Petición cerrada

Modifiquemos el programa Llet a les escoles.

Esta petición ha conseguido 5.511 firmas


El próximo curso 2017-2018, la Generalitat de Catalunya aplicará el programa "Llet a les escoles", que consiste en invertir 2,5 millones de euros para repartir leche de vaca a las escuelas que se hayan inscrito a dicho programa. Desde ¿Serás su voz? hemos rechazado, denunciado y rebatido este programa y sus razones. Podéis leer nuestra carta completa a continuación de esta petición, pero en resumidas cuentas:


1) La producción de leche de vaca implica una explotación cruel de las vacas y sus terneros, incluyendo causarles un trauma al separar madres e hijos.


2) La Generalitat arguye que la leche de vaca es muy importante para la alimentación infantil debido a su alta aportación de calcio, ignorando (o tapando deliberadamente) que las leches vegetales aportan las mismas cantidades de calcio, además de que hay multitud de alimentos vegetales con alta proporción de calcio (judías, tofu, almendras y un larguísimo etc).


3) La Generalitat afirma que la leche de vaca es sana, sin embargo aporta cantidades altas de grasas saturadas, colesterol, estrógenos y aminoácidos ácidos, debido a lo cual promueve la hipercolesterolemia, las dolencias cardiovasculares y la descalcificación ósea (todo esto está desarrollado, argumentado y corroborado con fuentes científicas en la carta mencionada).

En realidad, este proyecto responde a un intento de salvar la industria láctea catalana, puesto que el consumo de leche de vaca está reduciéndose desde hace diez años (y no sólo en Cataluña). No responde a una preocupación por la salud de la infancia y la juventud catalanas, sino para promover unos hábitos de consumo que salvaguarden los intereses corporativistas de la industria láctea.

Por ello, en defensa de los Derechos Animales y la salud de la infancia y la juventud catalanas, exigimos que se modifique el programa "Llet a les escoles" y se sustituya la leche de vaca por leches vegetales, o bien por frutas y verduras frescas y ecológicas.

¿Serás su voz? Movimiento por los Derechos Animales.

Los abajofirmantes declaran que avalan nuestra postura sobre la leche de vaca a nivel científico:

JAY SILVEY VERA. Graduado en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid.
MONTSERRAT DURAN SANS. Licenciada en Biología (agroalimentaria y biotecnología) por la Universitat de Barcelona.
ERNST WALTER HENRICH. Doctorado en Medicina por la Universidad de Colonia.
TATIANA MO PUJOL. Graduada en Fisioterapia por la Universitat de Lleida. Número de colegiada: 11603
SANDRA LÓPEZ CAPDEVILA. Licenciada con máster en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid.
----------------------------------------------------------

CARTA MANDADA A LA GENERALITAT DE CATALUNYA:

Desde la Organización ¿Serás su voz? rechazamos, denunciamos y rebatimos el programa "Llet a les escoles" que el Departament d'Agricultura, Ramaderia i Pesca está llevando a cabo en varias escuelas de Cataluña. Dicho programa, cuya prueba piloto ya se ha desarrollado y que se aplicará el curso 2017-2018 con una dotación unos 2,5 millones de euros, consiste en promover el consumo de leche de vaca en las escuelas, especialmente aquellas con un alumnado en mayor riesgo de exclusión social y que es más susceptible de no alimentarse correctamente. Este programa nos parece una inmoralidad, puesto que está utilizando dinero público para:
1) financiar y promover una actividad contraria a la ética y que implica un brutal maltrato animal (la producción de leche de vaca).
2) promueve una falacia pseudocientífica: la leche de vaca es un alimento necesario e importante para la alimentación infantil. Algo absolutamente falso y fácilmente rebatible
3) perjudica la salud de la infancia, puesto que la leche de vaca NO es sana para el organismo humano.


