"DE LA CÁRCEL SE SALE, DE LA TUMBA NO."

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


"De la cárcel se sale, de la tumba no.

Esas eran las palabras que utilizaba la ex pareja de mi madre cada vez que esta amenazaba con denunciarlo.

Desde hace siete meses lucho, junto a mi madre, para que se haga REALMENTE justicia. 

Todos vemos a diario campañas contra la violencia de género: en televisión, radio, prensa, muppis...Y creemos que hay "MEDIDAS" para ello. Y pongo medidas, entre comillas, porque la realidad, cuando la vives, es otra. Es puro "PARIPÉ".

Ella, mi madre, es una víctima más de la violencia machista pero hace siete meses decidió dar el paso, ESE GRAN PASO, que supone el denunciar a quien había sido su compañero, su pareja y padre de sus hijos: el amor de su vida.

Como dije, mi madre denunció y no una, sino dos veces, pero todo ha sido en vano.

La primera denuncia, por maltrato, cuya sentencia salió favorable para mi madre, ya que este "personaje" tenía una condena previa por agresión a su propia madre. Sí, sí, a su madre a la cual intento tirar por un balcón desde más de dos pisos de altura y que, posteriormente propició una paliza en presencia de mi madre y mi hermano de dos años.

En esa sentencia, se le condenaba a ingresar en prisión, por quebrantamiento de condena, ya que no había seguido el tratamiento de alcoholemia que le había impuesto la Jueza y a cumplir una orden de alejamiento de 500 metros del lugar de residencia de mi madre y de su puesto de trabajo. Pues bien, no tardó dos meses en quebrantar de nuevo la sentencia, presentándose en el trabajo de mi madre. 

Ella, con miedo, volvió a poner una segunda denuncia.

El día del juicio, mi madre presentó todo tipo de pruebas, desde mensajes de whatsapp hasta un testigo fundamental al cual, su ex pareja reconoció que había quebrantado la orden: la funcionaria que lleva su caso de violencia de género.

Pues bien, con todas las pruebas que aportó mi madre y teniendo en cuenta que el "personaje" había cambiado tres veces su versión, el fiscal dio la razón a mi madre.

¿Cuál fue nuestra sorpresa? 

Después de esperar CUATRO MESES a la resolución de la sentencia, el Juez del Juzgado de lo Penal número 2 de Santa Cruz de Tenerife, dictaminó dar la razón al agresor ya que las pruebas no podían ser "contrastadas".

¿CONTRASTADAS?

Y yo me pregunto, ¿qué más pruebas quiere el Juez que mensajes de texto que confirman lo ocurrido, la declaración de un agente de la policía y el hecho de que él mismo reconociera que había quebrantado la orden? ¿Que haya cambiado su versión tres veces tampoco cuenta? ¿No son pruebas más que suficientes? ¿Qué espera, que mate a mi madre para darle la razón?

En la misma sentencia, además, hay contradicciones  en las que el Juez se basa, que se leen a simple vista y que cualquiera, sin conocer el caso, vería.

Por eso, si estás leyendo esto, NECESITO TU AYUDA. Es el último medio que me queda, no sólo para ayudar a mi madre, sino a todas esas mujeres  y hombres que sufren violencia de género y que la justicia española no tienen en cuenta.

Durante más de dos años, mi madre recibió maltratos físicos, psicológicos y verbales. Este personaje le pegaba con la correa del perro estando embarazada, la amenazaba con cuchillos, la insultaba y dejaba por los suelos su autoestima. Mi madre, estando embarazada de mi hermano, se levantaba de madrugada para ir a trabajar y mientras él se dedicaba a salir a correr para "mantener su tipo".

Quiero que se haga realmente justicia, que se cumplan todas las campañas que hay contra la violencia de género, que se tomen medidas drásticas con sus agresores para que no vuelvan a quebrantar sus condenas, porque, si este personaje vio que el Juez le dio la razón MINTIENDO, volverá a quebrantar la orden una y otra vez. Porque, de nada sirve que le den un télefono a mi madre contra el maltrato si después un Juez hace lo que le da la gana.

Y lo próximo, ¿qué será? ¿Dar la custodia de los hijos a maltratadores?

No quiero que mi madre sea la próxima víctima y mucho menos mujeres en su misma situación. Ni ellas, ni sus hijos, que vivimos las mismas consecuencias que ellas, porque aunque a nosotros, los hijos, no nos hagan nada, también lo sufrimos.

Lo que tengo claro a raíz de todo esto es una cosa:

SI MI MADRE ES LA PRÓXIMA VÍCTIMA, LA CULPA SERÁ DEL JUEZ.



Hoy: Desiree cuenta con tu ayuda

Desiree Gonzalez necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Justicia: "DE LA CÁRCEL SE SALE, DE LA TUMBA NO."». Únete a Desiree y 3.188 personas que ya han firmado.