Madrynenses, cuidemos nuestra historia.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Queremos manifestar nuestra gran preocupación como vecinos de esta ciudad por la demolición indiscriminada de casas antiguas, para dar paso a nuevas construcciones, la mayoría locales comerciales o edificios de departamentos. Puntualmente nos preocupa  la vivienda ubicada en la Av. Julio A. Roca 521, declarada como parte del patrimonio histórico de Puerto Madryn desde el año 1998 por medio de la ordenanza 2822 e identificada como “Casa Grimm”.

Esta vivienda perteneció a Frieda Dora Klüver y su esposo Rudolf Henry Grimm, quien vino a nuestras tierras desde Alemania en el año 1907, contratado para cumplir funciones como contador de la empresa Braun & Blanchard, luego transformada en la Sociedad Anónima, Importadora y Exportadora de la Patagonia (La Anónima). El Señor Grimm fue concejal de nuestra ciudad en diversas oportunidades, presidente interino del Concejo Municipal (función equivalente a la de Intendente) en el año 1918, presidente en los años 1935 y 1936, pero sobre todo un vecino comprometido con su pueblo en los comienzos de nuestra historia, cuando con muy poco hacían mucho por nuestra comunidad.

La vivienda, construida por el Señor Rudolf H. Grimm en el año 1909, se conserva prácticamente inalterada en su fachada, con su construcción original chapa y madera de 9,80 x 10,05, adicionándose luego diferentes espacios hasta completar 312,97 metros cuadrados, en un terreno de 15 metros de frente por 50 de fondo.

Nos relata el Ing. Guillermo Grimm, nieto del primer propietario de la vivienda, que su abuelo junto con el Señor Roberto Gómez, Gerente de la empresa Braun y Blanchard, y quien sería luego el primer Intendente de nuestra ciudad, adquirieron sendos terrenos en lo que era la última manzana delimitada del pueblo y en septiembre de 1909 iniciaron la construcción de las viviendas gemelas, pues se hicieron con el mismo plano. El constructor fue Antonio Civitarreale, a quien ayudaba su hijo. “Las fundaciones y la construcción de las paredes se construyeron relativamente rápido. A continuación siguieron los carpinteros con los techados oblicuos del chale y los ornamentos con vista a la costanera y el mar. Luego se pasó al interior enyesando las paredes y colocando puertas y ventanas, estas eran suecas, de tipo deslizante, Planificaron una terraza vidriada para aprovechar el sol de la mañana y las vistas al mar. A continuación venía un comedor con dos ventanas que miraban a un costado y hacia la parte trasera del terreno, un amplio dormitorio con dos grandes ventanas, una al mar y otra al Norte, para aprovechar el sol de la tarde. Además la cocina, la despensa con sótano y, finalmente, el cuarto de baño. En total 100 metros cuadrados. En el patio construyeron un cuarto de lavado y una habitación para huésped con un pequeño armario”.

La familia Grimm conservó la vivienda por más de 30 años para luego venderla al Señor Alejandro Varni y su esposa Ada Faccioli de Varni y luego de éstos pasó al patrimonio de la familia de Mario Rapoport que conservó la edificación original hasta nuestros días, adicionado otras construcciones de mampostería, sin alterar la fachada.

 Desde hace varios años la propiedad pertenece a la Fundación Perez Companc, por decisión del Señor Gregorio Pérez Companc, quien tuvo por muchos años actividades comerciales en la ciudad, vinculadas a la actividad naviera y mantuvo una relación de amistad con la familia Rapoport – Agulló.

 El Centro de Estudios Históricos y Sociales de Puerto Madryn, junto con el Colegio de Arquitectos de la ciudad, remitió en septiembre del año 2016 una nota al  Contador Carlos Cupi, presidente de la Fundación, solicitándoles que dispongan la preservación y restauración de esta vivienda por sus características edilicias y sobre todo por la rica historia de quienes la habitaron, ya sea para actividades propias de esa Fundación o bien para darle a la misma otro fin social, vinculado con la divulgación histórica y cultural de nuestra ciudad.

Hasta ahora no se ha recibido ninguna respuesta, pese a las diversas gestiones realizadas,  La vivienda contigua,  que comenzó a construir el 1º Intendente de la ciudad, Roberto Gómez, también declarada patrimonio histórico, ya fue destruida en su fachada y tapada por locales comerciales.

 El estado de abandono de la Casa Grimm / Rapoport, junto con los ofrecimientos de venta que estarían realizando, debería preocupar a toda la comunidad y sus autoridades ante el riesgo de que otra propiedad más de las declaradas “patrimonio histórico de la ciudad” desaparezca. Se han secado la vegetación entre ellas la araucaria milenaria, los distintos tipos de arbustos y árboles.

Creemos conveniente mantener nuestra historia, nuestro patrimonio,  más cuando se declara a través de una ordenanza la protección del inmueble y la necesidad de mantenerlo inalterable.

Somos un grupo de vecinos que deseamos que esta vivienda sea destinada a un espacio cultural, artístico que tanta falta nos hace en nuestro querido Puerto Madryn, por lo que solicitamos la intervención directa de las autoridades locales.-

Atentamente,



Hoy: Cesar cuenta con tu ayuda

Cesar Colos necesita tu ayuda con esta petición «@ric_sastre Madrynenses, cuidemos nuestra historia.». Unite a Cesar y 4,858 personas que firmaron hoy.