Petition Closed
Petitioning Leonardo Visconti di Modrone

Pide al gobierno italiano que deje de discriminar a los homosexuales


A Cristian Friscina, un chico de 28 años de Brindisi, se le ha denegado el carné de conducir. "Padece graves patologías que podrían resultar un impedimento para la seguridad de la conducción". Es gay, Una muestra más de la homofobia del gobierno italiano que no puede quedar impune. No es la primera ni la última. Berlusconi, acosado por sus fiestas sexuales con menores y prostitutas, llego a afirmar que es 'Mejor sentir pasión por una chica guapa que ser gay'. El ministro de familia del país atacó a un anuncio que mostraba a una familia formada por personas del mismo sexo por ser "de mal gusto" y atentar “contra la familia tradicional, considerada anticuada y trasnochada”. Y podríamos seguir. La realidad es que la homofobia es cada vez más latente en Italia. Los derechos fundamentales de las personas no son respetados en ese país. La violencia aumenta y la irresponsabilidad de su gobierno es corresponsable. Debemos pararlo. Debemos pedir al gobierno italiano que abandone esos ataques y sea responsable. Que trabaje por la igualdad y respete los derechos fundamentales. Hazlo.
Letter to
Leonardo Visconti di Modrone
Señor embajador,

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Su constitución los reconoce y garantiza en el artículo dos. Sin embargo, a Cristian Friscina no se los reconocen cuando le niegan su derecho a tener permiso de conducir por ser gay. Ni los reconocen cuando su Primer Ministro se mofa de las personas homosexuales. Ni lo hace cuando su ministro de familia ataca a todas las familias.

La deriva homófoba de su Gobierno es corresponsable del aumento de ataques a personas homosexuales. Tienen la obligación de hacer de su país, miembro de la Unión Europea, un espacio de libertad e igualdad. No lo están haciendo y la gravedad de sus acciones no puede quedar impune.

Le pido que transmita a su gobierno la preocupación por sus acciones irresponsables. Queremos que en Italia todas las personas tengan los mismos derechos. Que todas las personas vivan en igualdad y con respeto a todos y a todas.

Cesen inmediatamente esta deriva.

Un saludo,