SOS GARZONES DE CHILE!!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Por medio de la presente, nos dirigimos a ustedes, con la finalidad de pedirles ayuda económica para las y los trabajadores del rubro gastronómico, que han visto sus ingresos fuertemente afectados debido la situación crítica que viene enfrentando el país desde el inicio del estallido social, el pasado 18 de octubre de 2019 , que sumado al efecto de la pandemia, hemos tenido como resultado la imposibilidad absoluta de desarrollar nuestra actividad económica. 

Según estadísticas de Empresas por rubro económico del Servicio de Impuestos Internos, al año 2016 éramos 324.135 trabajadores, entre garzones, ayudantes, bar tender y otros, los que nos desempeñábamos activamente en el servicio gastronómico. Lamentablemente, quienes nos desempeñamos en este oficio hemos sufrido un devastador panorama durante los últimos 10 meses, viendo paralizadas nuestras funciones de forma casi total y reduciendo nuestros ingresos entre un 60% y un 100%. Según un catastro realizado por elaboración propia a un total de 700 trabajadores en un período de 1 día, hoy en día cerca del 92% de los trabajadores nos encontramos cesantes o con suspensión laboral, en un 34% y un 57,8% respectivamente.

Por otro lado, es importante destacar que, según el artículo 4° de la Ley 20.918, los trabajadores de los establecimientos que atienden público a través de garzones, como restaurantes, pubs, bares, cafeterías y similares tienen derecho a percibir todas aquellas sumas que por concepto de propinas entreguen los clientes en dichos establecimientos, sea de forma directa y en dinero en efectivo al trabajador, como también a través de los medios de pago aceptados por el empleador, tales como tarjetas de crédito, débito, cheques u otros títulos de crédito. Asimismo, el empleador no puede disponer de ellas ni efectuar descuentos de ninguna naturaleza sobre las mismas. Este ingreso por concepto de propinas, es sumamente significativa en nuestro presupuesto mensual, ya que representan entre un 50 y un 80% de nuestros ingresos. Puesto que, por concepto de propinas, el 21,4% de los trabajadores del sector gastronómico perciben entre $100.000 y $299.000 mensuales, el 49,8% percibe entre $300.000 y $599.000 mensuales y el 25,5% percibe más de $600.000. A lo que se debe sumar el sueldo fijo, que suele ser equivalente al sueldo mínimo. Por lo tanto, las sumas percibidas superan los $400.000, que es el piso mínimo para acceder a los beneficios de la clase media.

Pese a lo anterior, no calificamos en ninguna de las medidas económicas que el gobierno ha puesto a disposición de la población hasta el día de hoy. Dado que, según el estudio realizado, cerca del 10% se encuentra calificado en el 40% más vulnerable de la población chilena, el 72,3% se encuentra excluido de dicha clasificación socioeconómica y el 17,7% restante no cuenta con Registro Social de Hogares.

Cabe destacar que, 58,4% de la fuerza laboral de esta industria corresponde al sexo masculino y el 41,6% corresponde al sexo femenino. Casi el 82,6% son jefe o jefa de hogar y el 8,4% corresponde a estudiantes. Por último, el 62,2% tiene uno o más hijos.

Tenemos la convicción de que las cifras anteriormente expuestas pueden ser aún más catastróficas, una vez que se conozca el impacto laboral que hemos sufrido desde el inicio del estallido social. Es por ello que decidimos organizarnos como agrupación de trabajadores de Chile, para pedirles que nos protejan laboralmente porque nos encontramos en completo desamparo e incertidumbre, pese a todos los esfuerzos que están haciendo las empresas del sector para sobrevivir a esta crisis económica.

Es importante añadir que, conforme a la evolución de las cifras y parámetros requeridos para avanzar a la Fase 5 del plan Paso a Paso del desconfinamiento, el sector turístico y gastronómico será uno de los más afectados económicamente, puesto que la recuperación de su actividad económica será pausada, dada las restricciones sanitarias e incertidumbre de la efectividad del desconfinamiento, abriendo en un inicio nuestras fuentes laborales en no más de un 50% de su capacidad. No teniendo claridad de cuánto tiempo nos tomará reiniciar nuestras actividades, recuperar nuestros empleos y percibir nuestros ingresos de manera regular e íntegra.

Debido a lo anteriormente expuesto, por medio de esta misiva les solicitamos facilitarnos las medidas de protección económica para la clase media y extension de la Ley de Protección al Empleo hasta que nuestras fuentes laborales vuelvan a la normalidad.

Esperando su pronta respuesta,

Se despide respetuosamente.

Personal de servicio al cliente del rubro gastronómico de Chile.