No más violaciones a cerdos, vacas y otros animales de ganado

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Para producir leche para consumo humano, vacas entre otros animales usados para la producción de lácteos (Como leche o huevos) han de ser preñadas forzosamente cada año para que su producción de leche no se detenga cuando de forma natural dejaría de hacerlo.

Además, para maximizar la cantidad de leche para consumo humano, los becerros bebé son arrebatados de la madre y llevados a otro lugar a las 24 horas de que nazcan, ocasionando estrés tanto a la madre como al recién nacido. Las madres vacas llaman y mugen por sus bebés varios días tras la separación. Algunos bebés son mandados directamente al matadero, a granjas de terneros, o a explotaciones cebaderas; el resto se volverán vacas lecheras como sus madres.

Mientras, sobre los cerdos: la mayoría de madres pasan su vida adulta entera confinadas en cajas metálicas. Nunca han sentido el cariño de una madre, y cuando crecen tampoco sentirán las caricias de un compañero. Los trabajadores frustran su deseo natural de construirse un sitio cómodo donde reposar. En vez de ello, quedan rodeadas por frías barras de metal y forzadas a estar sobre duros suelos de concreto recubiertos de heces.

Cuando son lo suficientemente grandes para parir, muchas cerdas son inseminadas artificialmente y encerradas durante todo su embarazo en "cajas de gestación", cajas de apenas 60 cm de ancho y demasiado pequeñas como para que las cerdas pudieran tan siquiera darse la vuelta o acostarse cómodamente



Hoy: Cosme cuenta con tu ayuda

Cosme Valera Reales necesita tu ayuda con esta petición «People for the Ethical Treatment of Animals (PETA): No más violaciones a cerdos, vacas y otros animales de ganado». Únete a Cosme y 1.382 personas que ya han firmado.