No maten a Pepe y a Flaquita

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


Hola mi nombre es Silvia y vivo en Puente Alto, cerca de una autopista donde suelen venir a botar animales.

En nuestra comuna no existen refugios municipales para los animales, tampoco campañas de adopción que vengan del municipio. Algunos sábados ponen a los animalitos en alguna esquina a ver si alguien quiere llevar alguno.

Si yo veo animales que necesitan comida les doy, pero sigo viendo como a los perritos los echan a la calle. Pepe es uno de ellos, tiene chip y una casucha en la calle, pero sus dueños no se preocupan por él y al final vive a su suerte y gracias a la voluntad de los vecinos que le dan cuidado y comida.

La historia de Flaquita: ella llegó a un recinto municipal donde estaba muy bien hasta que alguien atropelló al otro perrito que vivía con ella, entonces se asustó y hasta el dia de hoy solo aparece a ratos, incluso algunos guardias la echan. Ahí se encontró con Pepe que la cobijó y ahora andan siempre juntos. Aunque yo les doy comida, los vecinos del sector se asustaron y no sé cuánto más puedan quedarse ahí.

Yo adopté a varios perros y gatos a quienes cuido con mucho esmero, pero no vivo tranquila pensando que algo les puede pasar a los que no adopta nadie y siguen esperando en la calle.

El municipio tiene que hacerse cargo y si dicen que no tienen los recursos, al menos formen una alianza con refugios para que ningún animalito más se quede abandonado.

Según la Ley Cholito los municipios deberían encargarse de habilitar espacios, así que a ellos les corresponde dar protección y cuidados a los animalitos que no tienen más opción.