Vuelta al cole de Don Nicolas Sainz Gutierrez a Cardenal Spinola de Huelva

Vuelta al cole de Don Nicolas Sainz Gutierrez a Cardenal Spinola de Huelva

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
PADRES ESCUELA DE FAMILIAS COLEGIO CARDENAL SPINOLA ha iniciado esta petición dirigida a padres y madres del colegio y todo aquel que quiera apoyar los Vlores en la educación y

Con motivo del despido del Profesor Don Nicolás por el centro Cardenal Spínola de Huelva, producido recientemente, los abajo firmantes necesitamos poner de manifiesto lo que durante todo este período hemos reflexionado :

Nos da vértigo pensar si hoy existen suficientes MAESTROS. No es una cuestión fácil, pero entendemos que hemos de preguntarnos sobre ello porque en el mundo siempre los hubo.

Lo primero es aquello del VALOR. Hoy en día se dice que no hay valores, o que los valores ya son otros, o que existen más bien contravalores. Con los valores, la formación existe para estar presentes, nos imprimen talante y nos proveen de Humanidad, es un modo de situarnos ante la vida.

Si es así, ¿tiene algún valor ser maestro? La época pos-moderna que nos tutela en estos días nos ha enseñado que hoy tiene valor ganar dinero, cuanto más dinero más valor; que tiene valor sobrepasar al contrario, considerado contrincante y olvidado y denostado prójimo y si lo pasamos con juego sucio más valor parece tener.

¿Qué aporta el maestro hoy y siempre? Cuando desaparecen las vocaciones para ser sustituidas por las profesiones, desaparecen también del panorama los valores y palabras como saber, verdad, maestro, persona, etcétera, para ser sustituidas por otras más débiles, como información, comportamiento, estudiar…

Si de lo que se trata en el aula es de transmitir información, los maestros quedan sin empleo. Ordenadores, móviles, libros electrónicos, tablets… tienen un poder de transmisión más potente que cualquier maestro.

Si de lo que se trata es de transmitir información y valores entonces necesitamos a los profesores con vocación, aquellos que enseñan y educan, hoy y siempre, en situaciones nada fáciles, casi heroicas, y muestran la verdad de las cosas, proyectan valores, transforman y despiertan la humanidad de aquellos que tienen delante y hacen brillar los ojos de sus alumnos mientras se transforman con el conocimiento.

Y es precisamente por la convicción en todo ello por lo que los Papas y Mamás de la ESCUELA DE FAMILIAS queremos transmitir ese vértigo que hemos sentido al conocer que nuestro centro, esa gran familia en la que conviven y de la que forman parte nuestros hijos, ha prescindido del mejor representante de toda esta reflexión y de esta definición de maestro, Don Nicolás Sainz Gutiérrez. Siempre nos hemos sentido orgullosos y seguros de tener a nuestros hijos en uno de los mejores centros de educación de Huelva, que demuestran y elevan la bandera de estos valores en su equipo docente, Cardenal Spínola de Huelva.

Ahora, nuestro sentimiento de profunda tristeza y desconcierto, así como de necesidad de justicia y agradecimiento, nos empuja a realizar y a poner de manifiesto toda la labor que desde nuestra visión ha realizado Don Nicolás, no sólo la sobradamente acreditada y reconocida en sus más de 25 años en el ejercicio de su profesión de MAESTRO y docente por sus compañeros, por el colegio  y  por otras instituciones implicadas asimismo en labores de educación y formación, sino también por sus actividades en otros muchísimos ámbitos como el de  la Escuela de Familias que hemos compartido.

Es una pena que estos reconocimientos los hagamos siempre tardíamente. Aun así, creemos que nuestro Colegio, nuestros hijos y nuestro MAESTRO, sepan del compromiso y esfuerzo de los padres de esta ESCUELA DE FAMILIAS para con Nicolás así como el reconocimiento del conjunto de valores que él ha representado, transmitido y hecho realidad durante tantos años.

