No es Australia, no es el Amazonas. Es la Argentina que se está quemando toda

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 300,000!


“NOS DICEN QUE SOMOS EL FUTURO PERO INCENDIAN NUESTRO PRESENTE”

Todos los años ocurren incontables incendios en bosques y humedales por todo el territorio nacional. Esto no solo pone en peligro cientos de vidas humanas sino que también arrasa con la fauna y flora de los ecosistemas afectados. En muchos casos fueron incendios intencionales que podrían haber sido evitados. 


Necesitamos que firmes esta petición para que el Poder Ejecutivo Nacional y las autoridades de cada provincia se encarguen de prevenir y mitigar los incendios, de manera urgente y a través de acciones que estén a la altura de las dimensiones de esta problemática. 

Argentina está en llamas. No podemos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo el fuego consume toda nuestra vegetación y afecta a las personas que allí viven. Es hora de actuar.

Este año, una histórica sequía en la Cuenca del Plata afectó al delta del Paraná incrementando los focos de incendios a lo largo de todo el territorio cercano al río. En lo que va del año, solamente en el delta del río Paraná, se registraron más de 27 mil focos de incendios y hemos perdido más de 340.000 hectáreas, sumado a todo el daño que esto conlleva hacia las personas que viven en estos lugares y la biodiversidad que alberga este sistema de humedales.

En la provincia de Córdoba ya hubo dos muertes: José Roble (muerte causada por asfixia)  y Cristóbal Varela Salas (con un 95% de su cuerpo quemado). Ambos murieron luchando contra el fuego, en un contexto de miles de evacuados y unas 150.000 hectáreas afectadas aproximadamente.  

No importa el camino o ruta que unx agarre en Formosa, se pueden ver cientos de hectáreas quemadas. Alertan que ya se quemaron 40.000 hectáreas según datos que maneja Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

En San Luis hay más de 60.000 hectáreas incendiadas solo en las últimas 3 semanas, y en Salta unas 1500. A su vez, en Tucumán las hectáreas quemadas superan las 80.000 entre campos productivos (caña de azúcar) y bosques nativos (Yungas).

En los últimos meses se detectaron focos de incendios intencionales e ilegales en las reservas naturales de Santa Catalina, Laferrere, Ciudad Evita e Isla Verde, en el Área Metropolitana del Gran Buenos Aires. El origen del fuego está enmarcado en acuerdos ilegales entre las autoridades locales y el sector del negocio inmobiliario; dichas maniobras han sido denunciadas por los consejos vecinales ya que no contemplan un aprovechamiento sostenible del ecosistema ni priorizan la salud pública de los habitantes. 

En la provincia de Corrientes hay alerta roja por el peligro de incendios en el contexto de las sequías. Es decir, no se pueden hacer quemas en ningún lugar, y menos sin permiso. Sin embargo, la provincia arde y los bomberos no dan abasto. 

El calentamiento global no es un problema del futuro, la crisis climática ya llegó. El incremento de la temperatura global genera cambios en el sistema climático dando lugar (entre otras cosas) a sequías y niveles bajos de lluvia que producen condiciones que posibilitan que año tras año se incremente la gravedad de los incendios. 

Necesitamos mayores recursos estatales dedicados a prevenir y apagar estos incendios, que se respeten las normativas vigentes, que aumenten el presupuesto al Sistema Federal de Manejo del Fuego, y que las autoridades de cada provincia se hagan cargo del ecocidio que estamos atravesando. 

Exigimos una #LeyDeHumedalesYa

Gracias por firmar.