Mis hijos usurparon mi casa y cambiaron la cerradura. ¡Estoy en la calle y nadie me ayuda!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Mi nombre es Josefa Cala Caro, tengo 74 años y no puedo entrar en mi casa porque mis propios hijos la han okupado y han cambiado la cerradura. Aprovecharon que yo estaba ingresada en el hospital, usurparon mi casa y desde entonces no he podido volver a entrar. Hace un año de aquello y aunque sé que parece increíble, sigo sin una solución. 

Si es duro que okupen tu casa sin que puedas hacer nada, imagínate el dolor si quienes te dejan en la calle son tus propios hijos a quienes, como madre y a pesar de todo, sigues queriendo... Incluso con todo lo que te están haciendo sufrir. 

Hemos pasado por muchos (y muy dolorosos) intentos de conciliación, sin resultado. Y finalmente les he denunciado. Pero la justicia en este país es lenta y mientras espero a que los jueces tomen una decisión, nadie garantiza mis derechos fundamentales. ¿Cómo puede ser que mientras sucede el juicio quienes okupan la casa estén más protegidos que la persona a la que han dejado en la calle?

Mi caso particular ya está en manos de la justicia, pero no puedo quedarme así, viendo cómo esto volverá a sucederle a otras personas sin que nadie haga nada. Creo que hace falta tomar medidas urgentes para que nadie más tenga que pasar por lo que estoy pasando yo (sean tus hijos quienes usurpen tu casa o sean unas personas desconocidas). 

Pido por favor al Ministerio de Justicia que se establezcan protocolos que protejan a las víctimas de situaciones como la que yo estoy viviendo. Firma para pedir que en la Ley de Enjuiciamiento Civil aprueben medidas cautelares para casos de usurpación de una vivienda cuando el afectado se encuentre en estado de vulnerabilidad. ¡Debemos ayudar a la persona que está siendo la víctima, no a los culpables!

Cuando sucedió todo aquello me mandaron a una residencia para poder quedarse en mi casa, y tampoco pude acceder a las escrituras de la misma porque estaban dentro y, como os digo, no me dejaron entrar. Nadie te ayuda ante una situación así… Solo mi hija menor y el resto de familiares cercanos que están luchando conmigo para paliar esta situación y los vecinos que se están manifestando en mi barrio para que se sepa lo que está pasando.

¿Quién me devuelve los meses que llevo sufriendo con todo esto? ¿quién me compensa lo que está siendo este tiempo entre hoteles, casas de familiares y residencia porque no puedo entrar en mi propia casa? La poca fuerza que me queda se me está desgastando viendo cómo han okupado mi casa de forma ilegal y dejándome sin mis pertenencias. No puedo más...

Y aunque no sé qué va a pasar con mi caso ni cuándo, al menos espero que esto sirva para que NADIE MÁS vuelva a sufrir lo que estoy sufriendo yo.

Medidas cautelares YA que protejan a las víctimas vulnerables y no a los culpables.

Muchas gracias por su tiempo leyendo mi historia, firmándola y compartiéndola.

change.org/JusticiaParaJosefa