Creemos firmemente en los valores de nuestro Centro. Por eso creemos y sabemos, que siempre es posible cambiar el rumbo, rectificar. Y es por ello por lo que queremos transmitir nuestra convicción, desde el conocimiento que tenemos de la persona, de la honorabilidad personal y profesional del profesor Don Nicolas.

Los valores éticos de un MAESTRO como él se manifiestan en las razones que le motivan a la enseñanza, EL RESPETO a la persona de cada alumno que nos ha transmitido los padres del centro siendo nuestros hijos alumnos o no de sus clases, LA RESPONSABILIDAD que ha demostrado en su lucha para que porque los objetivos del centro y de los padres se hicieran realidad en una era donde lo fácil es dejarse arrastrar por tan solo cubrir expediente, LA GENEROSIDAD Y ENTREGA en su hacer incluso con problemáticas personales de las familias, donde individualmente se ha preocupado y ayudado a las familias en cuestiones que incluso quedaban alejadas de las obligaciones de un maestro pero que él siempre ha puesto por delante por esa vocación que destila de fe, entrega y ayuda en su persona, LA FIDELIDAD a un ideario educativo en el que los alumnos son mirados como las almas más importantes donde hay que volcar no solo la enseñanza del conocimiento sino la del ser buenas personas, EL ESPIRITU DE SERVICIO donde nuestros hijos y nosotros nos hemos sentido acogidos gracias a él, que ha sido para todos el eje principal del centro cada vez que nos ha mostrado su aprecio, confianza, respeto y comunicación, EL AMOR A LA PROFESIÓN, aunque no estemos a su lado en su trabajo en las aulas, ese amor que se transmite a cualquier hora y en cualquier momento, sello principal de Don Nicolás por seguir creciendo, seguir formándose y adaptándose a las nuevas necesidades de esta sociedad cambiante,  y su ALTA DISPONIBILIDAD para con los padres, cada una de las familias que aquí firmamos tenemos una historia que nos une a Nicolás,  ahora sin el “Don” pero con todo el respeto y el amor de la ayuda al prójimo ,desde la cercanía que siempre nos ha transmitido, sin miedo ni interés. Nicolás ha significado muchísimo en nuestro camino. Y le seguimos necesitando. Y los nuevos padres que se incorporen a la ESCUELA DE FAMILIA, sin saberlo, lo necesitan también.

 

Rogamos a nuestro centro y a su equipo de Dirección que reconsideren la decisión de prescindir de este gran MAESTRO. Los colegios y los profesores son irremplazables y hoy en día que los padres de un centro den su opinión y pongan de manifiesto el valor inalcanzable que tiene un maestro como Nicolás no es usual. Estamos en otras guerras en nuestras casas, cada uno con sus preocupaciones económicas, de salud, de convivencia, etc. que nos deja el COVID19 como para que nos enfrasquemos en perder el tiempo por alguien que no consideramos imprescindible en nuestras vidas y en las de nuestros hijos.

Les rogamos lean este manifiesto no como un pulso o como una batalla que no pueden perder. HOY no se trata de ver quién gana, hoy más que  nunca estamos aprendiendo a valorar lo realmente importante, estamos aprendiendo a valorar las profesiones de los demás, estamos aprendiendo que la vida no es una lucha de poder ni una competición, es un “te doy la mano y te ayudo “, “te doy la mano y te escucho”, “te doy la mano y comprendo que ha pasado” .

Rogamos que os pongáis la mano en el corazón en una decisión que normalmente solo tiene que ver con lo racional y que pongáis en la balanza de los objetivos del centro la opinión de los padres.

Sabemos del gran y difícil trabajo que la nueva situación os está llevando a realizar, pero si abandonamos la fe y el amor estamos perdidos. Os pedimos que volváis a reclutar a vuestro/nuestro equipo a Nicolás Sainz. Demos una nueva oportunidad a los valores y compartamos y hagamos realidad el seguir siendo un Centro donde el eje principal son los alumnos, las personas, los valores y entre ellos el perdón, el amor, el rectificar, la fe…

Gracias por leer este manifiesto y esta petición con el cariño y el respeto que siempre nos habéis demostrado a la opinión de los padres.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas