Por el fin de los delfinarios en España #noesPaísparaDelfines

Por el fin de los delfinarios en España #noesPaísparaDelfines

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 10.000!


(English)

Blau, Tumay y Nuik son los tres últimos delfines que han dejado de estar expuestos en un zoo de nuestro país, aunque lamentablemente lo han hecho para ir a otro lugar donde siguen existiendo espectáculos con estos cetáceos . En 2018, Barcelona se declaró ciudad libre de cetáceos y hace unas pocas semanas estos tres delfines ya no están siendo explotados en nuestro país, pero sí en otro lugar (el Attica Zoological Park de Atenas). Es el momento de actuar. 

Me llamo Olivia Mandle, tengo solo 13 años, y sueño con que en nuestro país no existan delfinarios donde se siga utilizando a estos animales para el beneficio de una empresa. Por muy pedagógico que sea su objetivo, no es normal encerrar a estos animales en pequeñas piscinas día y noche por el resto de sus vidas. 

Países como Chipre, Eslovenia, Croacia, Costa Rica, Chile o India han prohibido este tipo de delfinarios. Han reconocido así, que delfines y otros animales como las orcas son animales dotados de una alta inteligencia social, necesitados de su comunidad para desarrollarse, son seres autónomos y autoconscientes que quieren tomar sus decisiones sobre qué hacen y a dónde van, y que también sufren trastornos psicológicos,

Al contrario que en esos países, en España no es así. Hoy en día hay hasta 11 delfinarios entre la Península y las islas, una auténtica barbaridad. De hecho, nuestro país es uno de los que cuenta con más cetáceos en cautividad, algo de lo que no deberíamos estar orgullosos. 

Por eso creo que nuestro país debería empezar a dar pasos de forma urgente para poner fin a los delfinarios. Se puede empezar, como han hecho otros países por prohibir la cría y compra de delfines en cautividad, para posteriormente convertirnos en un país libre de delfinarios. 

Señor Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, Señor Pablo Iglesias como vicepresidente, Señor Sergio García Torres, como Director General de los Derechos de los animales: prohíban de una vez los delfinarios en España. 

El error que se ha cometido en Barcelona y el sufrimiento a estos delfines se podía haber evitado: lo que se ha hecho es trasladar “un problema” de un zoo a otro; cuando podrían haber dejado a estos animales en un santuario marino, ellos han preferido que esos cetáceos sigan viviendo en cautividad. 

Estos delfines no se merecen una vida así, ellos se merecen ir a un santuario marino donde de verdad les ayuden a volver a tener sus instintos, recuperar acciones como la de buscar alimento, etc. Ellos, como cualquier animal en cautividad, se merecen acercarse lo máximo posible a la libertad, que por supuesto, ya nunca más la tendrán de forma total o completa, pero por lo menos, se merecen un buen final de vida, algo que les haga acabar sus días con dignidad y como animales que son, en libertad y en su hábitat natural o lo más cercano a lo que podría ser un hábitat natural: un santuario marino.

Firma ahora esta petición para pedir que España prohíba la cría y compra de delfines, para así acabar con esta barbaridad y con los delfinarios que hay en este país.