A continuación, vamos a desarrollar cada uno de los puntos expuestos.
1) La producción de leche de vaca se fundamenta en la reproducción forzada de las vacas y el robo de su secreción mamaria previa separación de la madre y la cría.
La vaca, como cualquier mamífero hembra, debe ser embarazada y parir para producir leche. Las vacas explotadas por la industria láctea apenas estarán unos pocos días con sus crías: éstas pronto serán apartadas de sus madres para ser explotadas y sustituir a las ya "inservibles" vacas "lecheras" cuando ya no resulten "productivas" después de una agónica existencia de cruel explotación y sean enviadas al matadero o, si la cría es macho, será enviado directamente al matadero. En cualquier caso, el destino de todo animal explotado para la producción de leche (y de carne, huevos y otros productos de origen animal) es morir aterrorizado en el matadero después de una vida de explotación y malos tratos.
Las vacas y sus crías tienen un fuerte vínculo materno-filial. La separación forzada de ambas es una crueldad despiadada que no puede justificarse desde ningún punto de vista. Hay sobrados documentos audiovisuales grabados por activistas de todo el mundo que muestran los terribles llantos de las vacas al quitárseles sus crías, o la mirada desesperada de un ternero al ser alejado de su madre.


2) La leche de vaca no aporta absolutamente ningún nutriente que no pueda obtenerse fácilmente y en cantidades óptimas a través de los alimentos vegetales. La nutricionista Carmen Vidal afirma que es muy importante porque es una buena fuente de calcio. Sí, las leches de vaca suelen aportar entre 110 y 120 mg de calcio por cada 100 ml. Exactamente las mismas cantidades que las leches vegetales (de soja, de avena, etc). No es necesario preguntarle a ninguna nutricionista: basta con ir al supermercado y comparar las tablas nutricionales de cada producto. Así que, por mucho que la señora Carme Vidal diga que la leche de vaca es un importante alimento para la infancia, y que es difícilmente sustituíble por su aporte de calcio, está faltando a la verdad. Y no solamente porque las leches vegetales aportan el mismo calcio que las de vaca, sino porque hay muchos alimentos vegetales que aportan grandes cantidades de calcio, además de muchos otros nutrientes como grandes varidades de otros minerales, vitaminas, aminoácidos y, además, con altas cantidades de sustancias antioxidantes como beta-carotenos y ácido ascórbico. Podríamos mencionar, por ejemplo, el brócoli, las almendras, el sésamo, el tofu, etc.
Sí, sabemos que la nutricionista Carme Vidal sabe muchísimo de nutrición. Y posiblemente de bioquímica aplicada a la nutrición también. Sin embargo, es curioso que de las/os cientos de nutricionistas disponibles, sólo se haya pedido la opinión a la directora de la cátedra de Nutrición de reciente creación por la Universidad de Barcelona y la empresa láctea Danone. También forma parte de la cátedra "Carn i Salut", promovida por diversas empresas de la industria cárnica (estrechamente relacionada con la industria láctea). Es evidente el conflicto de intereses. Preguntarle a la señora Vidal por las ventajas de la leche de vaca por encima de las leches vgetales es como preguntarle a un consejero de Endesa la ventajas de la energía eléctrica por encima de la solar. E igual de sospechoso es que se haya aplicado este programa justo cuando la industria láctea catalana está en recesión, según informó la CCMA, debido al auge de las leches vegetales. ¿No se estará intentando salvar a la industria láctea con fondos públicos?


