Petition Closed
Petitioning Ministro de Educación José Ignacio Wert and 1 other

Ministro de Educación José Ignacio Wert: Por la no supresión de la asignatura de Ética en el cuarto curso de la E.S.O


 Acabo de firmar la siguiente petición pidiendo a:Ministro de Educación José Ignacio Wert

 

----------------

Por la no supresión de la asignatura de Ética en el cuarto curso de la E.S.O

 

Las constantes modificaciones o aún supresiones de las asignaturas de modalidad filosófica  en todas las reformas educativas han sido una constante a lo largo de los últimos años. La irrupción durante los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero del concepto de ciudadanía en las diversas materias, trajo consigo no tanto una ideologización de los contenidos cuanto una ampliación del currículo sin la correspondiente modificación horaria al alza, lo que llevó a una pérdida de calidad derivada de la incapacidad para profundizar en los conceptos filosóficos, éticos y políticos. Esa modificación, no obstante, se convirtió en un arma arrojadiza para el principal partido de la oposición, que vio en ella la oportunidad para eliminar toda posibilidad de reflexión en torno a esos temas en el ámbito educativo: la incapacidad para comprender que la oportunidad de establecer un debate serio sobre los principios éticos y políticos de nuestras sociedades no era un adoctrinamiento acrítico, sino una concesión a la madurez del alumnado, llevó a una persecución ideológica de muy amplio espectro en el que tanto profesionales de la educación como alumnos han salido perdiendo. Ello muestra a su vez cómo el concepto educativo del partido en el Gobierno está muy alejado de la realidad de hoy día: un alumno de ética o filosofía no memoriza y asimila acríticamente pautas políticas establecidas, sino que reflexiona sobre cada una de ellas con libertad y sin coacciones de ningún tipo por parte de los educadores. La idiosincrasia de las asignaturas filosóficas se basa precisamente en la máxima kantiana del sapere aude, el atreverse a pensar, y ese es un criterio que parece querer eliminarse de raíz en toda la educación obligatoria hasta cuarto de la ESO, y limitarse seriamente en bachillerato.

Al final de todo el ciclo de educación obligatoria, nos encontraremos con que nuestros alumnos no han reflexionado o discutido una sola vez sobre temas como la libertad, la dignidad, la igualdad, el derecho, la democracia o el sistema económico. Bien que puede darse la circunstancia de que hayan aprendido en qué consiste alguno de esos conceptos, no se les otorgará la posibilidad de debatir sobre sus fundamentos y sus posibles fallas.

A veces, los políticos no parecen reparar en el hecho de que el descrédito de la ciudadanía hacia su profesión, pueda deberse precisamente a la ignorancia de la función que desempeñan.

Mucho nos tememos que lo que se persigue, precisamente, es un alumnado poco formado en aspectos éticos y políticos que pueda convertirse en un ciudadano dócil y acrítico.    

 

----------------

 

Atentamente,

 

Letter to
Ministro de Educación José Ignacio Wert
Gobierno de España Ministerio de Educación, Cultura y Deportes
Sr. Ministro: Los miembros de la Red Española de Filosofia, que reúne a la práctica totalidad de las asociaciones y las organizaciones tanto académicas como docentes de Filosofía, y quienes se adhieren a esta carta, quieren solicitar de Vd. que, dentro del proceso de reforma de la enseñanza secundaria que su ministerio estudia en estas fechas, mantenga dentro del currículo del cuarto curso de ESO la materia de ÉTICA. Y con este fin nos permitimos exponerle algunos argumentos y subrayar la necesidad de esta asignatura para una correcta formación de los alumnos en la etapa obligatoria. Los argumentos iniciales son los siguientes:
si se suprime esta asignatura, los alumnos que solamente estudien la etapa obligatoria no recibirán jamás una formación ética, lo cual implica que, por un lado, no tendrán los instrumentos necesarios para una reflexión racional sobre los valores, el bien moral y la justicia, y, por otro, carecerán también de una iniciación a la actitud y la manera filosóficas de reflexionar, únicas que potencian un punto de vista universal por encima de las contingencias históricas

