donde impera el miedo y la desconfianza, donde los trabajadores se sienten rehenes de una empresa que no muestra el mínimo respeto por ellos, ni como personas ni como profesionales, lo que no permite una atención sanitaria a la población en las mínimas condiciones de calidad.
Por todo ello los ciudadanos y las ciudadanas de la Marina Alta se sienten cautivos y maltratados por una empresa ajena a ellos, impuesta por la Generalitat Valenciana sin haber sido previamente consultados, que no tiene ningún tipo de legitimidad democrática ni participativa y cuyo único y exclusivo interés, como ha demostrado y demuestra cada día es el beneficio económico a costa de nuestros impuestos.
En consecuencia, los usuarios del Departamento de Salud de Denia, cuya atención sanitaria es provista actualmente por la empresa DKV-Marina Salud S.A. exigen a la Generalitat Valenciana que rescinda la concesión a esta empresa y que recupere la gestión directa para garantizar una sanidad verdaderamente universal, pública y gratuita gestionada con criterios de honestidad, equidad, eficacia y profesionalidad.


Letter to
President de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra
SANIDAD PUBLICA EN LA MARINA ALTA