Contra la violencia, contra el paramilitarismo en Cuba

Contra la violencia, contra el paramilitarismo en Cuba

0 have signed. Let’s get to 500!
At 500 signatures, this petition is more likely to be featured in recommendations!
Manuel Cuesta Morua started this petition to Michelle Bachelet and

 


Carta Pública al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

 


Contra la violencia, contra el paramilitarismo

 


                              Cuba, 27 de octubre de 2021

 


Estimada Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada, Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

 

Nosotros, los firmantes, ciudadanos y ciudadanas cubanas, activistas y ciudadanos de otras partes del mundo, quienes abogamos por el fin de la violencia global, que hemos trabajado en lugares donde la violencia crónica ha puesto fin a numerosas vidas, que conocemos tanto por experiencia como por testimonios documentados a lo largo de la historia a donde conduce la combinación entre violencia de Estado, en todas sus formas, y violencia civil, sea por motivos étnicos, religiosos, políticos o ideológicos, apelamos a Usted para que nos acompañe en la condena sin rodeos a la doble violencia institucionalizada en Cuba: la que proviene del Estado y la que, azuzada por este, adquiere los modos, estilos y discursos del paramilitarismo. 

 

El gobierno de Cuba mantiene en prisión a más de 500 manifestantes, entre ellos adolescentes, de los cientos de miles que marcharon pacíficamente pidiendo libertad los pasados 11 y 12 de julio en Cuba. Esto, luego de la dura represión policial desatada tras el llamado a la violencia civil del presidente no electo de Cuba. A muchos de ellos se les piden excesivas condenas y se les aplican delitos propios de escenarios de guerra, que nada tienen que ver con la situación internacional del país.

 

Esta violencia ha continuado en una variedad de formas ―institucional, de género, narrativa racial, virtual y de destierro―destruyendo a su paso, con el concurso de los institutos armados y de las llamadas Brigadas de Respuesta Rápida, el precario tejido civil y la armonía de miles de familias cubanas que ven como sus familiares son objetos de daño físico y psicológico, principalmente en prisiones, bajo una aparente cortina de legalidad.     

 

Con motivo de la convocatoria legítima de una manifestación pacífica el 15NCuba,  que tiene en el fin de la violencia una de sus cuatro demandas específicas, el presidente no electo de Cuba reitera su llamado a la confrontación violenta entre cubanos, después de que, en violación de un derecho constitucional basado en el ejercicio de la soberanía ciudadana, fuera negado el permiso a la Marcha Cívica.

 

En contra de esta Marcha Cívica pacífica que solo tiene por armas sus derechos, las ideas, la palabra y la tecnología digital, se reactiva la violencia asistida de los grupos paramilitares en Cuba de manera abierta, desembozada y con claros llamados al odio nacional, haciendo uso además de las redes sociales. Una prolongación, en modo ilegal, de la violencia excesiva de la policía y de sus Brigadas Especiales.

 

Ello debería preocupar y ocupar a todo el sistema de las Naciones Unidas, fundado en el propósito del mantenimiento de la paz, del que Cuba forma parte, incluyendo su Consejo de Derechos Humanos.   

 

Como Alta Comisionada de las Naciones Unidas es imprescindible su pública llamada de atención ante esta nueva amenaza de ruptura de la precaria paz civil en Cuba y del uso estatal del paramilitarismo. Una ruptura que comienza con el lenguaje del odio y con el entrenamiento de sus prácticas. A veces, el silencio de las Naciones Unidas ha sido el preludio de las peores espirales de violencia desatada por los Estados.  

 

Con el testimonio de nuestra más alta consideración,

 

0 have signed. Let’s get to 500!
At 500 signatures, this petition is more likely to be featured in recommendations!