Victoria

Permitan que Carmen vuelva a casa con su familia

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 167.704 firmas!


#BringCarmenHome

Llevamos casi 12 meses atrapados en Tailandia. Nuestras vidas han dado un giro de 360º, nuestros puestos de trabajo están en peligro, nuestra familia está ahora dividida.

Falsas acusaciones y cargos criminales han sido presentados contra nosotros por parte de la subrogada que dio a luz a nuestra hija Carmen en enero. Lo que se suponía que iban a ser las 4 semanas más felices nuestras vidas, el nacimiento de nuestra segunda hija ante la atenta mirada de Álvaro, nuestro primer hijo de casi 2 años, se han convertido en una auténtica pesadilla que no sabemos cuándo va a terminar.

La elección de Tailandia para realizar nuestro segundo proceso de subrogación fue muy rápida, una vez tuvimos claro que queríamos ampliar nuestra familia. Se llevaba practicando durante muchos años, con una infraestructura muy desarrollada de agencias, clínicas, embriólogos y hospitales participando en esta maravillosa técnica de reproducción que ayuda a tantas familias, heterosexuales en su mayoría, y homosexuales también. Hay miles de casos exitosos de familias felices de todo el mundo que han venido a Tailandia para un proceso de gestación subrogada y nunca había habido ningún problema cuando comenzamos el proceso en marzo del 2014.

Carmen nació en enero del 2015 y, nuestra gestante, tras dar su consentimiento en el hospital para que nos lleváramos a Carmen a casa, cambió de opinión a los pocos días. Desde entonces, se niega a firmar los papeles necesarios para poder sacar el pasaporte de nuestra hija y así poder volar a España que es donde está nuestro hogar.

Su primera excusa para no firmar fue que no éramos una familia "ordinaria" y que tenía miedo por la educación de Carmen. Luego, conforme el tiempo pasaba, fueron muchas otras excusas y acusaciones, entre ellas que estábamos involucrados en el tráfico de personas y queríamos vender a Carmen por trozos en el mercado negro…

Finalmente, hemos descubierto que lo que ella quería era tener una hija mestiza y quedársela tras dar a luz, aún sabiendo que no es suya biológicamente. Durante meses, ella y su asesora legal han intentado manipular a los medios de comunicación y a los tailandeses diciendo mentiras sin pruebas sobre nosotros. De ahí que decidiéramos a mediados de junio saltar a los medios para demostrar que todo lo que habían dicho era mentira y que teníamos pruebas para demostrarlo. Rápidamente la gente ha visto, a través de las pruebas, fotos y vídeos, que tan sólo somos una familia normal, con mucho amor, unos hijos felices y que hemos sido unas meras víctimas de las maquinaciones de una mujer obsesionada con tener una hija mestiza.

La nueva ley sobre subrogación entró en vigor el 30 de julio. Ésta declara ilegal la subrogación para los extranjeros, pero incluye una disposición transitoria que se aplicará a todos los niños nacidos anteriormente a la ley. Esta disposición elimina eficazmente la patria potestad de la subrogada y se la concede a los padres que iniciaron el proceso. Todo perfecto, si no fuera porque la ley habla de parejas entre hombre y mujer, y nosotros no lo somos…

Somos una familia normal, feliz, que solo quiere volver a su casa y que, por circunstancias ajenas a nosotros, nos hemos visto envueltos en un gran problema con una mujer que se presentó voluntariamente para gestar un niño/a para otra pareja, sabiendo que se lo iba a quedar.

Durante estos casi 12 meses hemos necesitado de los servicios de un prestigioso bufet de abogados, alojamiento y dietas para los cuatro, salidas del país para renovar visados, guarderías para nuestro hijo Álvaro, traductores, etc, etc. Y aunque contábamos con unos ahorros, pronto se terminaron.

Por favor firma nuestra petición para que Carmen pueda volver a casa con su familia #BringCarmenHome >>

Muchas gracias,

Bud y Manuel.



Hoy: Bud cuenta con tu ayuda

Bud Lake necesita tu ayuda con esta petición «Permitan que Carmen vuelva a casa con su familia». Únete a Bud y 167.703 personas que ya han firmado.