Victoria

STOP al expolio de olivos milenarios de Catalunya

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 98.700 firmas!


¿Te parecería bien que los turistas se llevaran, piedra a piedra, la Alhambra de Granada, el Anfiteatro Romano de Tarragona, o el Acueducto de Segovia? Pues eso está ocurriendo en Catalunya, sobre todo en la comarca del Montsià, al sur de Tarragona, donde están arrancando y llevándose centenares de olivos milenarios para que adornen jardines de lejanas tierras.  Y tal es el frenesí de estos cuatreros modernos que en los últimos años se han llevado más de mil ejemplares. Si continúa este ritmo, en pocos años no quedará ni uno.

El olivo, como sabes, es uno de los árboles más longevos que existen en el mundo. Hasta el punto de que aún se conservan, en el huerto de Getsemaní, algunos  bajo los cuales oró Jesús en su última noche. Hay pocos árboles tan bellos como los olivos milenarios.

Y uno de los conjuntos más espléndidos -la mayor concentración del mundo-  está en el tramo final del río Sénia, a caballo entre Catalunya, Comunidad Valenciana y Aragón. Unos cinco mil en total, distribuidos en veintidós pueblos. Y el epicentro de esta eclosión de la naturaleza, con un total de 1.234 olivos milenarios, se encuentra en Ulldecona (Tarragona), y más concretamente en la partida del Arion, con 386 ejemplares. Entre ellos la Farga I, el olivo más viejo, con 1.704 años, lo que nos permite decir que hunde sus raíces en la época de Constantino el Grande.

La cuestión es –y aquí está la clave, la madre del cordero- que la Generalitat Valenciana promulgó hace diez años una ley protegiendo estos árboles, pero la Generalitat de Catalunya, en cambio, no ha hecho los deberes con una norma similar. Y el resultado es paradójico: al sur del río Sénia está prohibido arrancar estos olivos, pero al norte no. Como es lógico, la presión expoliadora se ha trasladado de la provincia de Castellón a la de Tarragona, y es en ésta donde los cuatreros de los olivos actúan con total impunidad y muchas prisas, no sea que la prohibición llegue también a Catalunya y se les acabe el chollo.

En las próximas semanas el Parlament de Catalunya debatirá una Proposición de Ley presentada hace unos meses por varios diputados  para protección de los olivos milenarios. Entre ellos, la diputada por Tarragona Rosa María Ibarra. Si se aprueba, la proposición se convertirá en ley y el peligro para los olivos desaparecerá.

Si estás de acuerdo, firma esta petición dirigida al Parlament de Catalunya para que apruebe esa proposición, evitando así el expolio de olivos milenarios de Catalunya, sobre todo en la comarca del Montsià, y   preservar, para nuestros descendientes, un patrimonio histórico que no es propiedad de la generación actual. Máxime cuando el 14 de diciembre pasado estos olivos fueron declarados por la FAO como Sistema de Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).

  Paco Zapater, abogado de Tarragona

 



Hoy: Paco cuenta con tu ayuda

Paco Zapater necesita tu ayuda con esta petición «Parlament de Catalunya: STOP al expolio de olivos milenarios de Catalunya». Únete a Paco y 98.699 personas que ya han firmado.