Derecho a la vida: Mau necesita y todos necesitamos de un resonador

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


Uds. conocen a Mau por esta petición: UNA RESONANCIA PARA LA VIDA, en la cual les conté de la necesidad de salvarle la vida a un pedacito de mi corazón que se acercó a mí incondicionalmente, -junto con Toti, mi perra-,  cuando un humano, dueño de una inmobiliaria, me había estafado y dejado prácticamente en la calle con tan solo mis valijas. Mis peludos estuvieron ahí cuando cualquiera mira para otro lado, MENOS ELLOS. 

La victoria de la petición anterior se dio porque hallé un método alternativo PERO PROVISORIO, -una ecografía transcraneal-, que detectó una masa en su cabecita. Pero si las cosas siguen bien y su anemia se revierte y otros valores suben, -incluso su peso-, quizá deberíamos hacer uso del RESONADOR, para saber si es un tumor, un tejido fruto de cicatriz por derrame o qué otro tipo de bulto se aloja en su peluda cabecita (algo que la ecografía no puede hacer). Así que nuestra lucha que comenzó viviendo juntos en un garaje prestado, ahora continúa desde una vida que muchas veces nos vuelve a poner a prueba. Necesito retribuir tanto amor y no bajar los brazos. 

Debido al gran impacto que tuvo la historia, fueron miles los que me han escrito al mail, al Facebook, a Change, diciendo que:

-tenían el mismo problema, -pero no se animaban a peticionar aquí-, 

-----------------------------------------Ó, en la mayoría de las veces ------------------------------

-dándome direcciones de Buenos Aires, lugar al que hay que recurrir al costo de dejar de trabajar, pagar hospedaje, traslado y estudios como si no tuviésemos derecho a la salud por vivir en otra provincia. 

En este lugar entrañable, CUNA DE LA INDEPENDENCIA, una de las Capitales más importantes del país, con una carrera de veterinaria recién completada y un hospital veterinario que no conoce como leer las imágenes de un resonador, ALGUIEN DEBE HABILITAR ALGÚN MEDIO POR EL CUAL dejar que los bichos, sus cuidadores y sus doctores, puedan tener derecho a la salud, a curar, al conocimiento y al enaltecimiento de una profesión  que merece ser ejercida con todos los medios para brindarse con todo su saber. Si esto no se logra, son muchos los animalitos que se condenan a la eutanasia. 

No es justo que tengamos que hacer miles de kilómetros para salvar una vida, hacer un análisis o cualquier DERECHO que tengamos, pero al que hemos renunciado por la mala costumbre de la resignación. 

Por eso te pido que seas de donde seas, firmes. Hay pocas provincias que tienen solución para este caso. Pero somos mayoría los que por distintas razones, -laborales, económicas, de distancia-, no podemos ir hasta el Obelisco como si fuese ir a la vuelta de la equina. 

NUEVAMENTE, MUCHAS GRACIAS!

 



Hoy: Gabriela cuenta con tu ayuda

Gabriela Borraccetti necesita tu ayuda con esta petición «Mau necesita y todos necesitamos de un resonador». Unite a Gabriela y 1,300 personas que firmaron hoy.