Que salvar una vida no nos deje sin trabajo

272,667
Supporters

Soy donante vivo de órganos. La vida de mi hija dependía de que yo le donara parte de mi hígado. Así que me pedí unos días de baja y otros de vacaciones para poder desplazarme a Madrid y someterme a la operación. A una semana de la intervención, fui llamado al despacho del director de Recursos Humanos y me despidieron. Lo que más me dolió fueron sus palabras: "Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija".


Muchas más personas de nuestra Asociación (HEPA, Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos) han vivido situaciones similares, como esta: "Para hacerme las pruebas de compatibilidad de donante para mi hijo, me desplace varios días al hospital y cuando llevé los justificantes de las pruebas a mi trabajo me indicaron que eran pruebas voluntarias y que yo no estaba enfermo y que no podían aceptar la justificación, que la solución era pedir una excedencia."


Estos dos ejemplos no son casos aislados. Un porcentaje muy alto de los padres que hemos donado un órgano hemos tenido problemas laborales y en la mayoría de los casos hemos perdido nuestro puesto de trabajo. Se considera que, como nosotros no estamos enfermos, es una operación voluntaria. Claro que es voluntaria... Voluntariamente queremos salvar la vida de nuestros hijos. Y por eso se nos castiga.

>>> Firma para que la Ley no permita despedir a las personas que donan órganos para salvar las vidas de otros <<

Las personas sanas que en vida donan un órgano a una persona enferma se enfrentan a la falta de un reconocimiento oficial de baja por incapacidad temporal. La legislación laboral española no prevé su cobertura laboral.

El trasplante de hígado de donante vivo reduce la mortalidad infantil en lista de espera en torno al 30-40%. Y los trasplantes de riñón en vida permiten reducir los costes económicos y de tiempo que supone la diálisis. Por eso...

EXIGIMOS una modificación legal laboral que impida que un donante cobre menos o sea despedido del trabajo por no estar protegido por una baja laboral.

PEDIMOS que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante.

Es de justicia que, tras el acto de contribución social realizado por el donante vivo, se le proteja de manera que esta protección permita alcanzar un equilibrio, nunca completo, entre el beneficio obtenido por la sociedad en su conjunto y el riesgo altruista asumido por parte del donante. Así, conseguiremos más donaciones, más vida.

Nuestro Gobierno no puede dar la espalda al problema que se ha planteado en esta petición, máxime teniendo en cuenta lo pionera que ha sido España hasta ahora en el mundo de la donación y los trasplantes de órganos.

Si crees que se deben proteger los derechos de las personas que de manera altruista, generosa y solidaria arriesgan su propia vida para salvar la de los demás, por favor firma y comparte nuestra petición.


Más información: Asociación HEPA (Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos).

 


HEPA started this petition with a single signature, and now has 272,667 supporters. Start a petition today to change something you care about.