3) La señora Vidal dice que no hay ningún fundamento científico que justifique el cada vez mayor recelo que existe hacia el consumo de leche de vaca. En realidad sí lo hay: numerosos estudios científicos nos muestran que la leche de vaca no es sana para el organismo humano. Citaremos dos. "Calcium, dairy products an bone health in children and young adults: a reevaluation of the evidence" (Pediatrics, 2004), que afirma que el consumo de lácteos daña la saud ósea en infancia y juventud; y "Should diry be recommended as part of a healthy vegetarian diet? Counterpoint" (American Journal of Clinical Nutrition) afirma que los lácteos no son recomendables en ningún tipo de dieta. Y, por si todo esto no fuera suficiente, el graduado en Bioquímica, que actualmente participa en proyectos de Hematología Oncológica y Nutrición Deportiva ,Jay Silvey Vera ,nos da una explicación a nivel molecular:
"Vital la consideración del impacto molecular del consumo de leche de vaca en humanos. Dando por obvio (aunque tras los acontecimientos recientes no tanto y es algo que a un bioquímico deja perplejo y más de parte de una supuesta documentada en nutrición) que la leche materna solo es necesaria 1) Durante el periodo de lactancia y 2) Vía materna natural. Por tanto, el consumo de leche de vaca es ABSOLUTAMENTE INNECESARIO en humanos en cualquier en etapa de su desarrollo de igual modo que lo es la leche de perra, de gorila o de murciélago, de antílope o de rata. Se procede a la consideración de ciertos componentes del perfil molecular de la misma centrándonos en la acidez, aunque también en el espectro hormonal y graso. Proteínas ácidas como caseína y lactoalbúmina favorecen, como prácticamente todas las entidades moleculares presentes en mayor medida en los productos de origen animal (como los aminoácidos ácidos tales como el glutamato o el aspartato), un contexto de acidez y pro-oxidativo paliado por sistemas tampón o buffer como el fosfato. En este caso el organismo, ante la inminente bajada de pH de la sangre, ejecuta la extracción de fosfato cálcico Ca3(PO4)2 del hueso con la consiguiente pérdida de calcio en forma iónica Ca2+ a través de la orina (sí, beber leche de vaca nos hace perder calcio) y neutralización del incremento de protones H+ que induce la bajada de pH. El balance es negativo para la masa ósea total y los niveles de calcio y por ello del crecimiento y correcto desarrollo de nuestrxs niñxs y jóvenes en este aspecto. Cabe mencionar los altos niveles de estrógenos (consideremos a la vaca como una hembra de 500kg en pleno periodo de lactancia al que se suma el estrés post-traumático de la separación y la imposibilidad de alimentarlo, los malos tratos recibidos y las condiciones deplorables e insalubres ya conocidas) y hormona de crecimiento (el ternero es un bebé que nace con 50kg y es capaz de ganar más de 100kg en un año) y el componente lipídico de colesterol y ácidos grasos saturados, siendo un alimento que, en resumen, cuenta con unos niveles de proteína poco excepcionales, sin ácidos grasos poliinsaturados u omegas ni fibra, responsable de múltiples alergias e intolerancias (debido quizás a que 1) No somos terneros y por tanto no somos el destinatario de dicha leche 2) Tras el periodo de lactancia la lactasa o beta-galactosidasa deja de expresarse constitutivamente revelando la innecesidad de consumir leche materna. Es cierto que las poblaciones occidentales que mantienen la expresión de lactasa son en realidad variantes anómalas sin sentido biológico que se vieron aventajadas, desde los pueblos ganaderos más primitivos, en casos de hambruna o sequía al poder procesar la leche de vaca o cabra en cualquier fase del desarrollo sin sufrir complicaciones digestivas. Si realmente es prioridad la salud de nuestras nuevas generaciones, su correcto desarrollo y no favorecer las tasas de osteoporosis, artrosis, artritis y fracturas tanto en jóvenes como en adultos y mayores (la tasa de osteoporosis es mayor en mujeres menopáusicas sobre las que coincide la recomendación de mayor consumo de lácteos), precisamente lo más recomendable es DEJAR DE FINANCIAR Y PROMOVER el consumo de un alimento cuya producción es la más INNECESARIA del consumo animal, la más CRUEL en cuanto a relaciones maternales-filiales (dudo mucho que nadie consumiese leche de perra si implicase preñar perras, separarles de sus cachorros y negarles el consumo de su leche para verterla en el café o fermentarla para hacer yogures para después matar a ambos una vez no sean rentables para la industria) y una de las más TÓXICAS para el organismo."


Por todo lo expuesto, exigimos a la Generalitat de Catalunya que:
1) deje de promover con dinero público iniciativas que implican maltrato y matanzas de animales y que merman la salud pública.
2) se modifique el programa "Llet a les escoles" y, en vez de distribuir gratuítamente leche de vaca, se distribuya leche vegetal o, mejor aún, frutas y verduras frescas y de producción ecológica.


Marc Barqué
Responsable de Comunicación y Prensa de ¿Serás su voz?



Hoy: ¿Serás su Voz? cuenta con tu ayuda

¿Serás su Voz? necesita tu ayuda con esta petición «Modifiquemos el programa Llet a les escoles». Únete a ¿Serás su Voz? y 5.510 personas que ya han firmado.