Oportunidades de mejora en el Centro del Patrimonio de Costa Rica y en sus funciones

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Ministerio de Cultura y Juventud                                                                 

República de Costa Rica

 

Estimados señores:

 

El presente grupo de costarricenses, preocupados por la constante pérdida del patrimonio arquitectónico y material en Costa Rica, considera fundamental que pronto se realice un cambio sustancial en el rumbo que ha tomado el Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura en los últimos años.

En la administración del presidente Luis Guillermo Solís Rivera fueron reiterados los cuestionamientos en las acciones que se tomaron con respecto a las remodelaciones (no restauraciones) de algunas edificaciones históricas, que en muchos casos consideramos las dañaron seriamente.  Como ejemplos podemos citar el desaparecido mural de 1963 del artista nacional Rafael Angel "Felo" García en el edificio Crisol (calle 9, avenida 8), las fachadas del antiguo Templo Bíblico de 1929 (calle 6, avenida 4), del Gran Hotel Costa Rica de 1930 (calle 3, avenida central) y del antiguo edificio La Magnolia de 1902 (calle 2, avenida central) que fueron modernizadas; o los cambios radicales que tienen pensado realizar en el Teatro Variedades y en la valiosa tramoya del Teatro Nacional.  

Si bien la ley los faculta a ustedes a intervenir solo en bienes declarados, consideramos que Patrimonio ha quedado debiendo en investigaciones previas para prevenir algunas demoliciones particulares, en campañas de asesoramiento para apoyar restauraciones privadas importantes, en la transparencia con que se realizan los contratos con empresas dedicadas a la restauración, en campañas de información y alertas públicas de bienes que hoy peligran, en la pronta intervención por el deterioro de algunos bienes, o en los largos proceso de análisis para incrementar la lista de edificaciones protegidas.

Un ejemplo reciente ha sido la demolición de la antigua casa del reconocido político y doctor Rafael Calderón Muñoz en Barrio Otoya, padre del expresidente Calderón Guardia, y en otras obras de reconocidos arquitectos que lideraron los inicios de la construcción en Costa Rica.  En muchos casos estos bienes fueron convertidos contradictoriamente en parqueos de vehículos, en un momento en que más bien se impulsa contar a nivel nacional con un transporte público eficiente y de acorde a las necesidades de nuestra sociedad. 

Otro caso contradictorio ha sido la asignación de c120 millones en el año 2016 por parte de Patrimonio para la restauración de la Escuela Andrés Briceño Acevedo de Quebrada Honda de Nicoya (de 65 años de edad), que nos parece muy bien, pero por otro lado con la construcción Circunvalación Norte se piensa demoler la Escuela Rafael Vargas Quirós en Colima de Tibás (de 90 años), y no se genera ninguna propuesta de traslado.

Esta crisis en la identidad nacional y falta de compromiso incluso debería ser objeto de estudio por historiadores, arquitectos y sociólogos.

Reconocemos las limitaciones presupuestarias que todas nuestras instituciones públicas y ministerios arrastran, pero confiamos firmemente que se pueden plantear diversas opciones para enfrentarlas. Por ejemplo: haciendo uso de voluntariado público o bien aprovechando estudiantes próximos a graduarse de universidades se podrían aumentar las actividades de educación y vigilancia de bienes, o para la generación de propuestas de mejora de los reglamentos complementarios que hoy no cumplen la función de proteger nuestro patrimonio. Falta involucrar a las Municipalidades a nivel nacional, que podrían tener un papel trascendental en la aplicación de normas y restricciones, o en crear conciencia por medio de pequeños museos rurales.  Consideramos que tampoco se han explorado posibles donaciones o colaboraciones de las empresas privadas u organismos internacionales como ICOMOS.  Finalmente se podrían programar tours históricos remunerados por las ciudades (muy frecuentes hoy en día), coordinados y patrocinados por el Centro del Patrimonio, pero apoyados en grupos organizados de las redes sociales como el que genera esta iniciativa.

Por lo tanto, considerando el inicio de una nueva administración en este Ministerio, vemos una oportunidad única para replantear objetivos y metas que generen cambios que puedan rectificar la falta de rumbo que hoy percibimos en materia patrimonial.  Aún estamos a tiempo de conservar lo que aún nos queda de nuestras antiguas edificaciones.

 

Muchas gracias.

 

Grupo Amantes de Casas Antiguas CR

 

cc:

Carlos Alvarado Quesada, Presidente de la República de Costa Rica

Arq. Claudia Dobles Camargo, Primera Dama de la República



Hoy: Amantes cuenta con tu ayuda

Amantes de Casas Antiguas CR necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Cultura y Juventud: Oportunidades de mejora en el Centro del Patrimonio de Costa Rica y en sus funciones». Súmate a Amantes y 3,141 persona que han firmado hoy.