PERSONAS CON VIH Y COMUNIDADES VULNERABLES DEMANDAN NO SE DESCONTINUEN LOS SERVICIOS VIH

PERSONAS CON VIH Y COMUNIDADES VULNERABLES DEMANDAN NO SE DESCONTINUEN LOS SERVICIOS VIH

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!
Al lograr 1,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Alianza Liderazgo en Positivo - Peru lanzó esta petición dirigida para Ministerio de salud del Perú

En el contexto de la actual emergencia sanitaria frente al COVID 19, signada por un incremento de las nuevas infecciones, colapso de los servicios de salud y desabastecimiento de oxígeno medicinal además de las consecuencias, tanto sociales como económicas de dicha situación, las redes regionales de personas con VIH y poblaciones clave de América Latina y el Caribe con presencia en el Perú.

Participantes de la Alianza Liderazgo en Positivo (ALEP) ciudadanos/as y  organizaciones aliadas, firmantes del presente pronunciamiento, deseamos expresar nuestra preocupación por la continuidad y calidad de los servicios de prevención, atención y tratamiento de VIH en los establecimientos de Salud y la respuesta del Estado en relación con la emergencia sanitaria por COVID19 en nuestras poblaciones:

Nos preocupa que actualmente no se están ofreciendo de manera continuada los servicios de tamizaje y de Atención Médica Periódica (AMP) para diagnosticar y tratar de manera oportuna tanto el VIH como las ITS, entre ellas, la Sifilis (recordemos que el último estudio de prevalencia  realizado en el país señala que la prevalencia de VIH en Hombres que tienen sexo con otros hombres es mayor al 10% y en mujeres transgénero supera el 31%) esto amenaza seriamente la vida y salud de las personas además de poner en riesgo el cumplimiento de las metas comprometidas para el país para la respuesta frente al VIH.

Nos preocupa que los insumos de prevención como condones, lubricantes y profilaxis post exposición no se están distribuyendo en la medida que la situación requiere, lo que puede resultar en un incremento de nuevas infecciones.
Nos preocupa la situación de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales, cambios inopinados de esquemas de tratamiento y falta de insumos y reactivos para el monitoreo de CD4 y carga viral, este último un indicador clave de la eficacia del tratamiento o la aparición de resistencias, con lo que no se puede garantizar la calidad de vida de las personas con VIH.

Nos preocupa, que, aunque desde el MINSA se insista en que la mortalidad en personas con VIH a causa del COVID 19, no es estadísticamente significativa, constatamos la recurrencia de fallecimientos por COVID en esta población: dada la dificultad para acceder a tratamiento antirretroviral continuo, por las medidas de inmovilización, el riesgo de abandono de tratamiento y deterioro de la inmunidad se incrementa y por lo tanto la vulnerabilidad de desarrollar síntomas graves de la COVID19

En ese contexto Nos preocupa que las personas con VIH no tengan canales de acceso rápido a las pruebas para diagnosticar la COVID19

Nos preocupa que el proceso de vinculación al TAR resulta extraordinariamente complejo en el contexto actual, resulta muy difícil para las personas con VIH recién diagnosticadas recibir tratamiento oportunamente

Nos preocupa particularmente que la Directiva Sanitaria 129/MINSA/2021/DGIESP que establece los mecanismos del proceso de vacunación frente al COVID19, señale que una causal de exclusión para la vacunación es la condición de vivir con VIH o tener SIDA, a pesar de que organismos internacionales como ONUSIDA señalan que:” Las vacunas incluyen parte del material genético del SARSCoV-2 (el virus que causa la enfermedad de la COVID-19),….. Ninguna de las vacunas en las que se está trabajando ni las ya aprobadas por los organismos reguladores utilizan vacunas vivas, por lo que deberían ser igualmente seguras para aquellas personas cuyos sistemas inmunitarios están dañados, como quienes viven con el VIH y aún no han logrado suprimir su carga viral”[1] y El CDC del Gobierno de los Estados Unidos señala asimismo que: “Las personas con VIH y quienes tienen un sistema inmunitario debilitado debido a otras enfermedades o por los medicamentos que toman podrían correr mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19”[2]. Por ello no nos explicamos las razones técnicas para dicha exclusión ni que no se señale que vacunas si estarían permitidas por las entidades reguladoras en Perú, para su uso en personas con VIH, esto lo consideramos, un atentado contra su derecho a la vida y salud
 

En ese sentido demandamos lo siguiente:

  1. Que se tomen las medidas necesarias operativas y financieras para asegurar la continuidad de los servicios de tamizaje para las poblaciones clave y vinculación a las personas recién diagnosticadas y que estas medidas incluyan la participación efectiva y apoyo financiero a los servicios comunitarios
  2. Que se transparenten los procesos de compra de medicamentos, reactivos e insumos para la respuesta frente al VIH y se tomen medidas urgentes y claras para evitar el desabastecimiento.
  3. Que se destinen establecimientos específicos donde las poblaciones clave puedan acudir a recibir servicios de AMP, tamizaje y otros insumos de prevención.
    Que se implementen estrategias de entrega domiciliaria de medicamentos antirretrovirales para evitar el abandono y la falta de adherencia.
  4. Que la vinculación a tratamiento se adapte a las necesidades de las personas con necesidad de tratamiento, sin añadir barreras al proceso y sin que se dificulte el acceso a tratamiento por problemas de corte burocrático o geográfico.
  5. Que se incluya en el paquete de servicios para personas con VIH el acceso a pruebas para el diagnóstico de la COVID19 de manera que se pueda asegurar mantener su calidad de vida.
  6. Que se incluya normativa y efectivamente en el proceso de vacunación contra el COVID19 a las personas con VIH y poblaciones clave en el marco del derecho a la vida y la salud y que se evalúe su priorización como parte de la Fase II (personas con comorbilidades)
     

Nos solidarizamos con los miles de peruanos y peruanas que han perdido la vida, salud, empleo, bienestar, protección alimentaria a causa del COVID, pero RECALCAMOS que es RESPONSABILIDAD DEL ESTADO A TRAVÉS DEL SISTEMA DE SALUD (MINISTERIO DE SALUD, ESSALUD, SANIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIALES), asegurar que no se descuiden ni interrumpan los servicios de tratamiento y prevención para VIH, para que no tengamos que luchar contra una, sino contra dos crisis de salud, con sus inevitables consecuencias sociales, y económicas.



[1] Las Vacunas contra el COVID19 y el VIH: https://www.unaids.org/es/resources/documents/2021/covid19-vaccines-and-hiv
[2] https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/underlying-conditions.html

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!
Al lograr 1,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.