¡Aprueben YA la Ley Orgánica de regulación de la Eutanasia al inicio de la legislatura!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 300.000!


En abril de 2019 ayudé a mi compañera, María José Carrasco Motos, a petición suya, a suicidarse, para acabar con su estado de dolor físico insoportable, a consecuencia de la enfermedad degenerativa e incurable que padecía. Fueron treinta años los que pasó atada a la enfermedad de esclerosis múltiple. Yo me dedique desde el primer día a cuidarla, ofreciéndole mi apoyo para que su día a día le fuera lo más parecido a una vida normal. Pero en los últimos meses del año 2018 se le agravó con tal magnitud su estado que ya no hubo manera, ni con los opiáceos con los que se la trataba, de parar la tortura que le producía la enfermedad. Y es en esa situación cuando me pide de nuevo y sin paliativos a que le ayudara a acabar con su cuerpo maltratado de dolor de forma rápida, que es como ella lo deseaba; y al no poder llevar a cabo por sí misma su suicidio es por lo que yo le asistí en ese proceso.

Más de un millón de personas se sumaron a diversas peticiones a través de Change.org este año para intentar conseguir que se aprobara una Ley de Eutanasia. Lo pidió José Antonio Arrabal, también Luis de Marcos y su familia, y la familia de Maribel Tellaetxe. Ninguno de ellos hoy está con nosotros, pero sus historias no deberían repetirse: hay que despenalizar la eutanasia y el suicidio medicamente asistido.

Si hubiera estado vigente el derecho a acogerse María José a esa buena muerte como es la Eutanasia yo no estaría procesado en estos momentos, ni en un juzgado de Violencia sobre la Mujer, por ayudarle a terminar con su tortura. 

Por eso te pido que firmes esta petición: quiero pedir a los 350 diputados que acaban de ser elegidos tras las elecciones un compromiso para lograr que la Ley de Eutanasia sea la primera que aprueben tras dar comienzo la Legislatura.

El reconocer públicamente que yo ayudé a morir a María José fue algo muy meditado, con el propósito de demostrar a los negacionistas que este problema existe, y, con ello, para que nuestros representantes tuvieran en cuenta la necesidad de aprobar la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia.

Nadie nos puede obligar a vivir en las mismas condiciones por las que pasó María José, ni a los que esperan en silencio que se les ayude a terminar con su dolor y sufrimiento dejarlos sin que puedan decidir libremente la opción de la eutanasia. Necesitamos una Ley de Eutanasia. Esto tiene que ser aprobado al principio de la legislatura. No podemos esperar más. 

El apoyo social a la eutanasia en España sigue creciendo: según la última encuesta de IPSOS en 2018, el 85% de la población se mostraba a favor de la eutanasia. Además, hay que recordar que la eutanasia activa y / o el suicidio médico asistido es legal en países de nuestro entorno como Bélgica, Holanda, Suiza o Luxemburgo. 

Firma esta petición para que los diputados electos aprueben la Ley de Eutanasia cuanto antes.