Alumnos UVQ requerimos rendir exámenes virtuales ante situación sine díe por corona virus

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!


Los alumnos del modo virtual de la Universidad Nacional de Quilmes, Bernal Buenos Aires, no pudimos rendir exámenes finales presenciales en las distintas sedes de la Universidad en todo el país, durante la semana del 16 al 20 de marzo de 2020, debido a la cuarentena del corona virus. La excepcionalidad que nos mantiene a todos en los cuarteles de invierno y nos impide trasladarnos hacia los lugares donde debemos rendir, no debe inhibir a las autoridades de la Universidad de Quilmes para procurar una salida pragmática y legal como ya lo hicieron las Cámaras de Diputados y Senadores que encontraron en la tecnología del Siglo XXI, una solución para sesionar. Por otra parte, como estudiantes virtuales, toda nuestra trayectoria en las cursadas se realizó a través de Internet. Es así que esta parálisis educativa examinatoria no puede perdurar en el tiempo existiendo soluciones que ya fueron probadas y aprobadas por esta Universidad. La posibilidad de que la Universidad Nacional y Virtual de Quilmes permita a los alumnos rendir finales con esta modalidad, no configura per se riesgo alguno en las atribuciones del Rector de la Universidad. A mayor abundamiento, el Presidente de la Nación, anunció que la cuarentena podría extenderse por tiempo indeterminado en materia educativa y la Universidad no planteó ninguna estrategia para solucionar el problema de la modalidad a distancia, y aún cuando se flexibilicen las salidas durante la cuarentena, nos expondríamos de manera arriesgada al virus si fuésemos a rendir de manera presencial a otras provincias. Otras Universidades que usan el sistema a distancia para los exámenes finales, lograron evaluar a los alumnos con éxito vía web como la Universidad de Cuyo y en el Doctorado de la FLACSO, en las defensas de tesis, proyectos y avances de proyectos, para quienes por temas económicos no pueden realizar los exámenes de manera presencial. Una Profesora de la Licenciatura en Educación de la Universidad Nacional de Quilmes, en la modalidad virtual, utilizó un cronómetro de la web en un examen parcial con preguntas, así, el escrito cronometrado es la mejor opción para todos los estudiantes virtuales, porque cuando rendimos exámenes finales presenciales, lo hacemos de manera escrita en dos horas. Estas decisiones desacertadas por parte de la Universidad de Quilmes, de impedir una solución alternativa lógica, impacta en todos los estudiantes en materia económica, socio cultural, posibilidad de ascenso laboral, entre otros. Actualmente, existen más de trescientos alumnos en todo el país, en estas condiciones de incertidumbre. En mi caso particular, trasladándome desde Jujuy hacia Tucumán, pagué entre traslados, hotelería y comidas, más de $10.000 (quince mil pesos) que no voy a recuperar jamás, y que significan un porcentaje importante de mis ingresos mensuales como docente, y lo peor es que no pude rendir, porque los profesores habían regresado a Buenos Aires el lunes 16 de marzo en el vuelo de las 10:00 de la mañana, y yo rendía este día a las 16:00 horas, y absolutamente nadie me informó que los exámenes se suspendían. Estuve en Tucumán desde el domingo 15 hasta el martes 17 de marzo, porque no existía la posibilidad de comprar pasajes de ida y vuelta para el mismo día que rendía. Los estudiantes virtuales esperamos que esta nota llegue a las autoridades pertinentes, y que estas le den una solución viable, pronta, eficaz y contundente al problema que planteamos.

En nombre de mis compañeros y del mío propio, saludamos cordialmente al Rector de la UNQ, Profesor Villar y al Ministro de Educación de la Nación, Doctor Nicolás Trotta. 

María Eugenia Satosán de Pereira Eckhardt

Estudiante del último año de la Universidad Virtual de Quilmes