Petition Closed

La Comunidad de Madrid ha cerrado en los últimos meses seis de los ocho puntos de encuentro familiar que gestionaba. Los Centros de Encuentro Familiar son lugares donde se garantiza que se cumpla el régimen de visitas y el derecho de los hijos a relacionarse con sus padres y madres en los casos de separaciones conflictivas. 

Pedimos a la Comunidad de Madrid que mantenga los Puntos de Encuentro Familiar para ayudar a las padres, madres e hijos de Madrid a la integración familiar. 

En Madrid había ocho. Ahora sólo quedan dos. Además, en esos dos centros se está empezando a cobrar una tasa de entre 5 y 10 euros por el servicio. Y la lista de espera para hacer uso de ellos es inmensa.

Hay más de 850 familias en Madrid que utilizaban estos centros. En muchísimos casos, por sentencias de Juzgados de Familia en situaciones de conflicto familiar. Muchas de esas familias, con problemas socieconómicos, que ahora tendrán que pagar por ver o dejar ver a sus hijos: ¿qué pasará ahora con esas familias? 

Pues que muchas de ellas tendrán que abandonar estos centros esenciales para el día a día de sus hijos. Ya está ocurriendo: intercambios de hijos o visitas en comisarías o Juzgados de guardia

No sólo eso: algunos de los centros que fueron cerrados están pasando a convertirse en privados y a ser gestionados por fundaciones afines a la Comunidad de Madrid, como los Legionarios de Cristo.

Los Puntos de Encuentro Familiar eran centros vigilados y contaban con profesionales que ayudaban a las familias. Los hijos e hijas de estas familias serán los más perjudicados por esta “medida de ahorro”.

Ya se han cerrado los otros seis centros (dos en Madrid, Alcalá de Henares, Arganda, Colmenar Viejo y Valdemoro), ahora quedan dos (Móstoles y Las Rozas) cuyos contratos acaban pronto. Tememos que la Comunidad tambiénl los cierre y los transfiera, poco a poco, a manos privadas.

Evitémoslo: firma esta petición y pide a la Comunidad de Madrid que mantenga los Puntos de Encuentro Familiar públicos, gratuítos y gestionados por profesionales. Por el bien de esas casi 900 familias, y porque no sean los más pequeños de ellas quienes paguen esto.

Gracias por firmar y difundir esta petición

Letter to
Instituto Madrileño de la Familia y el Menor D. Jesús Fermosel Diaz. (Consejero de Asuntos Sociales de la C. de Madrid)
La Comunidad de Madrid ha cerrado en los últimos meses seis de los ocho puntos de encuentro familiar que gestionaba.

Como saben, los Centros de Encuentro Familiar son lugares donde se garantiza que se cumpla el régimen de visitas y el derecho de los hijos a relacionarse con sus padres y madres en los casos de separaciones conflictivas.

Hay más de 850 familias en Madrid que necesitan de estos centros. En muchísimos casos, por sentencias de Juzgados de Familia en situaciones de conflicto familiar.

Imponer pagos por su uso supondrá que muchas tengan que abandonar estos centros esenciales para el día a día de sus hijos. Ya está ocurriendo: intercambios de hijos o visitas en comisarías o Juzgados de guardia.

Los Puntos de Encuentro Familiar eran centros vigilados y contaban con profesionales que ayudaban a las familias. Los hijos e hijas de estas familias serán los más perjudicados por esta “medida de ahorro”.

Por ello pedimos a la Comunidad de Madrid que mantenga los Puntos de Encuentro Familiar públicos, gratuítos y gestionados por profesionales. Por el bien de esas casi 900 familias, y porque no sean los más pequeños de ellas quienes paguen esto.

Gracias por su atención.