Victoria

Colegio público ya en el barrio de #loslirios

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 680 firmas!


Se llama barrios invisibles a las zonas de las ciudades, alejadas generalmente de los circuitos turísticos, donde se acumulan déficits de distinta gravedad, desde los que afectan al urbanismo con calles sin pavimento o sin nombre, a casas fabricadas improvisadamente por sus propios moradores con los consiguientes problemas de integración social aparejados, lugares donde faltan los servicios públicos mínimos, donde la planificación urbana, el uso del suelo o la situación de la vivienda se abandonan sin resolver.

Escribo sobre ellos porque vivo en uno de esos barrios, en Los Lirios del Iregua en Logroño, donde llevamos cerca de diez años esperando a que nos construyan nuestro colegio y nuestro centro de salud, en su lugar contamos con un gran solar dotacional abandonado. Estas fechas he visto con tristeza como decenas de niños del barrio eran dispersados por colegios de otros barrios y no podrán ir a clase con los niños con los que juegan y conviven a diario en el parque. Me preocupa que esto afecte al desarrollo de nuestro barrio como tal y también que a las familias de esos niños se les aplique un gravamen de gastos en transporte que no tienen otros habitantes de la ciudad.

Pagar los mismos impuestos debería garantizar contar con los mismos derechos. Los Lirios es un barrio invisible en cuestión dotacional, es algo inadmisible y que debe resolverse de inmediato. Mientras tanto la intemperie y el silencio.

Nuestro barrio está absolutamente desatendido en términos escolares, obligando este curso a la cincuentena de niños de tres años que viven aquí a una diáspora por distintos centros (ver mapa que ilustra esta petición), con la consiguiente carga económica para sus familias en concepto de transporte y el lastre que esto supone para el desarrollo del barrio. Valdría recordar además aquí que tanto del CEIP Obispo Blanco Nájera como de esos otros colegios "más cercanos a nuestro barrio" nos separa una distancia importante y que, además, salvarla nos obliga o a cruzar la rotonda de la circunvalación de Logroño, con el peligro que eso implica para nosotros y nuestros hijos, o a ir por caminos sin apenas urbanizar, entendiendo este concepto como algo que va más allá de echar cemento o poner farolas, como es el caso de Río Lomo o el parque del Iregua o la calle Plantío.

Esta iniciativa ha surgido de una plataforma independiente y espontánea de padres del propio barrio, hemos pedido a la AAVV Los Lirios del Iregua que se una a nuestra lucha ya que, las dotaciones del barrio, son una de sus reclamaciones históricas desde que se creó hace una década.

 

 



Hoy: Enrique cuenta con tu ayuda

Enrique Cabezón necesita tu ayuda con esta petición «No a la discriminación dotacional del barrio Los Lirios de Logroño». Únete a Enrique y 679 personas que ya han firmado.