Petition Closed

15,036
Supporters

Cautiva desde 1992 en el oceanario Mundo Marino de Argentina, la orca macho Kshamenk da 500 vueltas cada hora en su diminuta piscina; un animal que en libertad recorre grandes distancias. Durante los primeros años vivió con Belén, una orca hembra que también había sido "dudosamente" rescatada en 1988, víctima de una enfermedad renal murió en el año 2000. Es inimaginable el día a día de este ser vivo, sirviendo de atracción turística y viviendo en condiciones lamentables. Pedimos su liberación, lleva demasiados años sufriendo.
Enlace: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.401490633255059.91147.280777255326398&type=1&l=2a4bb3ad21

http://www.patagonia-argentina.com/kshamenk-orca-cautiverio

Letter to
Secretario de Ambiente Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación Dr. Juan José Mussi
Ministro de Turismo de Argentina Señor Enrique Meyer
Gobernador de la provincia de Buenos Aires Señor Daniel Osvaldo Scioli
and 3 others
Gobernador de la provincia del Chubut • Sr. Martín Buzzi
Secretario de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut Sr. Carlos Zonza Nigro
Gobernador de Río Negro Sr. Alberto Weretilneck


Rehabilitar y liberar a la orca Kshamenk
A la atención de:
Dr. Juan José Mussi - Secretario de Ambiente
Señor Enrique Meyer - Ministro de Turismo de Argentina
Señor Daniel Osvaldo Scioli - Gobernador de la provincia de Buenos Aires
Sr. Martín Buzzi, Gobernador de la provincia del Chubut
Sr. Carlos Zonza Nigro, Secretario de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut
Sr. Alberto Weretilneck. Gobernador de Río Negro
Acabamos de firmar la petición para que se rehabilite y libere a Kshamenk, la orca prisionera en Mundo Marino.
Ustedes, como representantes de la ciudadanía y encargados de velar por el bienestar de nuestra tierra y su biodiversidad, no deberían permitir una crueldad tan grande hacía un ser vivo.
Kshamenk, la orca prisionera de Mundo Marino, vive en condiciones deplorables y es cada vez más conocida en el mundo, su situación ya es denunciada por miles de personas. Todos saben como llegó la orca y sus compañeros (ahora muertos) a Mundo Marino, capturadas, arrancadas de su hábitat y confinadas en pequeños tanques para el disfrute y la ganancia económica de unos pocos.
De acuerdo a la información que disponemos, Kshamenk tenía entre cinco y seis años de edad al momento de la captura, lo que significa que tuvo varios años para ganar la experiencia necesaria para sobrevivir en la naturaleza, alimentarse por sus propios medios, navegar, comunicarse y usar su sonar.
Kshamenk es hostil hacia los entrenadores. En efecto, no quiere saber nada con las personas. El hecho que Kshamenk no haya desarrollado lazos con los seres humanos, favorecerá su reinserción en el medio silvestre.
Vale la reflexión, un animal de esas características, de varias toneladas de peso, que en su estado normal recorre grandes distancias... Señores, este ser vivo lleva muchos años confinado en algo más grande que una bañera para su tamaño, ¿No es para volverse loco?
Además, un animal nacido libremente en el medio natural es un bien público y le pertenece a todos los hombres, con lo que Mundo Marino, carece de cualquier derecho a la propiedad del mismo.
Hay un proyecto en marcha, difundido en las redes sociales y el que creemos correcto y vital para devolverle la libertad a Kshamenk, presentado en Chubut en enero de 2013.
Apelamos a su sentido común y humanitario, señores; este es un caso claro de maltrato animal. El mundo se va a movilizar para liberar a Kshamenk.
Sería un noble gesto que la iniciativa partiera de ustedes. Rogamos la ayuda de todos ustedes.
Atentamente
Regina Prieto Y Lorena Ponce