Mi hijo es ludópata. Regulen YA los anuncios de casas de apuestas y juegos online

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Aquel día mi hijo tenía 16 años, apostó dinero y tuvo tan mala suerte que ganó. Ganar dinero fue lo peor que pudo pasarle. Porque fue el principio de un gravísimo problema de ludopatía.

Mi hijo tiene 27 años y lleva 11 de ellos apostando. A sus 18 se gastó su primer salario en solo una semana. A eso le siguió un aislamiento progresivo del resto del mundo. Dejó sus estudios, perdió a sus amigos, se encerró en su cuarto... Ha habido épocas en las que ni siquiera podíamos dejar dinero suelto por casa porque él lo cogía cuando no le veíamos y se lo gastaba en apostar. Tocó fondo.

Hemos asistido a varias terapias especializadas en ludopatía y yo he centrado mi vida en intentar que salga de esto, pero es MUY, MUY díficil y yo ya no sé qué más hacer para ayudarle. La adicción al juego no se percibe como algo tan grave como las drogas o el alcohol, pero es igualmente una adicción, una enfermedad que destroza a las personas que la padecen y a todos los que estamos a su alrededor.

Por eso me lleno de rabia cuando veo que siguen emitiéndose a diario anuncios de juego en la televisión, en Internet, en medio de un partido de fútbol o en boca de un famoso que además es referente para miles de jóvenes en nuestro país. Por favor, BASTA YA. Esos anuncios incitan a jugar con una ligereza casi indecente, vendiendo la felicidad de mentira que conlleva el apostar. Debería ser ilegal. Si ya se prohibieron los anuncios de alcohol y de tabaco, ¿por qué no los del juego?

Llevan meses diciendo que van a aprobar el Real Decreto que regula la publicidad que fomenta la ludopatía (texto ya consensuado) pero la realidad es que lo tienen metido en un cajón. SÁQUENLO DE AHÍ, POR FAVOR.  Aprueben YA el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y de Juego Responsable. 

Muchas personas se han arruinado, personas normales como tú y como yo. Familias completamente rotas porque uno de sus miembros ha caído en esta lacra a la que por algún motivo (supongo que económico) nadie se enfrenta de verdad.

Nuestra historia no es una historia aislada, es la de muchísimas familias que ahora mismo están siendo víctimas de la ludopatía en España. La cifra crece, especialmente gracias a las plataformas digitales e Internet. El incremento de ludópatas jóvenes es escalofriante. Según datos recientes, tenemos la tasa más alta de Europa de afectados entre 14 y 21 años.

Pero a nadie parece importarle. 

Mi hijo está registrado voluntariamente en el RGIAJ (Registro general de interacciones de acceso al juego), lo que significa que él mismo ha pedido que no le dejen entrar en las casas de apuestas, casinos y lugares similares. Pero le dejan entrar, no le piden el DNI, yo misma he probado a excluirme y he entrado más de una vez porque nadie me lo ha pedido. Denuncio, va la policía, toman nota y ya está. ¿Y centros de atención psicológica? Los hay, sí, pero son muy pocos, así que acabas tirando de terapias privadas que cuestan unos 70 euros por sesión, algo que no cualquiera se puede permitir. Y todo así...

Solo los padres y familiares que padecemos esta lacra sabemos de lo que hablamos. Y vemos con indefensión cómo en vez de tomar medidas, lo que se hace es fomentar que vaya a más, publicitando el juego y las apuestas en horario “prime time”.

Ya no aguanto más…. Llevo años luchando desde el anonimato, desde la vergüenza, ocultándome, sintiéndome culpable en diferido, viendo cómo mi vida se desestructura por culpa de la ludopatía y viendo cómo otros siguen haciendo anuncios para fomentarla. Ya está bien.

Durante mucho tiempo la excusa para no aprobar este Real Decreto fue la falta de Gobierno, pero ya no nos sirve.

Cuantos más firmemos esta petición más presión haremos para que, en cuanto comience la nueva legislatura, la Dirección General de Ordenación del Juego (dependiente de la Secretaría de Estado de Hacienda, del Ministerio de Hacienda y Función Pública) apruebe el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y de Juego Responsable. Ayúdame firmando aquí y compartiendo mi petición, por favor.

Muchas gracias.