Maternidad Segura del Hospital Carrillo en contexto de Pandemia COVID -19

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes:
Farm. Ana María Nadal
Gobierno de Mendoza

Considerando que:

El Hospital Ramón Carrillo cuenta con la infraestructura ideal para permitir una Unidad de Nacimientos de Bajo Riesgo, asistido por un equipo de salud conformado en parte por Licenciadas en obstetricia, tal como se han planteado en países como España y Reino Unido.

Que estas unidades, además de brindar seguridad y atención de calidad, favorecen a:

a) Reducir el número de intervenciones obstétricas. Lo cual está directamente relacionado con mejores resultados perinatales y satisfacción de la familia.

b) Reducir el riesgo de infección para mujeres, sus bebés,  acompañantes y personal de salud al evitar espacios comunes como en entornos hospitalarios

C) Poco gasto de recursos y equipamiento, debido a la capacidad instalada en términos de estructura edilicia, y personal calificado de planta

Visto que:

A)   Es necesario acciones específicas para facilitar el cumplimiento de los derechos de las mujeres gestantes y  parturientas, amparados en las leyes 29529 y 26485 durante el estado de pandemia por COVID-19

B)   Los sistemas de salud en todo el mundo se encuentran saturados por el aumento de las consultas, internaciones , por una estructura permanente de escaso personal sanitario y un porcentaje considerable en condiciones de precarización contractual

C)   A diario se aconseja a la población no asistir a un hospital, a menos que sea estrictamente necesario.

D)   Las mujeres sanas embarazadas pueden evitar exponerse a infecciones si se organiza una maternidad en un lugar distinto al de tratamiento de enfermedades (hospitales)

E)   Hoy las instalaciones hospitalarias tienen un alto riesgo de contaminarse con Covid-19, según se ha evaluado en las experiencias actuales

F)    Actualmente, las personas gestantes que consultan por guardia en el Hospital Carrillo, debido a la actual resolución q limita su atención al momento expulsivo del parto son derivadas al Hospital Lagomaggiore,  institución de alta complejidad en donde se encuentran posibles casos de infectados con COVID-19 aumentando el riesgo de contagio para la mujer y el/la recién nacido/a.

 

Se solicita:

·         Mantener y priorizar maternidades y modos de control de embarazo aislados de las atenciones a pacientes por COVID-19 para beneficio de mujeres/personas gestantes, bebés y personal de salud en general, atendiendo al derecho de ser tratada como persona sana y de contar con acompañante durante todo el proceso

·         Reactivación y habilitación de la atención de mujeres en trabajo de parto y parto de bajo riesgo en la Maternidad del Hospital Dr. Ramón Carrillo, las 24 horas diarias (previa garantía de los recursos necesarios para lograr el cumplimiento de las CONE) favoreciendo, hoy más q nunca, las condiciones de bio-seguridad para personas gestantes y sus bebés y para el personal de salud de la maternidad

·         Disponer la maternidad del Hospital Ramón Carrillo, como una Unidad de Atención "limpia y aislada" para la asistencia de partos fisiológicos, de bajo riesgo y de mujeres sanas, descomprimiendo el Hospital Lagomaggiore y reorganizando el servicio de mediano y alto riesgo, en esta situación de pandemia.

·         Incluir la maternidad  del Hospital Carrillo para prácticas de  Residentes Anestesistas que deben hacer rotaciones,

·         Realizar las acciones necesarias para disponer de personal médico anestesista (UN anestesista) de modo de reunir las condiciones obstétricas y neonatales esenciales (CONE) para partos y cesáreas