Cada día millones de perros y gatos son víctimas de este comercio. Los dueños de estos animales lucran con ellos obligándolos a aparearse en cada celo de la hembra.

Los partos excesivos ponen en peligro la vida de la hembra, los cachorros son separados de su madre a tan sólo semanas de haber nacido, sin posibilidad de crear lazos con ella y obtener nutrientes que son fundamentales para su supervivencia.

Cada uno de los cachorros es vendido a tiendas de mascotas en donde los tendrán enjaulados, mal alimentados, lastimados y expuestos a tensión que va en detrimento de su salud. Si después de unos meses no se han vendido se ponen en oferta o se sacrifican.

Los cachorros que no logran ser ubicados en tiendas son vendidos a particulares para organizar peleas de perros, como alimento o simplemente para continuar con este cruel comercio.

Los dueños que compran estos animales en las tiendas terminan abandonándolos porque son agresivos, nerviosos o ladran mucho, situación creada por su encierro y exposición a estrés constante.

Una vez abandonados se deben de enfrentar a gente que los maltratará, a ser atropellados por un carro, a ser asesinados por placer o caer en manos de la perrera que después de una semana de encierro los electrocutará hasta matarlos.


John Wayne dijo ""El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las ha hecho." 

Ayudemos a estas víctimas sin voz a que ya no lucren con ellas. Somos su único medio de esperanza y está en nosotros terminar con esta situación.

 

Letter to
Candidata a gobernadora de Nuevo León por la "Alianza para tu Seguridad" Ivonne Álvarez
Candidato a gobernador por el Partido Acción Nacional Felipe de Jesús Cantú Rodriguez
PROHIBIR la venta de perros y gatos en las tiendas de mascotas es SALVAR VIDAS.

Cada día millones de perros y gatos son víctimas de este comercio. Los dueños de estos animales lucran con ellos obligándolos a aparearse en cada celo de la hembra.
Los partos excesivos ponen en peligro la vida de la hembra, los cachorros son separados de su madre a tan sólo semanas de haber nacido, sin posibilidad de crear lazos con ella y obtener nutrientes que son fundamentales para su supervivencia. Cada uno de los cachorros es vendido a tiendas de mascotas en donde los tendrán enjaulados, mal alimentados, lastimados y expuestos a tensión que va en detrimento de su salud. Si después de unos meses no se han vendido se ponen en oferta o se sacrifican.
Los cachorros que no logran ser ubicados en tiendas son vendidos a particulares para organizar peleas de perros, como alimento o simplemente para continuar con este cruel comercio.
Los dueños que compran estos animales en las tiendas terminan abandonándolos porque son agresivos, nerviosos o ladran mucho, situación creada por su encierro y exposición a estrés constante. Una vez abandonados se deben de enfrentar a gente que los maltratará, a ser atropellados por un carro, a ser asesinados por placer o caer en manos de la perrera que después de una semana de encierro los electrocutará hasta matarlos.
John Wayne dijo ""El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las ha hecho."
Ayudemos a estas víctimas sin voz a que ya no lucren con ellas. Somos su único medio de esperanza y está en nosotros terminar con esta situación.