Mi padre NO puede trabajar. Reconozcan su incapacidad permanente absoluta

Petición cerrada

Mi padre NO puede trabajar. Reconozcan su incapacidad permanente absoluta

Esta petición ha conseguido 18.603 firmas

Eduardo Sánchez-Rey Rodríguez-Palancas ha iniciado esta petición dirigida a Instituto Nacional de la Seguridad Social (Delegación Provincial de Ciudad Real)

Nunca había querido hacer público nada de esto, pero hay situaciones en las que uno explota y necesita gritar las cosas a los cuatro vientos.

Por desgracia mi padre NO puede trabajar. Por sus diferentes artrodesis (fijación de varias piezas de su espalda en diferentes operaciones), padece un dolor crónico que le impide trabajar, mantenerse en una misma posición, e incluso caminar durante un periodo corto de tiempo. Por eso hace nueve años le concedieron la incapacidad permanente total, e incluso por vía judicial le fue concecida la incapacidad permanente absoluta, pero ahora, sin que haya mejorado absolutamente en nada (al contrario), se la han denegado. Por favor, necesito que nos apoyes:

Firma aquí para solicitar al Instituto Nacional de la Seguridad Social que rectifiquen y concedan a mi padre la incapacidad permanente absoluta que necesita para poder vivir al menos de forma digna, reconociendo su incapacidad para todo trabajo.

La incapacidad permanente absoluta le permitiría a mi padre vivir con dignidad. Sin embargo, la que tiene reconocida actualmente, solo le incapacita para la que era su profesión, no para todo trabajo. Y eso NO es suficiente, ya que él NO puede trabajar.

Las fechas me bailan, pues no me las sé de memoria, pero mi padre está enfermo desde hace más de 10 años. Se ha sometido a varias operaciones fallidas en su espalda que le impiden casi caminar, sumado a su rigidez post-operatoria y su falta de sensibilidad en una de sus piernas. Esto hace que sufra bastante dolor a diario, el cual ni desaparece por muchos parches de morfina que se pegue en el cuerpo.

Después de su última crisis de dolor, y a pesar de que habiendo pasado el tribunal médico en cinco ocasiones nunca lo han incapacitado para toda profesión, vi necesario volver a tramitar la revisión de su incapacidad permanente por agravamiento. Pues bien, parece ser que el Equipo de Valoración de Incapacidades de la Delegación Provincial del INSS en Ciudad Real ha determinado que una persona que ni siquiera puede estar en una misma posición durante más de 15 minutos puede conseguir un trabajo en el que su rendimiento no disminuya, por lo que han denegado por sexta vez esta concesión, ya que según ellos, la gravedad no es suficiente.

Me gustaría, sinceramente, saber cuál es el punto al que tiene que llegar para que lo reconozcan. Pensaba que tener que aguantar el dolor con ayuda de la morfina debería ser algo más que suficiente, al igual que también debería haberlo sido el que la jueza, en el primer y último juicio sobre este tema que celebramos hace unos años, le diera la razón y aprobara su prestación durante unos meses, y digo unos meses porque el INSS, en su labor de ayudar a los ciudadanos, recurrió la sentencia y volvieron a reducir su pensión.

Mi padre tiene en este momento 53 años, y lleva desde prácticamente los 40 así, pasándolo mal por no sentirse útil. Escribo esto porque estoy harto, harto de que haya un sistema público de pensiones que falla, en la que personas incapacitadas para todo trabajo siguen haciéndolo en negro, y en el que los que no pueden hacerlo, tengan que aguantarse tal y como están.

Vergonzoso e injusto, y no puedo más, porque no puedo seguir viendo como mi propia familia lleva sufriendo lo que otros deciden. Como llevan renunciando a miles de cosas desde que prácticamente tengo memoria, y otras cosas mucho peores que afortunadamente no han sucedido porque mi madre tiene los mejores hermanos del mundo.

Tenlo claro papá, que a pesar de que hoy no tengas fuerzas para seguir luchando, a mí me sobran.

Petición cerrada

Esta petición ha conseguido 18.603 firmas