¡Que se acaben estas prácticas de maltrato animal!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


El video de doce perros y un ciervo despeñándose por un barranco durante una batida no es un accidente ni un caso aislado: Es la demostración de lo cruel que resulta la caza.

Los perros explotados en cacerías sufren una vida de tormentos, desde estar apiñados en caniles de dudosa higiene hasta graves heridas en peleas con animales silvestres, cuellos cortados para arrancarles el microchip o incluso ahorcados en un poste del tendido eléctrico.

Además, el Código Penal no contempla que el ensañamiento con los animales salvajes pueda ser considerado como "maltrato" a pesar de que casi todas las Leyes autonómicas de Protección de los Animales prohiben las peleas y los espectáculos, lo mismo que graban los cazadores entre risas cómplices.

Países como Luxemburgo, Dinamarca o Alemania ya prohiben el uso de perros en cacerías, por considerarlo una modalidad de extrema crueldad, además del acoso al que se somete a otros animales silvestres, muerte de canes y gatos en fincas o incluso la transmisión de enfermedades a otros seres vivos, como ha advertido la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena.

Otros lugares han dado un paso más, como el Cantón de Ginebra en 1974 y el Estado de Sâo Paulo en 2018, prohibiendo todo tipo de caza al considerar que no sirve más que para generar un negocio para un lobby muy reducido pero con importantes contactos políticos e institucionales.

FIRMA LA PETICIÓN Y PIDE AL GOBIERNO DE ESPAÑA QUE TIPIFIQUE COMO DELITO EL MALTRATO A ANIMALES SILVESTRES, ASÍ COMO RESTRINJA EL USO DE PERROS EN CACERÍAS >>

 



Hoy: FFW cuenta con tu ayuda

FFW necesita tu ayuda con esta petición «No es un accidente, es maltrato animal #CazaEsViolencia». Únete a FFW y 108.429 personas que ya han firmado.