en el anteproyecto sobre el cual está trabajando su ministerio, apenas hay referencias a una educación en valores, y esta carencia debe subsanarse con la asignatura de Ética, la única que permite una reflexión racional y madura independiente de perspectivas parciales

el carácter instrumental de la asignatura no es sustituible por otras, ya que solamente la Ética, dentro de la Filosofía, ejercita la reflexión racional y el pensamiento crítico, además de potenciar otros instrumentos como la lectura y la escritura comprensivas, las técnicas de argumentación, y la conexión de los métodos y las conclusiones de otras disciplinas sectoriales

es fundamental que los alumnos que no estudien el Bachillerato reciban con esta asignatura también una primera introducción al saber filosófico, a la actitud que conlleva y a los instrumentos propios de la Filosofía
Avalan nuestra propuesta a favor de la ÉTICA, y su inclusión como materia obligatoria de cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria, con al menos dos horas semanales, la siguiente fundamentación y estas consideraciones: 1.- Ha sido una materia considerada como fundamental en todos los planes educativos anteriores y con la denominación de ÉTICA, entre otros: Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la educación secundaria obligatoria (BOE, del 16 de enero de 2001: p. 1829 en la cual aparece perfectamente indicada en sus 3 bloques temáticos, y desarrollados éstos en sus contenidos específicos, págs. 1852-1854); y en LEY ORGÁNICA 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (BOE, de 24 de diciembre de 2002: Ética, pág. 45197, como materia a impartir en la Educación Secundaria Obligatoria); y hasta ha querido ser recuperada en Real Decreto 1190/2012, de 3 de agosto (BOE, de 4 de agosto de 2012). 2.- Es una materia que se fundamenta en la dignidad del ser humano y promueve, tanto desde una perspectiva teórica como práctica, esta dignidad y una actuación consecuente con la misma. No reconoce otro fundamento que la propia dignidad del ser humano. 3.- Por lo anterior, fomenta de modo permanente el reconocimiento del otro y su dignidad, favoreciendo el debate racional, argumentativo y la crítica constructiva. Permite generar actitudes positivas en todos los alumnos y promueve por tanto, actitudes democráticas de respeto y tolerancia en sus diferentes formas y manifestaciones. 4.- Ayuda a formar personas autónomas, responsables y justas, así como competentes para asumir iniciativas para su emprendimiento personal o profesional. 5.- Reflexiona sobre los valores, la vida moral de los individuos y sobre los grupos humanos, facilitando la solución de conflictos desde una perspectiva racional y argumentativa y haciendo que se tienda a adoptar elecciones racionales y de vida más humana. 6- Resulta completamente necesaria para jóvenes cuya edad habitual es de quince años, y que –tanto si se orientan a la formación profesional como a la formación académica- necesitan analizar, debatir y esclarecer temas que serán fundamentales en su vida personal y profesional posterior. 7.- Promueve la incorporación crítica a la vida cotidiana de los valores que rigen la Declaración Universal de los Derechos Humanos, a cuya promoción y ejercicio se refiere el Preámbulo de nuestra Constitución. 8- Y tiene, además, un carácter instrumental, ya que contribuye a desarrollar el pensamiento crítico, el análisis de los discursos, y las capacidades de argumentación y de expresión oral y escrita. Estimula, además, el trabajo en común y la resolución argumentativa de las realidades sobre las que se debate. 9.- En resumen, la Ética es una materia ajustada a la dignidad y autonomía del ser humano. Es una materia instrumental y necesaria en la formación de sujetos libres y autónomos y de ciudadanos democráticos, y requiere, por tanto, el mantenimiento de un espacio específico y reconocido de reflexión y cultivo en el aula, propio del ámbito de la Filosofía. Por todo ello, y atendiendo a la invitación realizada a la comunidad educativa para participar en la discusión del Anteproyecto, las personas e instituciones abajo firmantes solicitan: Mantener la materia de Ética como asignatura obligatoria en el cuarto curso de la ESO, con una dotación horaria de al menos dos horas semanales de modo que pueda cumplir sus objetivos académicos y formativos.