Confirmed victory
Petitioning Felipe Faraguna and 1 other

Pide a Unicaja que paralice el desahucio de cuatro ancianas de una residencia

13,579
Supporters

La Obra Social de Unicaja quiere desalojar a las últimas ancianas que permanecen en una residencia de su propiedad en Benalmádena. El 8 de Abril los ancianos de la residencia recibieron un escrito vía burofax en el que se les comunicaba que tenían que abandonar la residencia para permitir la ejecución de unas obras, al encontrarse la misma en mal estado. Este extremo fue desmentido por los ancianos, no existiendo además informe técnico alguno que lo acreditase. Por otra parte, el Ayuntamiento de Benalmádena tampoco tenía constancia de las obras. Y ahora los propios directivos de Unicaja reconocen que dichas obras no se efectuarán a pesar de ser la justificación del cierre según el escrito del 8 de abril, y que han llegado a un acuerdo con la Administración para el derribo del edificio. Si esto se confirma, estaríamos hablando de una estafa a más de 70 ancianos, pues todos se fueron por el motivo inicial que Unicaja indicaba en su escrito.

La entidad ha ejercido una presión constante sobre todos los residentes hasta lograr que solo queden en la residencia cuatro ancianas que, bajo recomendación de su abogado, permanecen aún en la misma, sin que se les permita recibir la visita de sus amistades. Ahora las cuatro ancianas han sido demandadas por la Obra Social de Unicaja para que puedan ser desalojadas. Estas personas tienen más de 80 años, no están en buenas condiciones de salud, y en cualquier momento pueden quedarse en la calle.

Apoyando con tu firma esta petición, estarás pidiendo a Unicaja que frene el inhumano acoso que está ejerciendo sobre estas personas, y que acceda a dar continuidad a la actividad de la residencia, readmitiendo en la misma a todos los ancianos.

Si logramos generar una ola de repulsa colectiva contra estas actuaciones podríamos lograr que empresas como Unicaja empiecen a actuar con auténtica responsabilidad social corporativa, sin tomar decisiones que pongan en riesgo vidas humanas.

No permitas que una entidad bancaria con beneficios expulse de su hogar a estas ancianas indefensas, anteponiendo como siempre sus intereses económicos a los derechos de las personas.

Firma ahora. No las dejes solas.

Letter to
Felipe Faraguna
director corporativo de la Obra Social de Unicaja
Me dirijo a usted para mostrarle mi repulsa hacia el intento de desahucio de las ancianas encerradas en la residencia Marymar de Benalmádena gestionada por la entidad para la usted trabaja.

Estas ancianas de edad avanzada y precario estado de salud están sufriendo un intolerable acoso de la Obra Social de Unicaja para que se marchen de la residencia que debe cesar de inmediato, ya que tienen un contrato en vigor que ustedes pretenden rescindir unilateralmente en base a ciertos intereses ocultos.

En consecuencia, le pido que retire la orden que impide a sus amistades el poder visitar a las ancianas que permanecen en la residencia, y que paralice la orden de desahucio que pesa sobre ellas, así como la demanda que la entidad ha interpuesto. Asimismo, sería necesario que permitiesen el retorno a la residencia a todo aquel residente que quisiese hacerlo, y que restauren los servicios cancelados de gimnasia, actividades, etc.

El interés de un banco no puede estar por encima de los derechos básicos de las personas, y menos aún tratándose de un caso como éste, en el que se trata de personas de una avanzada edad a las que esta situación les está acarreando graves daños psicológicos.

Sin más dilación, hago un llamamiento para que atienda a la grave situación humana que están provocando antes que al puro interés económico de su entidad.

Atentamente,