Petition Closed
9,193
Supporters
El Gobierno ha aprobado una amnistía fiscal que permitirá regularizar dinero negro a cambio de pagar un 10% de lo no declarado, permitiendo así que se el defraudador se quede legalmente el resto de la cantidad que normalmente tendría que pagar de acuerdo con el tipo aplicable. Esta medida supone perdonar y legitimar un grave delito: el fraude fiscal que cuesta a nuestras arcas miles de millones de euros cada año, y que, entre otras cosas, está suponiendo que el Gobierno deba recortar de forma brutal los servicios públicos y derechos sociales de todos los españoles. No podemos olvidar que no es cierto que no haya dinero para financiar nuestro Estado de Bienestar. Hay más riqueza que nunca. La única cuestión es que llevamos años dejando que los que poseen la mayor parte de la riqueza no contribuyan en igualdad de condiciones a la sociedad a través del pago de impuestos. A corto plazo, esta medida puede suponer un ligero alivio: animará a muchos defraudadores a regularizar su dinero para evitar que se les impute la comisión del delito, suponiendo así que el Estado pueda ingresar en sus arcas una cantidad considerable de dinero extra. Pero lo que se está haciendo de hecho es incentivar el problema que nos ha llevado al actual desastre, haciendo ver a empresas y grandes fortunas que no pasa nada por incumplir la ley y dejar de pagar impuestos escondiendo el dinero en paraísos fiscales. Si hay problemas, el Gobierno te perdonará a cambio de una pequeña suma. ¿Quién no va a intentar defraudar 50 millones de Euros si con pagar 5 millones al Estado todo queda saldado? Si quieres que todo el mundo pague sus impuestos en igualdad de condiciones, y que todo el mundo sea castigado del mismo modo por incumplir esta obligación, te invitamos a que firmes esta petición. No podemos olvidar que el PP, en el año 2010, rechazaba la amnistía fiscal por 'impresentable', 'injusta' y 'antisocial'. ¿En tan solo dos años se han olvidado de la dureza de sus palabras? Organizaciones como ATTAC llevan tiempo denunciando lo injusto e inmoral de una amnistía fiscal, que supone un inaceptable trato de favor para los de siempre: grandes empresas, banqueros y grandes fortunas. Miguel Ángel Luque Mateo, profesor titular de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Almería, en un artículo para ATTAC, ejemplificaba muy bien mensaje global que se les transmite: “mantengan los billones de dólares que tienen invertidos en los paraísos fiscales; nunca los vamos a pillar y si, excepcionalmente, ocurre una disfunción en el sistema, les concederemos la correspondiente ‘amnistía fiscal”. Si el Gobierno quiere obtener nuevos ingresos, hay maneras mucho más justas de lograrlo. Basta con hace un mínimo caso a las recomendaciones de los inspectores de hacienda, que han propuesto reiteradamente un plan antifraude que permitiría recaudar 54.000 millones de Euros adicionales (más info: http://gestha.es/?seccion=actualidad&num=238). ACTUALIZACIÓN 3/4/2012: La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado califica la amnistía fiscal como "éticamente impresentable", "un atentado contra el Estado de derecho" y "contraria a la Constitución". Más info: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/02/actualidad/1333394390_451569.html
Letter to
Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas - Cristóbal Ricardo Montoro Romero
cristobal.montoro@congreso.es
Estimado señor Montoro:

El Ejecutivo del que usted forma parte acaba de aprobar una amnistía fiscal tanto para las rentas no declaradas localizadas fuera de España como las ocultas dentro del país.

Pese a que la medida se puede justificar por la obtención de ingresos adicionales para las arcas públicas, ésta supone perdonar un grave delito como es la defraudación en impuestos. Este grave problema ha supuesto la merma de los ingresos del Estado. Y no podemos olvidar que su gobierno ha realizado el mayor recorte de servicios públicos de la historia reciente en España, bajo la premisa de no contar con fondos suficientes para la sostenibilidad del Estado.

Esta medida de “amnistía fiscal” es tremendamente injusta, puesto que quien se acoja a ella pagará menos que si hubiera tributado de forma convencional. De hecho, una propuesta similar fue tachada en el 2010 por su formación política como “impresentable”, “injusta” y “antisocial”.

No parece, además, que su medida vaya a solventar el problema del déficit estatal, ya que aunque pueda suponer la obtención de ingresos puntuales, incentivará a medio plazo la economía sumergida del país y el desvío de las grandes riquezas nacionales en paraísos fiscales del extranjero.

Por todo ello, le exijo como ciudadano que retire de inmediato la ‘amnistía fiscal’, para que a toda persona le sea exigido en igualdad de condiciones el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Atentamente,