Petition Closed

1,368
Supporters
La llamada “Laguna del aceite” es una balsa de más de 6 hectáreas en la que desde 1989 la empresa Ulibarri-Piqsa vertió directamente hidrocarburos altamente tóxicos, con la tolerancia de todas las administraciones públicas. Ubicada en el término de Arganda del Rey, se encuentra dentro del Parque Regional del Sureste, uno de los espacios protegidos de la Comunidad de Madrid. Desde entonces, todos los años, miles de aves confundidas desde el aire por el reflejo de la supuesta lámina de agua, caen en el viscoso aceite y mueren incapaces de escapar una vez inutilizado su plumaje por la acción de este chapapote. La enorme toxicidad de estos compuestos y su alta acidez ocasiona daños irreparables en aves como garzas, ánades, limícolas, gaviotas e, incluso, rapaces nocturnas y conejos. La Comunidad de Madrid adquirió en 2009 esta laguna por un importe de 50.000 euros. El Director General de Medio Ambiente, Federico Ramos, anunció en el mes de marzo de ese año la limpieza, restauración y descontaminación en el plazo de 2 años. Cumplido ese plazo nada se ha hecho y las aves siguen muriendo sin que Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Arganda y Confederación Hidrográfica del Tajo pongan una solución a la retirada de los vertidos. Los colectivos ARBA, El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo te pedimos que envíes mensajes a estas tres Administraciones Públicas (ayuntamiento, comunidad autónoma y confederación hidrográfica) exigiendo la limpieza urgente y la restauración de la finca de la “Laguna del Aceite”. Paremos la muerte de miles de aves en la “Laguna del aceite”
Letter to
Sr. Director General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid
Confederación Hidrográfica del Tajo
Sr. Alcalde de Arganda del Rey
Estimados señores,

Desde hace más de 20 años, los vertidos de hidrocarburos y aceites ácidos de la llamada “Laguna del Aceite” (situada en el Parque Regional del Sureste) causan la muerte anual de miles de aves, muchas de ellas protegidas. Por otro lado, la existencia de este vertido tóxico supone un peligro sanitario para las personas del entorno.

La Administración que usted representa es responsable de la conservación de estas aves así como de la calidad ambiental y la recuperación de la “Laguna del Aceite”. A pesar de ello, han tolerado la situación actual de la laguna sin que en 20 años hayan hecho lo más mínimo para propiciar la limpieza de la laguna. Por estos motivos, le exijo la puesta en marcha de medidas urgentes para la retirada de los vertidos tóxicos de la finca y su recuperación ambiental.

Atentamente,