Que la Academia de los Oscars condene la violencia de género en el cine y a Bertolucci

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


EN / DE

Martes 29 de noviembre de 2016

Sra. Dawn Hudson, directora general  de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos:

Me llamo Sandra, soy cinéfila y mujer. Aunque a día de hoy no he visto, ni entra en mis planes ver, El último tango en París (Bernardo Bertolucci, 1972), sí conozco, como miles y miles de personas, la trayectoria de sus protagonistas. Me refiero sobre todo a Bertolucci como aclamado director y a Marlon Brando como reconocido actor y sex symbol. 

De Maria Schneider, "la chica" en la película,  sé poco. Sobre todo que su popularidad subió como la espuma gracias a esta película para después bajar con la misma intensidad, y que pasó el resto de su vida lamentando la famosa escena "de la mantequilla",  en la que director y actor protagonista decidieron ocultarle detalles de su sodomización en la pantalla (para quien no conozca la historia, Brando y Bertolucci fueron artífices y cómplices en un acto de supuesto erotismo, clave en la película, en el que buscaron el efecto "realista" al sorprender a una niña de 19 años, que es violada analmente con mantequilla por exigencias de un guión improvisado y no pactado, y cuyas lágrimas de horrorosa sorpresa podemos ver en la película), vulnerando sus derechos como actriz y su dignidad como mujer y persona, y humillándola y abusando psicológicamente de ella. Si la penetración fue real o no, es casi anecdótico.

 Los hechos a los que me refiero tendrían más consecuencias que una polémica en el mundo en el que espero vivir en el siglo XXI, de ser ciertos. Pero no sólo son ciertos y han sido reconocidos por la actriz y el propio director, sino que éste último ha llegado a hablar abiertamente del tema y confesarse culpable pero "no arrepentido", como podemos ver en una entrevista de televisión de 2013. Son tres años desde entonces, durante los cuales la repercusión de esas declaraciones ha sido nula. Yo misma me enteré de esto el pasado 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, en que el vídeo subtitulado al español salió a la luz.

https://www.youtube.com/watch?v=021jNOEVytQ

Bertolucci no es el primero de una larga serie de "artistas" en la Historia del Arte para los que el fin justifica los medios y la mujer es tan material como un pincel o una cámara. Pues bien, me parece que, como he dicho, habiendo llegado al siglo XXI y asistiendo a una reciente nueva ola feminista muy necesaria, va siendo hora de asumir ciertas responsabilidades para con la mujer de parte de las instituciones y los medios. El arte no puede estar por encima de la integridad de las personas, no puede anteponerse a la integridad de las mujeres.

 Se nos habla de empoderamiento, se habla de derechos, de igualdad de oportunidades y de condenar la violencia de género. Ustedes mismos han aprobado este año una nueva medida por la cual el número de mujeres en la academia deberá duplicarse de aquí a 2020, para garantizar la imparcialidad y equitativa representación de hombres y mujeres.

Le pido como directora de la academia, y como mujer, que dé una voz a las mujeres cuyo sufrimiento, como el de  Maria Schneider, queda en el olvido. Que sean coherentes y condenen estas injusticias. Maria Schneider vivió en sus carnes la violencia en un momento en que nadie habría apoyado su testimonio, nunca llegó a tomar medidas de ningún tipo, más que en contra de sí misma y su integridad. No es tarde, ahora que cualquier presunto delito ha prescrito, para tener sin embargo un gesto simbólico y representativo de una declaración de intenciones renovada y modernizada. Le pido que en la próxima edición número 89 de los Oscars dediquen un espacio especial para pronunciarse al respecto, manifestando que la Academia no sólo no puede apoyar ni premiar este tipo de conductas, sino que las condena. Y aprovechando para hacer público un decálogo ético en la industria cinematográfica planteado desde la perspectiva de género y que redactarán con la ayuda de organizaciones referentes y con trayectoria en el desarrollo de políticas para la igualdad de género.

Atentamente,

Sandra Sánchez 

 



Hoy: Sandra cuenta con tu ayuda

Sandra Sanchez necesita tu ayuda con esta petición «Que la Academia de los Oscars condene la violencia de género en el cine y a Bertolucci». Únete a Sandra y 41.605 personas que ya han firmado.