EL Hospital de Albacete se pase a llamar “Hospital Universitario Antonio Cepillo Boluda ”

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Tenemos en Albacete un Hospital sin nombre, no tiene carácter, no tiene personalidad, simplemente es universitario

¿¿¿Qué mejor que asignarle el nombre de una persona que lo ha dado todo por la medicina, que ha puesto su corazón y su ejemplo para una buena praxis, que mejor que devolver todo el amor que él ha dado por su trabajo ???

Ha fallecido el pediatra albaceteño Antonio Javier Cepillo Boluda. El Colegio de Médicos ha confirmado “la gran pérdida de un amigo” que se iba a incorporar en cuanto acabara el tratamiento. Sus compañeros quieren trasladar su más sentido pésame a la familia de quien ha sentado las bases de la humanización desde la doble óptica, la del médico y la del paciente. Capitán Optimista y “flautista” de Los Guachis, deja un vacío que llenarán las lecciones que dio con su ejemplo.
Antonio Cepillo
El 6 de mayo de 2016, el doctor Antonio Javier Cepillo contaba emocionado en la despedida a los residentes, que durante su tercer año de residencia en Pediatría, cuando ya se veía camino de hacer las américas para completar su formación, se encontró con un bulto que no le dolía. De la noche a la mañana, se vio en la sala de espera de Oncología, al otro lado, con un tumor. Veía, como él mismo explicaba ante un Aula Magna abarrotada, que se le detenían el tiempo y la vida.
Antonio Cepillo había pasado por todo. Traslados, cirugías, salas de espera y unidades de cuidados intensivos. Pero ese 6 de mayo estaba en la Facultad de Medicina, junto al resto de los residentes, celebrando que lo había conseguido, que era pediatra.
El doctor Cepillo contaba su experiencia con el cáncer en el discurso de despedida a los residentes, en 2016
Confesaba que había aprendido en primera persona cómo un médico no debe tratar a un paciente.
Un año después de aquel emotivo acto de despedida a los residentes, en junio de 2017, el pediatra albaceteño se confirmaba como “Capitán Optimista”. La vocación, valentía, sensibilidad y formación del flautista de Los Guachis alcanzaba un reconocimiento nacional.
En 2017 se convertía Capitán Optimista
Y es que “Cepi” ha sido Capitán y pediatra, pero, sobre todo, ha sido Guachi, miembro de ese equipo de pacientes, familiares, personal sanitario y voluntarios que se enfrenta a la adversidad cantando.
Capaz de regatear un balón a los pequeños pacientes en pleno pasillo,
quien fuera compañero de vestuario del futbolista Andrés Iniesta, le ha empatado a fama en el ámbito sanitario. Este médico humilde de mirada infantil, ha dado una sencilla lección de humanización en cada uno de los pasos que ha dado.
Este pediatra ha transformado en hechos la apuesta por la humanización de la sanidad
Ha dejado su huella por donde ha pasado, convirtiendo en hechos la apuesta por la humanización de la sanidad. Queda el alma de un hombre bueno que ha predicado con el ejemplo

 

DiarioSanitario