Un llamado de atención a los funcionarios de Argentina

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


Manifiesto Federal Argentino

Nosotros, los firmantes,  Somos un colectivo de ciudadanos argentinos que se ven inmersos en una realidad que no nos conforma y pretendemos modificarla para lograr un país sin excluidos, donde se pueda programar un futuro y vivir con dignidad. Tenemos una composición heterogénea y buscamos resolver los problemas de nuestra nación bajo el estricto estado de derecho y usando las herramientas electorales vigentes para la selección de nuestros representantes.

El desapego actual a las plataformas políticas y el uso de alianzas electorales para aglutinar al electorado exige nuevas herramientas para que la ciudadanía exprese a sus representantes que es lo que quiere y ahorrarse las promesas vacías o discursos ambiguos y generales. Por ello, de cara a un nuevo proceso eleccionario, en un contexto de permanente violación a los derechos básicos, manipulación mediática, operaciones judiciales y con una acuciante demanda social concordamos, aún en la diversidad, en expresar a los responsables del Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Ministerio Público, miembros de organizaciones sociales y candidatos con aspiraciones representativas el siguiente:

Manifiesto

  • No renunciamos bajo ningún aspecto a nuestra soberanía por lo tanto rechazamos todo empréstito o maniobra financiera que comprometa nuestra autodeterminación, no toleramos la injerencia de otros estados en nombre del liberalismo económico, exigimos el desalojo de todo asentamiento militar/estratégico extranjero en respeto a nuestra nación y reivindicamos nuestro derecho sobre las Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur;
  • No renunciamos a los valores éticos que mantienen unida a esta sociedad por lo tanto no toleramos ningún tipo de engaño, mentiras, fraude, doble discurso o manipulación de las instituciones bajo ningún pretexto. El compromiso público debe ser correspondido con hechos acordes a las promesas por lo tanto no puede un funcionario exigir a su pueblo lo que es incapaz de cumplir para sí mismo y debe acompañar voluntariamente en el esfuerzo que de manera cotidiana reclama;
  • No renunciamos a nuestra esencia latinoamericana de ser un pueblo unido, solidario, fraterno, generoso y pacífico por lo tanto rechazamos la polarización, el individualismo y la manipulación emocional de las masas con mensajes rentados que pretenden exacerbar una grieta social que no conduce más que a la ganancia material de los especuladores;
  • No renunciamos al trabajo como mecanismo primario de la ascendencia social por lo tanto rechazamos cualquier ola importadora que afecte a nuestra estructura productiva y al empleo. Reclamamos paritarias libres y libertad sindical para canalizar reclamos disponiendo tanto de los fondos sociales como de mutuales y obras sociales en forma democrática;
  • No renunciamos al principio constitucional de inocencia rechazando todo encarcelamiento con motivo político o previo a la sentencia firme como mecanismo de amedrentamiento y estigmatización. Rechazamos toda cacería infundada a políticos opositores, artistas, periodistas o sindicalistas como así también el uso selectivo de los dispositivos mediáticos y judiciales tendientes a lograr una hegemonía del poder;
  • No renunciamos al esfuerzo para prosperar pero el mismo debe ser acompañado por los políticos que promueven el ajuste fiscal, por las prestadoras de servicios públicos y por los conformadores de precios reduciendo sus ansias de rentabilidad en el momento de crisis que se impone. Rechazamos dietas descomunales, privilegios impositivos y sueldos públicos que superan decenas de veces un salario o una jubilación como así también el despilfarro de los fondos públicos en partidas publicitarias oficiales que compran blindaje y complicidad;
  • No renunciamos a ninguna lucha y exigimos respeto a toda nuestra historia para que cada gota de sangre derramada no sea en vano. Sostenemos las consignas de Memoria, Verdad y Justicia siendo imprescindible el estricto cumplimiento de las condenas de prisión efectiva por delitos de lesa humanidad en el marco de la dictadura cívico-militar;
  • No renunciamos al modelo de país estipulado por nuestra Constitución Nacional por lo que exigimos a la clase política y dirigencial un compromiso por el carácter representativo de su pueblo para que cada uno de ellos sea síntesis y voz de aquel que le confirió un mandato. Exigimos respeto por la confianza depositada y transparencia en cada decisión tomada.

Los funcionarios públicos deben saber que este pueblo está cansado de subvencionar injusticias y su propia ruina siendo este momento de crisis el inicio de una etapa con una celosa exigencia de idoneidad de sus representantes. No estamos enojados con la política sino con los políticos que no la honran y se ha aprendido de experiencias anteriores como el "Que se vayan todos!". Queremos espacio para aquellos cuadros empoderados que representan a sus pares. No hay verdadera democracia con castas de privilegiados que se re-acomodan por décadas en la función pública de espaldas a la sociedad como una oligarquía política.

El pueblo elegirá a sus candidatos y representantes del modo habitual pero además, de modo transversal a partidos políticos y alianzas, también establece ahora requisitos mínimos para la gestión pública por lo que cualquier candidato que resulte ganador será responsable de cumplir con las demandas de toda una sociedad, de los que ganan y los que pierden en su elección. No debe subestimarse a un pueblo que se encuentra en su mayoría decepcionado o acorralado o ambos.

Es nuestro deseo que recuperemos la fe en este país y que sus administradores respeten al pueblo argentino. Esta tierra es rica en pobres que generan riqueza y es abundante en todos los recursos pero se castiga al mas importante, el recurso humano. Con esta petición reclamamos un salto cualitativo en la tarea representativa y un compromiso inequívoco al juramento que se realiza al tomar cada cargo.

Con esta firme convicción de aquello a lo que no renunciamos, aquello que exigimos y eso que esperamos de aquellos representantes impulsados por el voto popular, alzamos la consigna de nuestro Himno Nacional.

Sean eternos los laureles que supimos conseguir coronados de gloria vivamos o juremos con gloria morir!



Hoy: Cesar Jacinto cuenta con tu ayuda

Cesar Jacinto Briatore necesita tu ayuda con esta petición «Poder Ejecutivo Nacional: Este es un pueblo que no renuncia.». Unite a Cesar Jacinto y 18 personas que firmaron hoy.